Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Campana de Huesca, La

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 20/08/2009

Entre los años 1369 y 1372 se escribió la primera versión legendaria de un suceso ocurrido durante el reinado de Ramiro II el Monje Buscar voz.... Está en la Crónica de San Juan de la Peña Buscar voz... y refiere que los aragoneses despreciaban a su rey, el reino estaba en plena anarquía y Ramiro no sabía cómo acabar con todo. Pidió consejo a su antiguo maestro el abad del monasterio de San Ponce de Tomeras (Francia) mediante un mensajero. El abad no contestó nada al enviado, sino que lo acompañó al huerto y, sacando un cuchillo, fue cortando todas las coles que sobresalían, dejando sólo las pequeñas. Entonces dijo: «Vete al mi señor el rey y dile lo que has visto, que no te doy otra respuesta». Ramiro II pensó que el gesto de su maestro debía interpretarlo en el sentido de eliminar a todos los que sobresalían por su postura antimonárquica y revolucionaria. Convocó Cortes Buscar voz... en Huesca, indicando que quería hacer una campana que se oyese en todo el reino. Cuando los nobles fueron llegando a las Cortes, el rey les hacía pasar a su consejo uno a uno, ordenando la ejecución de los revoltosos, hasta el punto de que ya habían muerto doce ricoshombres Buscar voz... antes de la hora de la comida. Cuando se supo su acción, se restableció la paz en el reino. Aquí acaba la versión antigua, a la que la tradición, oral y escrita, le ha ido añadiendo nuevos detalles.

Una noticia indirecta de que algo ocurrió en Huesca durante el reinado de Ramiro II el Monje se encuentra en dos fuentes independientes cristianas (Anales Toledanos Primeros y Fuero General de Navarra), escritas antes de 1188. También una fuente árabe, hace pocos años traducida, habla de que siete nobles quebrantaron la palabra dada por Ramiro II al gobernador almorávide Buscar voz... de Valencia, lo que obligó a ajusticiarlos, cortándoles la cabeza: el estudio de las fuentes documentales y cronísticas permite afirmar que, efectivamente, en 1135 se produjo entre Fraga y Huesca un asalto a un convoy musulmán por varios nobles aragoneses, y su correspondiente castigo. La documentación permite comprobar que ese año desaparecieron estos siete señores: Lope Fortuñónez de Albero, Fortún Galíndez de Huesca, Martín Galíndez de Ayerbe, Bertrán de Ejea, Miguel de Rada de Perarrúa, Íñigo López de Naval y Cecodín de Ruesta.

El hecho histórico pasó al campo literario con las subsiguientes variaciones. Un autor anónimo escribió a principios del siglo XIII un cantar de gesta Buscar voz... que se ha perdido, pero que conocemos a través de la versificación realizada por el autor de la Crónica de San Juan de la Peña. A base de esta prosificación, en la que se conservan algunos versos literalmente, se pudo reconstruir poco más de un centenar de ellos hace unos años. Pero no se tuvo en cuenta que el idioma de la Crónica responde al escrito en las proximidades del Ebro, mientras que el aragonés escrito en Huesca a principios del siglo XIII difería bastante, lo que obligará a estudiarlo de nuevo.

• Bibliog.:
Ubieto Arteta, Antonio: La Campana de Huesca; Alcorces, 4, Zaragoza, 1979.

• Folclore: Esta leyenda, de antiguo origen, ha dado lugar al dicho «más sonado que la Campana de Huesca», para referirse a un suceso de gran repercusión. Su creación pudo ser erudita y aparece por primera vez en la Crónica de San Juan de la Peña, de fines del siglo XIV, pudiendo fundarse en el texto de Tito Livio (I, 54), donde figura como protagonista Tarquinio el Soberbio, a quien consultó su hijo Sexto: aunque aquí faltó el complemento de la campana y el badajo de la leyenda. En Huesca se muestra la estancia del antiguo palacio real donde se asegura que tuvo lugar la matanza. Zurita Buscar voz... narró el hecho con dudas, y Traggia Buscar voz... asegura que «esto fue un asunto para dar color a la inutilidad de don Ramiro sobre el verdadero castigo o justicia ejecutada en 1136 en algunos rehenes que se hallaban en Huesca».

La leyenda Buscar voz..., adoptada inmediatamente por el pueblo, presenta al rey Ramiro II despreciado por los nobles, que le llamaban «rey cogulla», por lo que pidió consejo a través de un mensajero al abad de San Ponce, Frotardo, quien, en silencio, descabezó los tallos más altos de su huerta; entendiendo Ramiro el consejo, convocó a todos los nobles, y a medida que entraban en un lóbrego subterráneo de su palacio les fue cortando la cabeza uno a uno, para colocarlas, en número de quince, colgando de una bóveda, y en el centro, la del obispo Ordás: manifestó entonces que tal campana se oiría en todo el reino. Los elementos populares son claros, superpuestos al hecho histórico de la rebeldía de los magnates y el castigo regio; pero, en la forma que ha llegado a nosotros, la leyenda es totalmente inventada.

• Bibliog.:
Ubieto, Antonio: «La campana de Huesca»; Revista de Filología Española, Madrid, 1951, p. 29.
Sangorrín, D.: La Campana de Huesca; Huesca, 1920.

 

Monográficos

Aragón, de condado a reino

Aragón, de condado a reino

En la Edad Media nacerá un nuevo estado: Aragón.

Imágenes de la voz

Estancia donde se sitúa e...Estancia donde se sitúa el suceso ...

La Campana de Huesca. Evo...La Campana de Huesca. Evocación ro...

La Campana de Huesca. Óle...La Campana de Huesca. Óleo de Casa...

Grabado representando la ...Grabado representando la escena de...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT