Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Cinco Villas, comarca de las

Contenido disponible: Texto GEA 2003  |  Última actualización realizada el 01/12/2009

ÍNDICE DE LA VOZ

DATOS DE LA COMARCA

  • Año de creación: 8 de enero del 2003
  • Población: 33.584 (INE 2008)
  • Superficie: 3.062,50 km2
  • Densidad: 10,96 hab/km2
  • Municipios que la conforman: Ardisa, Asín, Bagüés, Biel, Biota, Castejón de Valdejasa, Castiliscar, Ejea de los Caballeros, Erla, Frago (El), Isuerre, Layana, Lobera de Onsella, Longás, Luesia, Luna, Marracos, Navardún, Orés, Pedrosas (Las), Piedratajada, Pintanos (Los), Puendeluna, Sádaba, Sierra de Luna, Sos del Rey Católico, Tauste, Uncastillo, Undués de Lerda, Urriés, Valpalmas.
  • Capital administrativa: Ejea de los Caballeros

SITUACIÓN GEOGRÁFICA Y FORMACIÓN DE LA COMARCA

La comarca de las Cinco Villas se ubica al norte de la provincia de Zaragoza Buscar voz... y al noroeste de Aragón Buscar voz.... Limita con las comarca de la Jacetania Buscar voz... al norte; Hoya de Huesca Buscar voz... al este; al sur con Zaragoza Buscar voz... y la Ribera alta del Ebro Buscar voz... y finalmente al oeste con la comunidad foral de Navarra. La región forma parte de tres cuencas hidrográficas importantes como son la de los Arbas, el Aragón Buscar voz... y el Gállego Buscar voz.... La parte septentrional de la comarca comprende los relieves montañosos pertenecientes a las sierras exteriores pirenaicas (puerto de Sos y sierra de Santo Domingo Buscar voz... ); un suave plano inclinado enlaza la zona montañosa con las tierras meridionales de la depresión, en la cual predomina la llanura y en la que únicamente los relieves tabulares de las Bardenas Reales y los montes de Castejón Buscar voz... se alzan por encima de las llanuras de erosión labradas por los ríos Arba de Biel Buscar voz... y Arba de Luesia Buscar voz....

Vista aéra de Uncastillo. Archivo Santiago Cabello

Esta formada por 31 municipios: Ardisa Buscar voz..., Asín Buscar voz..., Bagüés Buscar voz..., Biel Buscar voz..., Biota Buscar voz..., Castejón de Valdejasa Buscar voz..., Castiliscar Buscar voz..., Ejea de los Caballeros Buscar voz..., Erla Buscar voz..., El Frago Buscar voz..., Isuerre Buscar voz..., Layana Buscar voz..., Lobera de Onsella Buscar voz..., Longás Buscar voz..., Luesia Buscar voz..., Luna Buscar voz..., Marracos Buscar voz..., Navardún Buscar voz..., Orés Buscar voz..., Las Pedrosas Buscar voz..., Piedratajada Buscar voz..., Los Pintanos Buscar voz..., Puendeluna Buscar voz..., Sádaba Buscar voz..., Sierra de Luna Buscar voz..., Sos del Rey Católico Buscar voz..., Tauste Buscar voz..., Uncastillo Buscar voz..., Undués de Lerda Buscar voz..., Urriés Buscar voz... y Valpalmas Buscar voz.... En 2008 contaba con una población de 33.584 habitantes y posee una superficie de 3.062'50 km2 lo que supone una densidad de 10'96 hab/km2. El nombre de este territorio proviene de los términos aglutinados en torno a sus cinco villas históricas: Ejea de los Caballeros, Tauste, Sádaba, Sos del Rey Católico y Uncastillo.

Se constituye mediante la ley 26/2002, del 26 de noviembre, publicada en el Boletín Oficial Aragonés el 29 de noviembre del 2002. Sin embargo, no se formó oficialmente hasta el 8 de enero del 2003, asumiendo todas sus competencias el 1 de marzo de ese mismo año. La capital de la comarca es la localidad de Ejea de los Caballeros.

La creación de la comarca está basada en los principios históricos, ya que la unidad territorial de las Cinco Villas proviene desde el siglo XIII, conformada en torno al merinado y la sobrejuntería de Ejea. Con la instauración del nuevo régimen borbónico en el siglo XVIII, se establece el corregimiento de las Cinco Villas, con capital en Sos.

HISTORIA

La comarca de las Cinco Villas cuenta con una riqueza arqueológica Buscar voz... y patrimonial, fruto de las diversas civilizaciones que se asentaron en esta zona. En la Prehistoria hay que destacar la profusión de vestigios de asentamientos en la Edad de Bronce, período muy documentado a través de los diversos hallazgos realizados en la zona, entre los que destaca el de La Valchica Buscar voz..., situado en Ejea de Caballeros. Se trata de una excavación en la que se encontraron en 21 hachas planas de cobre ubicadas en los primeros momentos de la Edad de los Metales. Además, la transición del Bronce Final hasta la primera edad de Bronce viene documentada gracias al descubrimiento de la estela en la Tiñica del Royo en Luna, cuya función era señalar la tumba de un importante personaje. En la estela se representan un escudo redondo con escotadura en V y debajo una lira.

En el período previo a la romanización, las Cinco Villas se convierte en un territorio de frontera cultural entre los pueblos iberos Buscar voz..., vascones Buscar voz... y celtíberos Buscar voz.... Los autores clásicos hablan en sus crónicas sobre los celtas Buscar voz... suessetanos Buscar voz... y su capital Corbión Buscar voz..., hoy todavía sin localizar y asolada por Terencio Varrón. También cuentan de la ocupación de los vascones de las tierras abandonadas por los suessetanos y de su ciudad, Segia Buscar voz..., identificada con Ejea de los Caballeros. Sin embargo el asentamiento más importante localizado y excavado de este período es el del oppidum de Valdetaus, en el término municipal de Tauste. Esta ciudad iberorromana, cuyo nombre original desconocemos, que fue fundada en el siglo II y debió ser destruida en el transcurso de las guerras sertorianas.

La romanización del territorio debió ser rápida, como prueba la presencia de varios jinetes de Segia en la Turma Salluitana Buscar voz..., nombrados en el Bronce de Áscoli Buscar voz.... Esta romanización se vio favorecida por el paso de la vía que unía a Caesaraugusta con Pompaelo (Pamplona), lo cual queda testimoniado por el hallazgo de diversos miliarios Buscar voz... a lo largo del camino, y por el surgimiento de diversas villae que explotaban unas grandes extensiones de campos de cereales.

Mausoleo de los Atilios. Archivo Santiago Cabello.

Yacimientos como el de los Bañales Buscar voz... y La Pesquera de Uncastillo, Cabezo Ladrero en Sofuentes, los mausoleos Buscar voz... de los Atilios Buscar voz... y la Sinagoga de Sádaba o, más tardíamente, el sarcófago Buscar voz... paleocristiano de Castiliscar dan buena muestra de la importancia de la zona en el período.

En la Edad Media, las Cinco Villas quedó como territorio de frontera entre cristianos y musulmanes, y se da origen a la dinastía muladí de los Banu Qasi Buscar voz... en estas tierras. Las Altas Cinco Villas (Luesia, Sos, Uncastillo…) fueron incorporadas en los primeros años del siglo X al Reino de Pamplona por el rey Sancho Garcés I Buscar voz..., mientras que el sur se mantuvo bajo la administración musulmana hasta el siglo XII, cuando Alfonso I Buscar voz... inició las conquistas de Ejea y Tauste.

En la primera época prerrománica bajo la dinastía pamplonesa se inicia la construcción de una línea de castillos en materiales frágiles como la madera para la defensa de los territorios, pero también se edificaron toda una serie de iglesias como la del monasterio localizado en el Corral de Calvo en Luesia. Esta iglesia es de nave única y cabecero recto con unos sillares perfectamente labrados.

Con el reinado del pamplonés Sancho III el Mayor Buscar voz... se aseguró definitivamente la frontera y se inició la fortificación de la línea defensiva en materiales más duraderos como la piedra que ya no iban a volver a ser traspasados por los musulmanes. Tras su muerte, el nuevo reino de Aragón con la mayor parte de las poblaciones cristianas de Cinco Villas, quedaban para su hijo Ramiro Buscar voz....

La finalización de la conquista cristiana de la comarca se da con Alfonso I el Batallador, rey de Pamplona y Aragón, quien toma las ciudades de Ejea y Tauste a los musulmanes en 1105.

A raíz de la rápida conquista de un vasto territorio surge el problema de la despoblación. La política seguida por la monarquía será la de conceder fueros Buscar voz... y cartas pueblas Buscar voz... con unas condiciones muy favorables a quienes poblaran las nuevas zonas del reino. Así, en 1110, se concede el fuero en Ejea, otorgando la carta de ingenuidad y franqueza a sus pobladores, estableciendo algunas normas jurídicas. Posteriormente, los sucesores del Batallador ampliarían los privilegios de la villa, cuyos vecinos recordarían en las sesiones de Cortes su condición de caballeros. Caso similar fue el de Sádaba, poblada a fuero de infanzones.

Hechos destacables en la historia medieval que tienen como escenario a las Cinco Villas son la celebración de las Cortes de Ejea en 1265, en las que se aprobó el nacimiento de una nueva institución fundamental para la historia aragonesa: el Justicia de Aragón Buscar voz.... Así como la firma del Tratado de Uncastillo Buscar voz... en el palacio que Pedro IV Buscar voz... mandó construir en la villa, por la cual se aliaban los reyes navarro y aragonés con el nuevo pretendiente al trono castellano, Enrique de Trastámara, para derrocar a Pedro I el cruel Buscar voz....

También es reseñable la presencia de una importante comunidad de judíos Buscar voz... en las Cinco Villas, que fueron atraídos gracias a las beneficiosas cartas de población del siglo XII. En el siglo XIII ya existían las juderías Buscar voz... de Ruesta, Uncastillo, Sos, Luna, Tauste, Ejea de los Caballeros, Biel, El Frago y Luesia, cuyas aljamas Buscar voz... se mantendrán activas en muchos casos hasta el momento de la expulsión Buscar voz... en 1492.

En la Edad Moderna es destacable la visita que realizaron en 1542 el monarca Carlos I Buscar voz... y su hijo Felipe Buscar voz..., documentada en Sádaba y Ejea de los Caballeros. De aquel momento data una importante obra con gran beneficio económico para la zona: el canal de Tauste, que iba a suponer la roturación de nuevas tierras.

Las consecuencias de la Guerra de Sucesión se sufrieron en las Cinco Villas más que en otras zonas aragonesas. Especialmente cruel fue el saqueo que sufrió la villa de Ejea por el ejército de Felipe V.

La entrada del siglo XX trae aires renovados al territorio con la creación de un ferrocarril inaugurado en 1915. Éste atravesaba las localidades de Tauste, Ejea, Biota y Sádaba, y trajo a la zona una prosperidad económica palpable a la que se unía la construcción del canal de Bardenas, que regaría 30.000 hectáreas de la comarca de las Cinco Villas. Un proyecto muy ambicioso que empezó en 1932 y se vio paralizado por el estallido de la Guerra Civil Española. Como en cualquier zona española, esta región sufrió las represiones de los dos frentes. Tras un período de posguerra en la que el hambre y el estraperlo fueron los protagonistas, el gobierno de Franco decide seguir con la construcción del canal de Bardenas Buscar voz... y el embalse de Yesa que fueron inaugurados en 1959 por el caudillo. Debido a estas construcciones empezó a surgir un fenómeno social el de los pueblos de colonización Buscar voz... que se asentaban en las superficies regadas. El Instituto Nacional de la Colonización (INC) concedía a cada colono un lote compuesto por una vivienda, una finca, un huerto y, en función de la demanda, una caballería o diferentes animales de cría. Los aspirantes debían cumplir una serie de requisitos, entre los que figuraba la necesidad de acreditar moralidad y conducta aceptables a través del informe de las autoridades locales o el párroco. Las tierras, recién niveladas, eran duras de trabajar y, al igual que el resto de los bienes, debían amortizarse a través de bajos intereses.

Los nuevos pueblos de colonización en las Cinco Villas son Camporreal Buscar voz... en el término municipal de Sos; Bardena del Caudillo Buscar voz..., Santa Anastasia Buscar voz..., El Bayo Buscar voz..., Pinsoro Buscar voz..., Valareña Buscar voz... y Sabinar Buscar voz..., pertenecientes al municipio de Ejea; Sancho Abarca Buscar voz... y Santa Engracia Buscar voz... al de Tauste; y Alera Buscar voz... al de Sádaba.

CLIMA

La diferente altitud de los municipios que la conforman provoca una variedad climática según el territorio. De esta manera, en el norte de la comarca se caracteriza por tener un clima húmedo con abundantes precipitaciones que rondan los 900mm anuales. Una media que va descendiendo conforme se acerca al Valle de Ebro, Uncastillo 750 mm, Ejea de los Caballeros 468 mm o Tauste 350 mm. La temperatura anual del territorio ronda entre los 8ºC y los 14ºC en los pueblos más próximos a la Ribera del Ebro. Por lo que respecta, a l norte los inviernos son muy fríos y los veranos frescos.

NATURALEZA

El territorio posee nueve Lugares de Importancia Comunitaria que suponen el 7,1% de la superficie total. De esta manera, están considerados LICs la zona de Sotos y Mejanas de Ebro, Río Onsella, Río Arba de Luesia, Río Arba de Biel, Loma Negra, Montes de Zuera, El Castellar, San Juan de la Peña y Oroel, Sierras de Santo Domingo y Caballera. Por lo que respecta a las Zonas de Especial Protección para las Aves se hallan cuatro en la comarca que son: Lagunas y Carrizales de Cinco Villas, Loma Negra - Bardena, Montes de Zuera, Castejón de Valdejasa y El Castellar, y Sierras de Santo Domingo y Caballero y Río Onsella.

En cuanto a la naturaleza se hallan tres ecosistemas reinantes en este territorio, que son un claro ejemplo de la diversidad biológica de la zona. Por un lado se encuentra el ecosistema del Pinar, que lo podemos hallar en los Montes de Castejón de Valdejasa. Este territorio se caracteriza por la dominación del pino carrasco. Se trata de bosques mediterráneos en los que los árboles suelen tener hojas perennes. Además, del pino podemos encontrar especies como el quejigo y la encina. Por otro lado, está el ecosistema de la estepa, que se puede encontrar en la llanura de las Pedrosas, se ubica en la zona más baja de la comarca y se caracteriza por extensas llanuras de tierras margosas. En este hábitat podemos encontrar especies vegetales como el esparto Buscar voz... o albardín Buscar voz..., junto con la ontina Buscar voz..., el sisello, la capitana Buscar voz... o el cardo borriquero Buscar voz.... Por último, se encuentra el ecosistema de la ribera, un claro ejemplo es la zona del Salto del Lobo en Marracos. Su humedad permite que prospere la cola de caballo, junto a esta planta prosperan otras que forman parte de la ribera como son: los chopos rodeados de las trepadoras y la hiedra, diversos sauces, rosas silvestres y la remata loca. Además, este territorio cuenta con un enclave natural de gran interés como es la Bardena de Aragón.

Las sierras y relieves montañosos

La Val de Onsella Buscar voz... , como elemento articulador de las Altas Cinco Villas, es una pequeña réplica de la Canal de Berdún, abierta hacia la depresión de Sangüesa y estrechándose progresivamente hacia el este. Su morfología es de una espléndida llanada accidentada por suaves colinas, alcanzando su máximo desarrollo en el curso medio e inferior del Onsella. Esta depresión, por su planitud, constituye el sector más apropiado para el asentamiento de núcleos de población y el desarrollo de la actividad agrícola.

En torno a esta depresión se desarrollan las Sierras Oligocenas, divididas en pequeñas unidades. El relieve pocas veces supera los 1.000 metros y pierde significación hacia el oeste. El paisaje se resuelve en un típico relieve de cuestas donde la arenisca, como roca dura, forma el escarpe mientras la arcilla y margas aparecen al pie.

La tercera unidad la forman las Sierras Exteriores que se corresponden con la Sierra de Santo Domingo. Las pendientes, al igual que en las Sierras Oligocenas, son muy fuertes y condicionan una vocación agrícola nula o muy difícil, dominando la existencia de bancales a veces de complicado acceso y la mayoría de ellos abandonados en la actualidad. Estos bancales constituyen un importante valor paisajístico-ambiental reflejando el proceso de adaptación del hombre en el territorio. La sierra de Santo Domingo es una alineación montañosa que corresponde al sector más occidental de las Sierras Exteriores y que destaca por su mayor altitud en el conjunto de la comarca (1.523 m. s/m). El límite inferior del espacio se sitúa en torno a la cota de los 1.000 metros de altitud.

La vegetación está dominada por un pinar musgoso (Pinus sylvestris) con boj. En ciertos lugares topográficamente más húmedos se localizan hayas (únicamente en la umbría), aunque sin formar masas densas. Las zonas más bajas que limitan con el espacio presentan dominio del quejigal seco y sus etapas seriales; con boj, gayuba, Genista scorpius, pinares pobres, pastos secos, etc.

Paisaje en los alrededores de Tauste. Archivo Santiago Cabello.

En las Sierras los recursos hídricos son abundantes. Existen bastantes torrentes, barrancos y ríos como: río Arba, Arba de Luesia, Barranco de Valdiguara, Barranco Seco, Barranco de Calistro, Arroyo Arba de Biel, Barranco Val de Biel, Barranco de Val, Arroyo de Valdeacú, Barranco de Ligunova, etc. Existen también fuentes, como Fuente de Arba, de Lixán, de Mayor, etc.

Destaca así un paisaje relativamente diverso, lo cual se debe a la litología, con una vegetación que alterna los planicaducifolios con los perennifolios y planifolios siempre vivos, lo que le confiere un cromatismo y naturalidad altos. Por otra parte, no existen elementos artificiales que desvirtúen las características naturales del espacio.

Las muelas Buscar voz...

Son plataformas que destacan topográficamente por su perfil escalonado. Separan el Somontano pirenaico de las Depresiones formando orlas discontinuas por haberse abierto paso entre ellas las arterias fluviales. El ambiente natural de estas unidades lo constituye una formación en la que domina el bosque, más o menos aclarado, de pino carrasco (Pinus halepensis) y la garriga de Quercus coccifera, verdadera vegetación climática pero que en condiciones favorables es sustituida por el pinar.

La singularidad que ofrecen estas formaciones es alta, no sólo comparándola con la Europa húmeda, sino también con los ambientes mediterráneos clásicos. La intervención humana a través de la historia, principalmente en los últimos siglos, ha transformado profundamente el paisaje de estas zonas provocando, a su vez, una regresión de las comunidades vegetales, que han quedado reducidas a un cinturón arbóreo o arbustivo que desciende al Valle del Ebro: La Plana Negra, Montes de Castejón y El Castellar.

La conservación y protección de estos cinturones forestales, que ejercen un papel regulador de la erosión y que suponen la suavización climática en las zonas donde se encuentran, constituyendo verdaderas islas de refugio para la fauna, son además el mejor freno a la gradual desertización a la que están sometidos estos ambientes mediterráneos subdesérticos. Sin contar la importancia específica que encierran sus relieves geológicos y las comunidades biológicas con especies florísticas endémicas tan notables como Boleum asperum o Ferula loscosii; o entre la fauna, el águila real (Aquila chrysaetos) entre otras muchas especies.

Las Tierras Bajas

Las Bajas Cinco Villas tienen una fisiología y litología más sencilla dominada por las llanuras arcillosas y los glacis de erosión que arrancan al pie de las Sierras Exteriores pirenaicas y llegan a la ribera del Ebro. Este espacio está configurado por un relieve suavemente inclinado hacia el valle del Ebro que enlaza éste con las zonas montañosas septentrionales tras vencer las ondulaciones poco importantes de sierra de Luna (865 m.) al norte y Las Pedrosas y Montes de Castejón al este que apenas alcanzan los 700 m. A pesar de la relativa homogeneidad de este área existen algunos contrastes. Contrastes que derivan de la oposición creada entre área montañosa al norte y tierra llana al sur. Así, aparecen tierras relativamente húmedas, ricas en vegetación, y tierras áridas típicamente esteparias más al sur. Unas y otras son exponentes de un clima que se degrada rápidamente conforme se desciende hacia el sur y que determina la utilización del suelo. El área de mayor interés agrícola está formada por fluvents, suelos aluviales desarrollados por los aportes del Arba y, en parte, del Ebro. Los sedimentos de dichos ríos forman suelos profundos, con buena permeabilidad y aireación, que les permiten ser agrícolamente muy ricos para el cultivo del regadío. Otro tipo de suelos, situados entre los anteriores y los relieves montañosos, son los Orthents, menos profundos que los fluvents. Son suelos que ocupan las posiciones de mayor inclinación, lo que les hace estar sometidos a continua erosión. Agrícolamente son más pobres, con pocas posibilidades de cultivo debido a la escasa profundidad y a la pendiente del terreno. Se han desarrollado a partir de rocas calizas y en determinadas zonas proceden de margas yesíferas; por tanto la abundancia de caliza o yeso suele ser considerable.

Terrenos forestales y seminaturales

Los terrenos forestales y seminaturales ocupan más de 31.000 has. en las Altas Cinco Villas (el 32 %) mientras que en las Bajas apenas representan el 13 % del conjunto de la superficie. Lógicamente, la mayor parte de zonas forestales y seminaturales se desarrolla en las sierras Prepirenaicas.

Entre las frondosas destacan, por su calidad natural, las masas de haya en Luesia, de quejigo en Uncastillo y de encina más dispersa. Otras frondosas, de crecimiento rápido, se localizan generalmente en las riberas de los cauces fluviales formando alamedas de contornos irregulares. La carrasca y el quejigal son especies naturales que se desarrollan en zonas de secano, en las plataformas periféricas.

Las coníferas constituyen las especies forestales mejor adaptadas en la comarca predominando el pino silvestre, carrasco y el laricio. Unos y otros se localizan en el ámbito septentrional y oriental de la comarca como son los pinares de las Sierras de Peña, Luna, Santo Domingo y Luesia (en el área más septentrional) y Las Pedrosas y montes de Zuera y Castejón en el área central y meridional.

La valoración económica de estas formaciones forestales es escasa en la Depresión. Sin embargo, desde el punto de vista natural tienen gran interés al convertirse en áreas de esparcimiento muy difíciles de encontrar —por factores climáticos— en un espacio como la Depresión Media del Ebro. Por otra parte, la proximidad de aglomeraciones humanas que residen en las proximidades (Zaragoza y Ribera Alta del Ebro), requiere áreas naturales para ocio y evasión, papel que pueden desempeñar estos espacios forestales tras una adecuada planificación.

Si bien la producción de madera es escasa, la recolección de productos forestales no maderables: setas, la caza y la pesca se han configurado en los últimos años como las principales aportaciones del subsector forestal a la producción agraria. Municipios de la Alta Zaragoza como Sigüés (hoy en la Jacetania) son pioneros en la ordenación y explotación económica de recursos como las setas y poseen una experiencia que puede aplicarse a otros municipios de las Altas Cinco Villas. No cabe duda de que se trata de un recurso de gran interés y que puede ser objeto de una importante expansión con beneficios derivados hacia otras actividades económicas. La comarca, en su área septentrional, cuenta con recursos y tradición en el aprovechamiento de estos recursos que son susceptibles de plafinificar y así conseguir mayores rendimientos económicos.

POBLACIÓN

La comarca de las Cinco Villas cuenta con 33.584 habitantes, 17.379 hombres y 16.205 mujeres. Posee una superficie de 3.062,50 km2 lo que supone una densidad de población del 10,96 hab/km2. Este territorio destaca por la desigualdad poblacional que hay entre sus municipios. De esa manera 17.178 viven en la capital de la comarca, Ejea de los Caballeros, la siguiente población por número de habitantes es Tauste con 7.690. De esta cifra ya se baja a los 1.696 de Sádaba y los 1.138 de Biota. A partir de aquí las cifras descienden hasta los 32 de la localidad de Bagüés. Así, solamente los habitantes de Ejea y Tauste suponen un 74,04% de la población total, si a ellos les añadimos los de Sádaba y Biota la cifra asciende al 82,48%.

La región registró en los años 30 el mayor número de habitantes con 45.677. Este hecho histórico se puede explicar por la construcción del ferrocarril durante esa época llego hasta la zona. Sin embargo, a partir de este momento la población empezó a descender paulatinamente hasta alcanzar los 32.120 en el año 2001, su cifra más baja. A pesar de ello en los últimos diez años la zona ha padecido un pequeño incremento en su número de habitantes del que municipios como Ejea o Tauste, se han visto más beneficiados.

Por otro lado, cabe destacar la llegada de personas extranjeras sobre todo en aquellas localidades donde hay un mayor número de servicios. Así, la comarca cuenta con un total de 3.636, la mayoría de ellos procedentes de países de Europa del Este como Bulgaria o Rumania.

POBLACIÓN DE LA COMARCA DE LAS CINCO VILLAS
MUNICIPIOS POBLACIÓN POBLACIÓN EXTRANJERA
Ardisa 84 0
Asín 107 0
Bagüés 32 1
Biel 217 5
Biota 1.138 43
Castejón de Valdejasa 283 1
Castiliscar 347 4
Ejea de los Caballeros 17.178 2.008
Erla 425 8
Frago (El) 118 0
Isuerre 39 0
Layana 114 4
Lobera 53 0
Longás 42 2
Luesia 394 3
Luna 872 46
Marracos 113 2
Navardún 49 1
Orés 107 2
Pedrosas (Las) 122 12
Piedratajada 156 4
Pintanos (Los) 41 0
Puendeluna 55 0
Sádaba 1.696 127
Sierra de Luna 313 55
Sos del Rey Católico 707 54
Tauste 7.690 1.231
Uncastillo 814 19
Undués de Lerda 67 0
Urriés 45 0
Valpalmas 165 4
Total población 33.584 3.636

ECONOMÍA

Las Cinco Villas es una comarca con tradición agrícola, un sector en crisis permanente y bastante inestable. Por este motivo, se ha optado por la diversificación de sus actividades a otros ámbitos como: la agroindustria, transformación y comercialización de los productos de la comarca. Además, otros sectores como la construcción, la industria, la ganadería o los servicios han servido para regenerar la economía de esta región.

Agricultura: las posibilidades agrícolas de la zona, hicieron de las Cinco Villas un espacio dominado por la agricultura cerealista, donde más de la mitad del territorio está cultivad. Algo más de 100.000 Ha. de pastizales son el soporte de una ganadería extensiva y en regresión, que no tiene el esplendor ni la importancia de siglos anteriores.

Canal de Bardenas. Archivo Santiago Cabello.

El Plan Bardenas Buscar voz... - Alto Aragón, supuso la principal transformación de la comarca. La transformación obrada por los riegos Buscar voz... permitió una diversificación en los cultivos tradicionales de cereal —sustituido lentamente por forrajeras y productos hortícolas— y un incremento de la renta para el conjunto de la comarca. No obstante, los beneficios de la puesta en riego no dieron las posibilidades de incremento económico que cabría esperar, en parte por el deficiente reparto que se hizo de las zonas regadas, y fundamentalmente por no haberse desarrollado al mismo tiempo los procesos de comercialización de los productos agrícolas, ni la integración de las diferentes actividades propias de la agricultura, ni de la agricultura con la industria.

De este modo, el cultivo en regadío supone el 41% de la superficie total y el de secano el 59%, según datos de 1999.

Por lo que respecta a la superficie cultivada en secano, un 67% son herbáceos (cereales grano un 94%; leguminosas grano 2%; cultivos industriales 3%; y cultivos forrajeros 1%), un 2% leñosos (frutales de fruto seco 69%; olivar 12%; viñedo 18%; frutales de fruta dulce 1%) y un 31% barbechos. En cuanto a la superficie cultivada de regadío un 99% son herbáceos (cereales grano 57%; hortalizas excepto patata 4%; cultivo forrajeros 25%; y cultivos industriales 14%) y un 1% leñosos (frutales de fruto seco 26%; olivar 13%; viñedo 9%, frutales de fruta dulce 51%; y otros leñosos 1%).

En cuanto a la ganadería, el porcino con 447.530 números de cabezas y el ovino con 262.399 son las dos explotaciones ganaderas por excelencia. Esta región se caracteriza por el sector ganadero con una serie de peculiaridades. Por un lado, la mayoría de las granjas de porcino son explotaciones integradas, es decir, instaladas por grandes empresas, en su mayoría catalanas, a las que el ganadero solo se encarga de su alimentación y cuidado. Estos trabajadores reciben un salario por estas tareas, que normalmente es un suplemento a sus trabajos agrícolas. Mientras que el ganado ovino se caracteriza por ser una ganadería más tradicional formada por explotaciones familiares.

Industria: debido al fuerte arraigo de la agricultura y la ganadería muchas de los sectores empresariales de las Cinco Villas están muy ligados a estas actividades. La industria se concentra en Ejea de los Caballeros y Tauste, municipios dotados de polígonos industriales. Hasta el momento los frutos de ambos polígonos no han dado el rendimiento esperado, pues el número de industrias instaladas es pequeño y reducidas las dimensiones.

Así destacan industrias como la agroalimentaria, las fábricas de piensos, de conservas de hortalizas, entre otras. Además, también existen otro tipo de actividades más ligadas con el conocimiento que se tiene de este sector así podemos encontrar empresas dedicadas a la transformación del material metálico, al sector del automóvil e incluso a la madera. En esta región existen un total de cinco polígonos industriales: el de Valdeferrín y Valdeferrín Oeste, en Ejea de los Caballeros; Sierra de Luna; y Las Rozas y Saso de Mira, en Tauste. Según el Instituto Nacional de Estadística este sector contaba con 2.069 afiliados a la Seguridad Social en el 2008, un 8% menos que el año anterior.

Construcción: es uno de los sectores con un mayor número de empresas vinculadas un total de 439 en el año 2002. Se trata de una de las actividades que más ha crecido en los últimos años en los cuales ha realizado un incremento 5% en el número de afiliados en la Seguridad Social pasando de los 2.217 del 2007 a los 2.880 en el 2008.

Servicios: esta actividad empresarial cuenta con un total de 1.279 empresas, la mayoría de ellas dedicadas al comercio. Un sector que supone el 46,17% del total, seguido por otras como la hostelería o los sectores empresariales como inmobiliarias o el transporte y la logística. Sin embargo, dentro de este sector uno de los campos que más ha crecido es el turismo. En el año 2009 la comarca posee 12 establecimientos hoteleros que ofertan 433 plazas, 17 viviendas de turismo rural y un alojamiento al aire libre con 210 plazas. En este sentido, este sector también ha visto un aumento de afiliados a la seguridad social 4.003 en el año 2008.

EMPRESAS POR ACTIVIDAD PRINCIPAL. AÑO 2002
ACTIVIDAD NÚMERO DE EMPRESAS CINCO VILLAS% ARAGÓN %
Ganadería y selvicultura 60 2,99 0,65
Industria y energía 228 11,37 9,98
Construcción 439 21,88 14,65
Servicios 1.279 63,76 74,72
Total 2.006 100 100

AFILIADOS A LA SEGURIDAD SOCIAL AÑO 2008
ACTIVIDAD NÚMERO DE AFILIADOS %
Agricultura y ganadería 2.684 23,1
Industria y energía 2.069 17,8
Construcción 2.880 24,8
Servicios 3.022 39,8
Total 11.636 100

CULTURA, FIESTA Y TRADICIONES

La tierra de las Cinco Villas es un terreno de tradiciones, sobre todo del ámbito religioso. De esta manera, podemos destacar las conocidas romerías como las de la Virgen de Yerzol, de Orés; la de los Bañales, de Uncastillo y Layana; la de la Virgen de Monlora, de Luna; o la de San Juan de Barto, en Ardisa.

Sin embargo, además de las características fiestas religiosas también se realizan otras celebraciones en algunos casos marcadas por la historia, como es el caso de la fiesta medieval de los 50 caballeros de Uncastillo. La jornada recuerda un episodio histórico que tuvo lugar a finales del siglo X, cuando unos nobles guerreros de la villa fueron ajusticiados en Córdoba por el incumplimiento de un pacto del rey navarro con Almanzor. En el verano la localidad de Sos del Rey Católico, también acoge una fiesta medieval. Se trata de la Feria de la Artesanía en la que se recuerdan oficios ya perdidos como la cantería, la cestería o la apicultura, entre otros.

No se deben olvidar fiestas como la Semana Santa, que en algunos lugares de las Cinco Villas tienen algunas particularidades. Así, además de la tradición de los tambores que cada vez más se ha extendido a todas las comarcas de la comunidad aragonesa, se viven otra serie de acontecimientos. Por ejemplo, la subasta de los pasos de Biel, en la que las cofradías o los vecinos pagan el paso que van a llevar; la procesión del Silencio de El Frago, donde sus habitantes recorren las calles portando las imágenes totalmente callados; en Sos y Uncastillo donde cantan los auroros, personas que interpretan cada mañana durante este período melodías muy antiguas o el Rosario de Cristal de Tauste.

El 24 de junio, San Juan, también es una fecha que se celebra en varios puntos del territorio como en Ejea de los Caballeros, Sádaba y Lobera de Onsella. Además, estas tierras guardan la tradición de los conocidos quintos.

Otras fiestas de reciente creación son el importante Festival Luna Lunera que desde que naciera en el año 2002 ha logrado consolidarse como una de las citas musicales más importantes de la comunidad aragonesa. Este festival reúne durante quince días a mediados de agosto a figuras de la música nacional e internacional.

LUGARES DE INTERÉS

Están declarados Bienes de Interés Cultura (BIC) en la categoría de monumento: el castillo de la Balletas de Ardisa; la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Asín; la torre del castillo de Biel; el castillo - torreón del Conde Aranda y el Palacio de los Condes de Aranda, en Biota; el castillo de Sora de Castejón de Valdejasa; el castillo de Castiliscar; la Iglesia del Salvador, la Iglesia de Santa María y las murallas de Ejea de los Caballeros; la torre del Señorío, el castillo de Paules y el castillo de los Luna de Erla; el humilladero de Cristo y el vía crucis y el calvario de El Frago; la torre de Layana; la Iglesia del Salvador y el castillo de Luesia; el castillo de la Corona, de Villaverde, de Obano, la Iglesia de Santiago, la ermita de San Gil de Mediavilla y la muralla de Luna; el castillo de Navardún; el castillo, el mausoleo de la Sinagoga, el mausoleo de los Atilios y la torre de la Iglesia de Santa María, de Sádaba; la casa - palacio de los Sada, la Iglesia parroquial de San Esteban, el castillo de Anués, el castillo de Riota, el castillo de Peña Feliziana y las murallas, de Sos del Rey Católico; la Iglesia de Santa María y el castillo, de Tauste; la casa consistorial, la Iglesia de Santa María La Mayor, la Iglesia de San Andrés, la torre de la Iglesia de Santa María, el castillo de Sibirana, el castillo de Peña Ayllón y el Pueyo de los Bañales, de Uncastillo. Por lo que respecta a los BIC en la categoría de zona arqueológica se encuentran Los Bañales, mientras que en la clasificación de conjunto histórico están las localidades de Sos del Rey Católico, Uncastillo y Ejea de los Caballeros. Además, este territorio cuenta con toda una serie de centros de interpretaciones y museos con los que se puede conocer la cultura y las tradiciones de esta región. De esta manera podemos destacar los museos de Arte Sacro de Sos del Rey Católico y Tauste, el de Arte Religioso de Luesia y el Centro de Arte Religioso del Prepirineo de Uncastillo, el Centro de Interpretación de Fernando El Católico en Sos, el Museo Etnológico de Miguel Longás en Ejea de los Caballeros, el micológico en Isuerre y el Museo y Aula Viva de Apicultura de Ejea de los Caballeros.

PERSONAJES

Luis Aísa Buscar voz..., deporte
Juan Francisco Agüeras González Buscar voz..., música
Juan Miguel de Alastruey Buscar voz..., medicina
Fray Antonio Andrés Buscar voz..., religión
Tomás Aragües Bayarte Buscar voz..., arte e interpretación
Antonio Aramburo Buscar voz..., ópera
Eduardo Bandrés Moliné Buscar voz..., empresa
Francisco Antonio Bassón Martínez Martincho Buscar voz..., torero
José Antonio Blecua Elboj Buscar voz..., arquitectura
Nicolás Canales Ibáñez Buscar voz..., humanidades y política
Fernando II El Católico Buscar voz..., rey
Pedro del Frago y Garcés Buscar voz..., religión
Juan Galbán Jiménez Buscar voz..., arte
Victoria González Giménez Buscar voz..., folclore
Chuse Inazio Navarro García Buscar voz..., humanidades
Juliana Larena y Fenollé Buscar voz..., heroína de Los Sitios
Pedro Longás Bartibás Buscar voz..., historia
Gregorio López Raimundo Buscar voz..., política
Miguel Martínez de Leache Buscar voz..., farmacia
José Ignacio Mayayo Bueno Buscar voz..., arte
Zacarías Pellicer Buscar voz..., arte
Santiago Ramón y Cajal Buscar voz..., ciencia
Juan Sancho García Buscar voz..., política
José Luis Zalde Buscar voz..., interpretación

PARA SABER MÁS

 

Imágenes de la voz

Paisaje en los alrededore...Paisaje en los alrededores de Taus...

Canal de Bardenas...Canal de Bardenas

Vista aérea de Uncastillo...Vista aérea de Uncastillo

Mausoleo de los Atilios...Mausoleo de los Atilios

Evolución de la población...Evolución de la población

Sos del Rey Católico...Sos del Rey Católico

Vista de Uncastillo. San ...Vista de Uncastillo. San Andrés en...

Navardún...Navardún

Pozo Pigalo...Pozo Pigalo

Luesia. Corral de Calvo...Luesia. Corral de Calvo

Vista de Luesia...Vista de Luesia

Iglesia de El Frago...Iglesia de El Frago

Tímpano de la portada de ...Tímpano de la portada de San Salva...

Vista de Biel...Vista de Biel

Undués de Lerda (Zaragoza...Undués de Lerda (Zaragoza)

Uncastillo (Zaragoza). Vi...Uncastillo (Zaragoza). Vista gener...

Sádaba (Zaragoza). Vista ...Sádaba (Zaragoza). Vista general

Urriés (Zaragoza). Vista ...Urriés (Zaragoza). Vista general

Azud de la Bañera sobre e...Azud de la Bañera sobre el Arba de...

El Arba de Luesia a su pa...El Arba de Luesia a su paso por Bi...

Embalse de San Bartolomé...Embalse de San Bartolomé

Sembrados de trigo cerca ...Sembrados de trigo cerca de Ejea d...

Castiliscar (Zaragoza). V...Castiliscar (Zaragoza). Vista gene...

Comarca de las Cinco Vill...Comarca de las Cinco Villas

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT