Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Cabrero, Juan

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 02/05/2006

(Zaragoza, 1440 - ?, diciembre, 1514). Camarero mayor (V) del rey Fernando II Buscar voz... de Aragón. Su nombre ha pasado a la gran historia por haber sido eficacísimo protector de Cristóbal Colón. Desde 1477, ya casado con María Cortés, viuda de Juan de Manariello, lo vemos en la corte del entonces príncipe de Gerona y ya rey de Castilla y de Sicilia, como «continuo», y pronto como su camarero mayor; como tal servirá al rey durante casi todo su reinado, en cargo cuyas funciones le daban acceso casi permanente a la persona del monarca. «El camarero era -nos dice Juan Manzano- uno de los palaciegos más queridos de don Fernando». El cronista Oviedo, que lo conoció muy bien, como a tantos y tantos personajes de aquel tiempo, nos proporciona interesantes detalles de la gran familiaridad de Cabrero con el rey. Al final de su vida, ya viejo y ciego de cataratas, Cabrero continuaba en palacio, junto a don Fernando, «e pasava -dice el cronista- desde su aposento al del rey al tiempo que su alteza se vestía, e también quando después de comer se retrahía, e luego el rey le hazía dar una silla pequeña en que se asentava e razonava con el rey cordialmente e como con ombre que amava. Et así -concluye Oviedo- en el tiempo de las consultas del Estado más arduas e secretas era admitido, e su parescer tomado».

Después de leer estas líneas de Fernández de Oviedo nos explicamos sin dificultad el éxito de la gestión de Cabrero con el rey en el negocio del descubridor de América. Cabrero, con Deza, Santángel y algunos otros cortesanos, constituyen el grupo de incondicionales de don Cristóbal en la corte española. A diferencia de Talavera y Deza, él no participa en las últimas conversaciones con el nauta; pero su palabra insinuante, deslizada en la intimidad del regio aposento, hará profunda huella en el ánimo de su egregio interlocutor, hasta el punto de conseguir de él la aceptación de una empresa que parecía definitivamente desahuciada. Cristóbal Colón no olvidó nunca este gran favor de su amigo Cabrero, como lo prueba el pasaje de la carta dirigida al Rey Católico en el que le recuerda que el maestro del príncipe y su camarero mayor «habían sido la causa que los reyes tuviesen las Indias». Y el propio Las Casas, transmisor de la anterior noticia, revela que, mucho antes de llegar a su conocimiento la precedente epístola colombina, había oído decir que fray Diego de Deza y «el camarero Juan Cabrero, se gloriaban que habían sido la causa de que los reyes aceptasen la dicha empresa y descubrimiento de las Indias». Y apostilla el dominico: «debían cierto ayudar a ello mucho».

La importante parte que Cabrero tuvo en el descubrimiento halló su premio material.

Dióle el rey, en agradecimiento -documenta Serrano Sanz-, un repartimiento de indios en la isla Española, y como se levantasen clamores en Indias contra los que sin residir allí gozaban de tales rentas, el monarca, si bien accedió a esta petición, hecha por el almirante don Diego de Colón, procuró que no tuviese efectos retroactivos en lo tocante a Cabrero, a quien no quería perjudicar. De esta manera, Juan Cabrero debió de ser el primer aragonés que poseyó tierras en el Nuevo Mundo.

• Bibliog.: Fernández de Oviedo, Gonzalo: Batallas y quinquegenas; ms. de la Real Academia de la Historia. Manzano Manzano: Cristóbal Colón; Madrid, 1964. Casas, Fray Bartolomé de las: Historia de las Indias; México-Buenos Aires, 1951. Serrano y Sanz, Manuel: «Los amigos y protectores aragoneses de Cristóbal Colón»; Orígenes de la dominación española en América, Madrid, 1918.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT