Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Botorrita, bronces de

Contenido disponible: Texto GEA 2000

El yacimiento ibero-romano de Botorrita Buscar voz... ha visto, hasta la fecha, el hallazgo de un total de cuatro documentos escritos sobre láminas de bronce, lo que hace pensar en la existencia de un posible archivo en la localidad:

— En el patio de una casa agrícola del poblado del Cabezo de las Minas, en Botorrita, se halló, en 1970, un bronce escrito con letras ibéricas, en dos fragmentos. Se trata de una plancha gruesa, de 40,4 cm. de largo por 9,6, 10,5, 10,3 y 9,5 cm. de alto en cuatro puntos del rectángulo, y 4,5 cm. de ancho el fragmento pequeño. Carece de perforaciones o de señales de anillas para ser adosado a la pared, aunque pudo estar sobre un marco de madera o yuxtapuesto con yeso u otro material, si bien las líneas 1 y 11 están muy al borde de la plancha y hubieran sido cubiertas por cualquier tipo de marco que no fuera exterior.

Tiene inscripción por ambas caras, a las que llamaremos A y B; que ambas inscripciones son completas lo demuestra el que la A tiene un margen regular en el lado izquierdo y en el derecho, en la línea 7, la segunda s de gustaicos, al no caber, se ha puesto encima de la co. La cara B, por su parte, cubre solamente el fragmento grande del bronce, siendo el pequeño anepígrafo, con lo que queda muy claro que una vez escrito el A se rompió la plancha, se abandonó el pequeño fragmento de la izquierda y se aprovechó el bronce para grabar una nueva inscripción, la B, que resulta así considerablemente más corta, e indudablemente más moderna que la A. Ésta contiene once líneas, con un total de 565 letras, faltando sólo cuatro o cinco, sobre todo en la juntura de los dos fragmentos, y con lectura dudosa en otras tantas. La cara B se compone de nueve líneas con un total de 298 letras visibles. Una limpieza y tratamiento llevado a cabo en 1979 en el laboratorio del Museo de Barcelona puso al descubierto nuevas letras en la cara A y muchas en la B, en la que sólo se leían 169 y muchas de ellas dudosas.

Las palabras están separadas por dos puntos, lo que garantiza un mínimo de 114 palabras para la cara A, siendo más de una veintena los puntos visibles en la B. La incisión es firme y profunda, de mejor traza en la cara A, en la que los signos son ligeramente más pequeños. La cara A quedó junto al suelo cuando se produjo el incendio de Contrebia Belaisca y fue menos dañada por el fuego que la B. Debe anotarse también que la posición de las letras es invertida verticalmente, de la cara B respecto de la A, y que al corto texto de la B le sobró espacio, de suerte que la última línea termina 11 cm. antes de llegar al borde, y hay 1 cm. desde ella a la parte inferior de la plancha.

Respecto del idioma en que están escritas las inscripciones, los filólogos estiman, unánimemente, que es una lengua indoeuropea, sin precisar más, aunque es indudable la presencia de palabras análogas a otras del vasco moderno que bien pudieran haberse incorporado desde las poblaciones preindoeuropeas de la comarca, que están comprobadas arqueológicamente, a los nuevos invasores. Se han realizado numerosos estudios filológicos sobre el texto, centrados en intentos de interpretación del mismo (Eska, 1989, Olmsted, 1991) o en sus aspectos lingüísticos. Es indiscutible que los dos textos corresponden a manos y épocas distintas y que el B es posterior al A y escrito con propósito de abandono o inutilidad de éste; cualquier lectura de ambas caras en conjunto conducirá a resultados inaceptables. Una posible datación podría fijarse a principios del siglo i a. C. para la escritura de la cara A, y de unos treinta o cuarenta años después la B, con una data ante quem del 49-48 (batalla de Ilerda); el descubrimiento del Bronce de Contrebia Belaisca en 1979, del 87 a.C., apoyaría esta datación. Algunas palabras de ambos bronces, referentes a nombres de varón, coinciden, como el Letondu de la cara B, y otros son claramente de pueblos como gustaicos, abuluubocum, etc.; en media tessera hospitalis de bronce de la misma procedencia se lee tondi.

— La llamada Tabula Contrebiensis, hallada a finales de 1979, es una inscripción en lengua latina que recoge un texto jurídico, datado el 15 de mayo del año 87 a. C., en una lámina de unos 41 x 20 cm. Recoge, en veinte líneas, un pleito entre alavonenses (de Allavona, Alagón) y saluienses (de Salduie, Zaragoza), a propósito de la construcción por éstos de una conducción de aguas por terrenos comprados a los sosinestanos (hasta entonces, desconocidos). Los alavonenses se consideraron perjudicados y las partes acordaron encomendar el fallo a neutrales (los magistrados de Contrebia Belaisca, Botorrita), que dieron razón a los saluienses. Todo ello previo conocimiento y con la sanción aprobatoria del procónsul romano, Cayo Valerio Flacco.

La pieza confirma el carácter indoeuropeo de la lengua hablada por los habitantes del Huerva y su organización en gentilitates o clanes suprafamiliares, varios de los cuales formaban una Ciudad-Estado (como Contrebia). Confirma, también, que los alavonenses y saluienses hablaban lengua preindoeuropea (vascón, los primeros; ibero, los segundos), gracias a los nombres de persona que se mencionan.

El Bronce es casi coetáneo del Bronce de Áscoli (turma salluitana Buscar voz...), pues está datado el 15-V-87 a.C. (el ascolitano es del año 89 a.C.) y fue hallado en igual lugar que el bronce hallado en Botorrita en 1970. Este conjunto de epígrafes ilumina de manera extraordinaria una zona mal conocida, por la escasez de fuentes escritas. Se pone de manifiesto que la Salduie de los sedetanos Buscar voz... era el punto fronterizo entre vascones, iberos y celtíberos Buscar voz..., y el interés de Roma por la vigilancia de esta comarca de confluencias. La mayor importancia del documento radica, no obstante, en ilustrar -caso único hasta el momento de su hallazgo- un procedimiento judicial seguido per formulas (esto es, según lo que luego iba a ser característico en el Derecho romano), y no per actiones legis (procedimiento arcaico y ritual que comienza a ser desplazado en los siglos III y II a.C.).

— En octubre de 1992 fue encontrado un tercer bronce, conocido como «gran bronce de Botorrita», en las excavaciones realizadas bajo la dirección de María Antonia Díaz Sanz, en una zona situada al Sureste del Cabezo de las Minas. La lámina de bronce, con unas dimensiones de 73 por 52 cm., apareció rota en dos grandes fragmentos y un buen número de fragmentos más pequeños; la totalidad de la placa fue completada un tiempo después con el hallazgo del resto de piezas. Presentaba seis orificios de fijación. El texto comprende una serie de nombres y gentilicios (más de doscientos), relacionados bajo un epígrafe que permanece sin descifrar. Se supone que está escrito en lengua céltica, a pesar de que se utilizó alfabeto ibero, ya que la lengua celta carecía de alfabeto propio. Los diferentes autores que lo han estudiado plantean hipótesis respecto a su naturaleza, posiblemente jurídica o quizás religiosa.

— Un nuevo bronce en lengua céltica y alfabeto ibero fue entregado por un vecino a la responsable de las excavaciones, María Antonia Díaz, en 1994. Se trata de un fragmento, de 14 por 14 cm., de una pieza mayor, que debió reflejar, probablemente, un acto de naturaleza jurídica.

• Bibliog.: Beltrán, Antonio: «La inscripción ibérica, sobre bronce, de Botorrita»; Anejos Arch. Esp. Arq., VII. Díaz Sanz, María Antonia: «Primer avance sobre el gran bronce celtibérico de Contrebia Belaisca (Botorrita, Zaragoza)»; Archivo Español de Arqueología, 1993. Fatás, G.: «Un nuevo bronce latino de Contrebia»; Boletín de la R. A. de la Historia, CLXXVI, 3, Madrid, 1979. Del mismo, diversos trabajos en Heraldo de Aragón: 1979, 6-XII, y 1980, 15, 18, 19, 20, 22 y 23-1, 13, 14 y 16-V y 8-VI. D’Ors, A.: «Las fórmulas procesales del Bronce de Contrebia»; Anuario de Historia del Derecho Español, Madrid, 1980.

 

Monográficos

Los Pueblos Prerromanos

Los Pueblos Prerromanos

Conoce a los iberos, celtas, y otros pueblos prerromanos que poblaron Aragón.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT