Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Bolea

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Villa de La Sotonera (H.); alt., 627 m.; 836 hab. en 1980, 655 en 1991.

• Encicl.: El nombre de Bolea viene de bols, vocablo de origen indoeuropeo. Primitivamente, castillo sobre las breñas; el pueblo creció después en la ladera. Si realmente existió una fortaleza, castro defensivo en la frontera ilergeto-vascona, el lugar lo ocupa ahora la extraordinaria colegiata, que guarda valiosas obras de arte.

Bolea ejerce la capitalidad municipal de La Sotonera, formada por Aniés, Esquedas, Lierta, Plasencia del Monte, Puibolea, Quinzano y la propia localidad de Bolea. Celebra fiestas anuales del 20 al 22 de enero y del 23 al 26 de agosto.

• Arqueol.: Restos de varios yacimientos, que han proporcionado mosaicos Buscar voz... con tesselae vidriadas de época tardía, una escultura Buscar voz... romana femenina acéfala. El conjunto de mayor interés está ubicado en la partida de la Corona, en el que han aparecido restos en búsquedas y en trabajos agrícolas, habiéndose realizado algún sondeo estratigráfico a cargo del Museo de Huesca. Han aparecido restos de muros de sillares, ladrillos, tegulae manmatae y cerámicas, todo ello denuncia una villa con su sistema de calefacción. También se ha localizado en las cercanías un yacimiento indígena anterior.

• Hist. Med.: Tras la reconquista de Loarre y Marcuello, Bolea se convirtió en el principal reducto de la defensa musulmana. Con la entrega a los cristianos de Puibolea quedó casi bloqueada. Fue conquistada en 1083 y diez años más tarde Sancho Ramírez Buscar voz... concedía al monasterio de Montearagón su iglesia. Esta conquista no fue duradera, pues se perdió en fecha desconocida. Con la conquista de Huesca quedó aislada completamente hasta que, en septiembre de 1101, Pedro I Buscar voz... la sitió. Los musulmanes de Zaragoza intentaron socorrerla pero fueron vencidos en octubre de ese mismo año, y poco después capituló Bolea. Tras la rendición, la guarda del castillo quedó bajo el poder de Fortún López. Los abades de Montearagón la hicieron cabeza de un rico priorato. Su iglesia adquirió en época posterior el título de colegiata. Perteneció a la sobrecollida de Huesca y en 1495 contaba con cien fuegos.

• Arte: Santa María de Mueras. Es el monumento más antiguo que se conserva en la villa. Iglesia románica, profundamente alterada a partir del siglo xvii. Originariamente tenía una nave rectangular, dividida en tres tramos, separados por arcos torales con capiteles de labra superficial, portada con tres arcos de medio punto en gradación y ábside semicircular, que se ha perdido. Obra de fines del siglo XII, fue reestructurada en 1693, 1701 y 1834. Se encuentra en estado ruinoso.

—Colegiata de Santa María la Mayor. Se levanta en el lugar que ocupaba el antiguo castillo, del que se conservan vestigios mínimos. Parece que fue construida entre 1535 y 1556 por el arquitecto Baltasar Barazábal, ayudado por su hijo, llamado también Baltasar, los cuales podrían haber participado en la construcción de la catedral de Barbastro.

Es de planta rectangular, de 36 x 21 m., y consta de tres naves, cabecera, coro y capillas laterales practicadas entre los contrafuertes del lado del Evangelio. El conjunto está cubierto con bóvedas estrelladas, que apoyan sobre cuatro esbeltos haces de columnas éstas señalan las naves y sobre medias columnas estriadas adosadas a los muros laterales. El ábside rectangular está en el centro de la cabecera y tiene a ambos lados sendas capillas: la de la derecha fue alargada y cubierta con cúpula. El coro, prolongación de la nave central, sale del perímetro del templo. En el exterior, de aspecto austero, muros de sillería, recios contrafuertes y dos líneas de ventanas de arco semicircular. En el coro, ventana circular. Portada renacentista con las armas de Aragón, pares de columnas estriadas, frontones y las imágenes en piedra de la Virgen, San Lorenzo y San Vicente.

El retablo del altar mayor, anterior a la iglesia actual y dedicado a Santa María, conjuga la pintura veinte tablas y la escultura treinta y una figurillas talladas en el cuerpo, el grupo central, el Calvario, y diecisiete figuras en relieve en el basamento. En el compartimiento central, el Calvario con las tallas del Crucifijo entre la Virgen y San Juan; el óculo eucarístico; y bajo gablete ricamente tallado, imagen de la Virgen en actitud orante, de pie sobre una media luna y rodeada por ocho pequeñas tallas de ángeles. En los compartimientos laterales, doce tablas narran la vida de la Virgen, la Santa Cena y el Lavatorio. En la predela, seis tablas con la historia de la Pasión de Jesús. A los lados, dos puertas con las figuras sedentes del papa San Gregorio y del obispo San Agustín. En el basamento, bajo doseletes, diez medias figuras que representan los apóstoles. En cuerpo saliente, el tabernáculo, que podría ser posterior al resto del retablo, con seis figuras de cuerpo entero, presididas por Cristo Resucitado. El retablo debe de fecharse hacia 1507. Se ha venido atribuyendo a Pedro de Aponte, pintor del Rey Católico. Sin negar su participación, recientemente se ha atribuido, con respetable argumentación, a maesse Joan de Lovaina, pintor, y al escultor Gil de Brabante, domiciliado en Huesca. Ambos trabajaban juntos en 1510 en un retablo para Bujaraloz. El retablo de San Sebastián tiene guardapolvo, un cuerpo principal con tallas y una predela con siete tablas de pintura. Cobijadas por un gablete y sostenidas por peanas, cinco tallas policromadas que representan a San Roque, San Blas, San Sebastián, San Fabián y San Agustín. Las tablas narran el martirio de San Andrés, el juicio de San Vicente, los estigmas de San Francisco de Asís, la Piedad, el juicio de San Lorenzo, la decapitación de dos mártires y la victoria de San Miguel Arcángel. No se conserva documentación ni ha sido estudiado el retablo. Podría ser el que pintaba Pedro de Aponte en Bolea en 1507, y las esculturas y mazonería de Gil de Brabante.

La capilla de Santiago, renacentista de mediados del siglo XVI, fue construida como prolongación del pequeño ábside lateral y cubierta con cúpula octogonal estrellada sobre pechinas. El retablo de Santiago también renacentista, tiene la estructura de madera y son de alabastro las imágenes y grupos escultóricos. En el remate, terminado en frontón, el Calvario con la Virgen, el Crucifijo y San Juan. Debajo de la cornisa, los cuatro evangelistas y medallones con las figuras sedentes de Isaías y David. En la hornacina central, imagen grande de Santiago peregrino, y en hornacinas laterales, San Miguel alanceando al demonio y San Juan Bautista. En el basamento, grupo de la Piedad y las adoraciones de los Reyes Magos y de los Pastores. Guarda la colegiata de Bolea otros numerosos retablos en las capillas laterales, barrocos los de Santa Bárbara, el Pilar y San Vicente— del siglo XVII, y neoclásicos, como los del Calvario y el Rosario, del siglo xviii.

—Iglesia de Nuestra Señora de la Piedad. Neoclásica, del siglo XVIII, edificada quizá en el lugar que ocupaba la parroquia medieval de Santo Tomás. Conserva mobiliario litúrgico procedente de la ermita de la Trinidad y de la iglesia de Mueras. Destacan una talla de la Virgen con el Niño, dentro de un marco profusamente tallado, del siglo xvi, y los retablos barrocos de San Antonio y las Almas.

• Bibliog.: Arco, Ricardo del: Catálogo monumental de Huesca; Valencia, 1942. Durán Gudiol, A.: Catálogo monumental del obispado de Huesca; vol. I. Naval, Antonio: «Retablo de Santa María la Mayor de Bolea»; en Seminario de Arte Aragonés, 22-24, pp. 127 y ss.

 

Imágenes de la voz

BOLEA (Huesca)...BOLEA (Huesca)

BOLEA (Huesca) BÓVEDA DE ...BOLEA (Huesca) BÓVEDA DE LA COLEGI...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT