Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Bordado

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 03/12/2009

Es toda labor de relieve ejecutada con aguja e hilo sobre un fondo penetrable; este fondo es, por lo general, tejido. El bordado de tipo culto actúa siguiendo modelos pintados, emulando los tonos de la pintura. Entre sus muchas técnicas destacan, para las mejores ejecuciones, las siguientes: el punto de matiz o bordado de sedas, en el que las puntadas de hilos de seda de distintos colores y tonos son finísimas, y las distintas tonalidades se intercalan sin que haya línea de separación, consiguiendo una verdadera pintura; cuando estos matices se usan en la representación de la carne se llama encarnado; el oro llano, que es el punto más frecuentemente realizado con hilo de oro: se cubre el lienzo con una serie paralela de torzales sujetos por puntadas de seda naranja; apretando unas u otras puntadas se consiguen toda serie de dibujos; el hilo de oro empleado es diferente según los tiempos y calidades: el oro de Chipre se empleó hasta el siglo XIV, el llamado «torzal» se introduce en el siglo XIV y permitió los mejores efectos en el bordado, y en el siglo XVII se empezó a usar el jiraspe, que era más barato y de similar efecto; el oro matizado o punto de oro y sedas, que consiste en un punto de matiz sobre una preparación de oro llano: el oro queda casi oculto y provoca efectos de transparencia.

Según los motivos representados y cómo se ejecutan, recibe el bordado distintos nombres; los más conocidos son los de imaginería, que representa escenas; el bordado al romano con medallones, cartelas y acantos; el de trepas, realizado por la unión de piezas de diversos tejidos ensamblados, contorneados y sombreados. El bordado de imaginería es característico del apogeo gótico; el realizado al romano o a trepas es propio del Renacimiento.

De las piezas antiguas, la más conocida es una capa pluvial procedente de Daroca, hoy en el Museo Arqueológico Nacional; es una obra capital de la técnica conocida con el nombre de opus anglicanum, fechable hacia los últimos años del siglo XIII o primeros del XIV. Está bordada en oro matizado en tres y cuatro tonos de puntadas finísimas y en las mejillas puntadas en forma de espiral. Contiene doce escenas de la Creación y otras tres con Dios Padre, el Calvario y la Anunciación, y una cenefa con diez figuras de santos. Los marcos de las escenas son en forma de cuadrados lobulados.

De mediados del siglo XV es otra capa pluvial conservada en el Museo Colegial de Daroca Buscar voz...; en el capillo lleva la escena de San Miguel aplastando al demonio, y en la cenefa seis ángeles con los instrumentos de la Pasión; la técnica es de oro matizado y oro llano de tipo hispanoflamenco.

Del siglo XVI y XVII hay buenos conjuntos en casi todas las catedrales y colegiatas aragonesas, tanto de bordado de imaginería como al romano; Daroca sigue destacando por los ejemplares conservados.

Del siglo XVIII, el conjunto más importante conservado es el de la colegiata de Daroca, conocido con el nombre de «el Corpus» por usarse en esta festividad. Los motivos bordados con jiraspe y lentejuelas son de rocalla sobre tejido de raso blanco. De finales del siglo XVII o principios del XVIII es otro terno con motivos vegetales y bordado al modo de Manila (técnica similar al matiz de tipo chino), también conservado en el mismo museo de Daroca, el cual conserva otro terno de raso negro bordado con canutillo de azabache, magnífica obra del siglo XIX.

Aragón tiene documentados bastantes bordadores: del siglo XVI, en Zaragoza viven Juan de Leiden, Juan Darbaiceta, Jaime Albert, Gabriel Álvarez, Domingo Vallejo, Agustín Álvarez, Baltasar de Miranda, del siglo XVIII son José del Río, Agustín Molina, José Orbaiceta, Manuel Luzuain. Residentes en Daroca en el siglo XVI encontramos a Miguel Cueva, Diego Suárez, Gaspar Banu Huelant, Martín Selius.

• Bibliog.:
Niño Mas, Felipa: «La capa de Daroca»; Anuario del Cuerpo Facultativo de Archivos, Bibliotecas y Arqueólogos, III (1936), pp. 55-77.
Esteban Lorente, Juan Francisco: Museo Colegial de Daroca; Ministerio de Educación y Ciencia, Madrid, 1975.

 

Imágenes de la voz

Bordado de los arreos de ...Bordado de los arreos de la caball...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT