Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Concilio Vaticano I

Contenido disponible: Texto GEA 2003  |  Última actualización realizada el 12/03/2010

Concilio Vaticano I. Inaugurado por Pío IX el 8-IX-1869, sería suspendido «hasta mejores tiempos» el 21-X-1870, al mes de entrar en Roma las tropas de Víctor Manuel. Los obispos españoles, fresca aún la herida de la desamortización Buscar voz..., se enfrentaban entonces con el anticlericalismo Buscar voz... del Sexenio Buscar voz..., lo que hace comprensible su adhesión inquebrantable al papa y su alistamiento en bloque al grupo de los infalibilistas: un hecho que no se repitió en ningún otro episcopado europeo y que, por ello, confiere mayor significado a la actitud dialogante del arzobispo de Zaragoza Buscar voz..., Manuel García Gil Buscar voz..., y a la menos rígida del insigne maellano Pantaleón Montserrat Buscar voz..., obispo de Barcelona.

García Gil fue uno de los seis prelados consultados por el papa, en la primavera de 1865, sobre la oportunidad de celebrar el concilio ecuménico. En su respuesta se quejaba de las limitaciones que imponían los gobiernos a la potestad eclesiástica, y aludía al Regium exequatur, a la enseñanza y a la libertad de expresión. Ya en la etapa preparatoria, el nuncio Franchi nombró una comisión con el encargo de realizar una encuesta a todos los obispos españoles sobre la disciplina eclesiástica y otros asuntos pastorales. El aragonés Vicente de la Fuente Buscar voz..., historiador y canonista, fue nombrado secretario de la misma. Dicha comisión elaboraría también un informe sobre la opinión pública y las actitudes adoptadas en España frente al concilio.

Ya comenzado el concilio, se hicieron listas de partidarios y opositores de la infalibilidad pontificia. García Gil apareció en todas las listas y fue, en consecuencia, el más votado cuando se eligieron (14-XII-69) los miembros de la importantísima diputación de la fe. El aragonés Mariano Barrio Buscar voz..., arzobispo de Valencia, había sido ya nombrado para la congregación de excusas, mientras que Montserrat lo sería para la diputación de disciplina. Al Vaticano I asistieron también los obispos de Tarazona, Cosme Marrodán, y el de Huesca-Barbastro, Basilio Gil Buscar voz....

El arzobispo de Zaragoza sería aplaudido al hacer una llamada enérgica a la responsabilidad de los padres conciliares, que llevaban ya dos meses discutiendo sobre el Pequeño catecismo mientras su grey estaba expuesta a las bestias rapaces. Menos afortunado fue al responder las objeciones que había presentado contra la infalibilidad el gran historiador Hefele (17-V-70). Por estas fechas García Gil participaba en unas conversaciones con la minoría, en las que se llegó (según Ullathorn; Vide Butler, The Vatican Council, 327) a elaborar un «plan casi maduro para un acuerdo». Poco después el discurso de Montserrat (10-VI-70) actuaría en el mismo sentido. Anticipándose al Vaticano II Buscar voz..., plantearía el primado en conexión con la potestad de los obispos, señalando que también éstos han sido constituidos en pastores de sus iglesias por el Espíritu Santo y que lo característico de la potestad «papal y ordinaria» es ser fundamento de la unidad de la iglesia universal. García Gil pasó a la historia como figura de primer plano del Vaticano I; Montserrat sería rehabilitado más tarde. Ambos representan una cierta posición de centro apenas insinuada por las circunstancias del momento.

Ver voz Iglesia católica Buscar voz....

• Bibliog.:
Carta pastoral que el metropolitano y sufragáneos de la provincia eclesiástica de Zaragoza dirigen, de común acuerdo, a sus muy amados diocesanos, encargándoles la más perfecta e inviolable adhesión a la doctrina del Santo Concilio Ecuménico Vaticano, y remitiendo al mismo tiempo ejemplares de sus Actas y de la Bula «Apostolicae Sedis»; Zaragoza, 1873. Art. «Vaticano I» (Espasa).
Martín Tejedor, J.: «Concilio Vaticano I», en Diccionario de historia eclesiástica de España I.
Id.: «El episcopalismo de Montserrat y N. en el con. Vat. I»; Estudios Eclesiásticos, 45 (1970), pp. 533-565.

 

Monográficos

El fin del siglo XIX en Aragón

El fin del siglo XIX en Aragón

La burguesía toma el poder en los vaivenes políticos de una época en la que se inicia la industrialización y la lenta transformación agraria.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT