!--#include virtual="entorno.asp"--> Ciencia - Página de voz - Gran Enciclopedia Aragonesa OnLine
Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Ciencia

Contenido disponible: Texto GEA 2003  |  Última actualización realizada el 27/08/2009

La realización de un inventario de la producción científica en Aragón Buscar voz..., — paso previo para un conocimiento adecuado de la historia de la ciencia, la técnica y el pensamiento— comenzó a alcanzarse en 1992 con la publicación de Bibliografía crítica sobre la historia de la ciencia, la medicina y la tecnología de Aragón. Este repertorio, elaborado por el grupo de historiadores de la Facultad de Medicina de Zaragoza Buscar voz..., coordinados entonces por el profesor Francesc Bujosa, representa un notable avance.

Las reuniones de especialistas en el tema, si bien no han conseguido la creación de equipos interdisciplinares como sería deseable, se han prodigado con relativa frecuencia durante los últimos años, y han contribuido sin ningún género de duda, a ampliar notablemente el conocimiento de las facetas de la historia de Aragón que aquí nos ocupan.

Al II Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias (Jaca, 1982), siguieron otros congresos, reuniones y seminarios que han dedicado ponencias específicas al estudio de la historia de la ciencia en Aragón.

Se celebraron, entre otros, el I Congreso Internacional de Historia Militar (Zaragoza, 1984), Congreso de Botánica en homenaje a Francisco Loscos (Alcañiz, 1986), I Symposium del Seminario de Ilustración Aragonesa (Zaragoza, 1987), II Congreso Internacional de Historia Militar (Zaragoza, 1988), II Symposium Internacional del Seminario de Ilustración Aragonesa (Z., 1988), IX Congreso Nacional de Historia de la Medicina (Z., 1989), International Symposium Mathematical Journalism. Centennary of El Progreso Matemático Buscar voz... (Z., 1991), Congreso «Julio Palacios y la física de su tiempo» (Real Valle de Camargo, Cantabria, 1991) y XIX Congreso Internacional de Historia de la Ciencia (Z., 1993). Este último, auténtico acontecimiento internacional, reunió a una parte importante de los especialistas más prestigiosos del mundo.

También las celebraciones de algunas efemérides han contribuido de manera especial a aumentar o divulgar el conocimiento de vida y obra de los personajes cuya memoria se evocaba en cada caso. En este sentido el mayor número de trabajos fueron publicados en 1992, con motivo del quinto centenario del descubrimiento de América.

A nivel de individualidades concretas, la aportación científica de Julio Palacios Buscar voz... se recordó en su primer centenario a lo largo de 1991, a través de exposiciones, publicaciones, conferencias y el correspondiente congreso. Echeandía fue protagonista en 1996 cuando se cumplieron doscientos cincuenta años de su nacimiento, celebrados con una exposición y varias publicaciones, y poco más tarde, en 1997, coincidiendo con los doscientos años transcurridos desde que impartió la primera lección en las cátedras de botánica y química de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País Buscar voz.... Curiosamente este segundo centenario de la implantación de las enseñanzas de botánica y química en Aragón en un marco oficial, coincidió con el establecimiento definitivo en la Universidad de Zaragoza de los estudios de licenciatura en Bioquímica (1997-1998).

El traslado definitivo de los restos de Mariano Lagasca Buscar voz... a su Encinacorba Buscar voz... natal, gracias a la intervención del Justicia de Aragón Buscar voz..., reunió al pie de la Sierra de Algairén Buscar voz..., junto a la práctica totalidad de los vecinos, a un nutrido grupo de prestigiosos botánicos españoles.

Desde 1992 el sugestivo espacio del Edificio Paraninfo de la Universidad de Zaragoza en el cual impartió durante muchos años sus clases prácticas de Biología el recordado profesor Cruz Rodríguez Muñoz Buscar voz..., alberga y muestra la denominada Colección Navás Buscar voz..., formada fundamentalmente por el sabio jesuita naturalista.

Se inició de esta forma una experiencia relacionada íntimamente con la historia de la ciencia y que ha resultado tan valiosa como era de esperar. Esta realidad abrió paso a otra serie de ideas, casi siempre surgidas también a iniciativa o con el apoyo del profesor Liñán o alguno de sus colaboradores: Museo de Paleontología, catalogación y estudio de los herbarios de Loscos Buscar voz... y Echeandía Buscar voz... conservados en la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, entre otros.

Estos proyectos y realidades deben confluir en el anhelado Museo de la Vida, que podría albergar también al futuro Museo Cajal.

Aragón debe recoger y situar en un marco adecuado, para presentar a generaciones futuras, una muestra al menos, pero lo más significativa posible, de los resultados del enorme trabajo que a través de los siglos realizaron sus científicos, muy especialmente en áreas del conocimiento relacionadas con la biología.

El notable incremento experimentado en el estudio de la historia de la ciencia, tanto en el número de investigadores como en la profesionalización de una parte de ellos, ha permitido que en los últimos años hayan salido a la luz obras o detalles relacionados con ellas, de indudable interés a nivel internacional. Como primera consecuencia lógica, digna de ser destacada, se reconoce que el peso de la aportación aragonesa dentro de la historia de la ciencia española, ha aumentado notablemente.

El descubrimiento realizado por el holandés Jan P. Hogendjk que ha convertido a al Mu’taman ibn Hud en el matemático medieval más importante de la Península Ibérica y posiblemente del Occidente europeo, ha reafirmado en el mundo culto el esplendor científico, fundamentalmente relacionado con las ciencias exactas y naturales, alcanzado en la taifa de Zaragoza Buscar voz... durante los reinados de Tuyibíes Buscar voz... y Hudíes Buscar voz.... También en el terreno del pensamiento, como siguen demostrando las investigaciones del prof. Lomba, el foco cultural islámico de la Marca superior Buscar voz... fue de primera magnitud dentro de la historia universal de la cultura.

Arnau de Vilanova Buscar voz..., uno de los médicos cristianos más destacados de la Edad Media y de origen ampliamente discutido, sería natural de Villanueva de San Martín (actual Villanueva de Jiloca Buscar voz..., junto a Daroca) según un comentario marginal, escrito a finales del siglo XIV en el códice de una de sus obras actualmente conservado entre los fondos de la National Library de Bethesda (Maryland) EE.UU.

La divulgación del descubrimiento y estudio por parte de Francisco Javier González, de una rara versión latina impresa en Francia de la famosa obra de Dioscórides cuya edición y comentarios atribuye rotundamente a Miguel Servet Buscar voz..., ha llevado el nombre del científico de Villanueva de Sijena Buscar voz... y el de Aragón hasta los foros especializados internacionales más prestigiosos.

La demostración del origen aragonés del autor del famoso manuscrito que contiene Los veintiún libros de los ingenios y de las máquinas, atribuido durante siglos al italiano Juanelo Turriano y que García Tapia identifica con Pedro Juan de Lastanosa Buscar voz..., ha supuesto una revalorización importante del papel desempeñado por los ingenieros españoles de la época de Felipe II Buscar voz.... Esta obra constituye el primer texto conocido de arquitectura hidráulica y ha sido situado por su importancia, junto a la Pyrotechnia de Biringuccio, y De re metallica, de Agrícola.

El mejor conocimiento de las relaciones del novator Juan de Cabriada con los científicos del viejo Reino sigue sugiriendo la necesidad de estudiar a fondo el papel desempeñado por los novatores aragoneses en el proceso de introducción de la ciencia moderna en España que tuvo lugar durante el último tercio del siglo XVII.

La noticia de la existencia y presencia en Cuba a finales del siglo XVIII del cirujano aragonés Francisco Barrera Domingo Buscar voz..., autor de un voluminoso libro dedicado al estudio de las enfermedades de los esclavos negros donde trata también de la vida, usos y costumbres de éstos, ha hecho progresar el conocimiento de la aportación científica aragonesa y española en América.

Antonio de Gregorio Rocasolano Buscar voz..., catedrático de Química de la Universidad de Zaragoza, describió a finales del siglo XIX, un fenómeno de antibiosis producido y observado en su laboratorio, similar al que treinta y tres años más tarde conduciría a Fleming hasta el descubrimiento de la penicilina. Este hecho, que ha pasado desapercibido para los biógrafos del brillante discípulo de Bruno Solano Buscar voz..., es digno de figurar en la historia universal de los antibióticos y demuestra unas cualidades como investigador que, años más tarde, tendría ocasión de comprobar personalmente Albert Einstein en su visita a Zaragoza.

Los detalles apuntados, junto a otros, posiblemente de menor significación cualitativa, también ignorados pocos años atrás, representan un avance indudable pero la historia de la ciencia en Aragón constituye todavía un edificio en el que no se hallan definitivamente consolidados la totalidad de sus cimientos. Existen capítulos importantes que sólo han merecido pequeños trabajos de aproximación al tema. Entre ellos pueden señalarse: Ciencia medieval cristiana, papel desempeñado por el Monasterio de Siresa, cultivo de la ciencia en Tarazona, Daroca, Híjar, Alcañiz y otras poblaciones aragonesas, trabajos realizados por científicos aragoneses en universidades europeas, principalmente en París, o la actividad científica desarrollada por los novatores zaragozanos.

Sobre el conocimiento de la tarea realizada durante siglos por diferentes grupos organizados, se aprecia también la existencia de grandes lagunas. Instituciones aragonesas de notable interés cultural carecen del estudio monográfico correspondiente a su actividad científica: Madrasa de Zaragoza, Studium caesaraugustano Buscar voz..., Universidad de Huesca Buscar voz..., Academia Buscar voz... de los Anhelantes, Academia del Buen Gusto, Seminario de Nobles de Calatayud o monasterio de Veruela, forman parte de una larga lista que debe disminuir hasta su extinción.

El estudio de fuentes manuscritas, de extraordinaria importancia en la historia de la ciencia, es, en su conjunto y por el momento, escaso y tropieza además con la escasa ayuda a nivel oficial.

Estudios comparativos realizados entre los elencos de científicos aragoneses y los correspondientes al resto de España en su conjunto, permitieron deducir que las aportaciones aragonesas más notables en la historia de la ciencia y la técnica coinciden en el tiempo con los momentos más destacados de la ciencia española. La presencia aragonesa aparece por lo general con mayor significación que la previsible exclusivamente a través de la formulación de proporciones aritméticas con las cifras demográficas correspondientes a Aragón, país secularmente poco poblado, y al resto de España.

En cuanto a la necesaria institucionalización de la historia de la ciencia y la técnica, el avance más notable realizado últimamente procede de la Facultad de Ciencias Buscar voz.... En el curso académico 1991-1992 se inició en la Universidad de Zaragoza un Diploma de Postgrado en Historia de las Ciencias y de las Técnicas coordinado por el prof. Hormigón Blánquez. Los estudios se cursan en un año académico con una duración total de 250 horas lectivas y están dirigidos a diplomados y licenciados universitarios.

Culminó de esta forma uno de los proyectos surgidos del veterano Seminario de Historia de la Ciencia y de la Técnica de Aragón, siempre muy activo y cuya labor es actualmente reconocida por propios y extraños.

Aunque la historia de la ciencia constituye en su conjunto, una de las asignaturas pendientes en el conocimiento de la actividad intelectual desarrollada por los aragoneses a través del tiempo, el futuro puede contemplarse con optimismo. Trabajos importantes como el de Antonio Campillo Buscar voz..., aunque lentamente, están siendo transcritos, traducidos y estudiados tras su recuperación y, en último término, poco importa el transcurso de unos años cuando se trata de obras que permanecieron siglos en la oscuridad.

El cultivo de las ciencias en general y particularmente la botánica, que siempre despertaron la atención de buen número de aragoneses de todos los tiempos, continúan sugiriendo múltiples posibilidades de investigación a los historiadores. Por otra parte, se han reeditado algunas obras científicas de importancia histórica y de distintos autores, entre ellos Lucas Mallada Buscar voz..., Pardo Sastrón Buscar voz..., Félix de Azara Buscar voz... y Echeandía Buscar voz....

El interés por estas materias ha experimentado un crecimiento considerable, circunstancia fácil de apreciar cuando se compara la producción impresa durante distintos intervalos de tiempo. Sirvan de muestra significativa los dieciséis trabajos relacionados con la obra de Avempace Buscar voz..., publicados por el profesor Lomba Buscar voz... en el último decenio.

Aunque la existencia del mencionado repertorio de Bujosa y colaboradores nos excuse reflejar aquí la mayoría de las numerosas referencias bibliográficas correspondientes a trabajos publicados entre 1980 y 1990, el notable incremento posterior obliga a que el elenco ofrecido a continuación no pueda, ni pretenda en ningún caso, ser exhaustivo.

Bibliog.:
Alastrué, E.: «La ingeniería minera y geológica: Lucas Mallada» en Millán et al. La Ingeniería española en el siglo XX, Fundación Juan March, Serie Universitaria, 215, 145-175, Madrid, 1984.
Arenzana Hernández, V.: La enseñanza de las matemáticas en España en el siglo XVIII. La Escuela de Matemáticas de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, Publicaciones del Seminario García de Galdeano, Z., 1989.
Ausejo, E.: La Academia de Ciencias Exactas, Físico-Químicas y Naturales de Zaragoza (1916-1936), Cuadernos de Historia de la Ciencia, 4, Z., 1987.
Bastero Monserrat, J. J.: Longinos Navás, científico jesuita, Z., 1989.
Baulny, O.: «Félix de Azara» en La presencia de Aragón en el Descubrimiento, II, Z., 1991.
Baulny, O.: «La carrera americana de Félix de Azara (1742-1821)», en Aragón y América, Zaragoza, 1991.
Benton, J. F.: «The Birthplace of Arnold of Vilanova. A Case for Villanueva de Jiloca near Daroca», Viator, 13, 245-257. 1982.
Boldo, B., Estévez, J., Guío, J.: Cubensis prima flora. eds. J. Fernández Casas, M. A. Puig-Samper, y F. J. Sánchez García. Fotquería, XXIX, Madrid, 1990.
Bordejé Morencos, F.: de Vicente Doz, en La presencia de Aragón en el descubrimiento, Z., 1990.
Bujosa, F., Miqueo, C. Fernández Doctor, A., Martínez Vidal, A. y Moreno Vernis, M.: Bibliografía crítica sobre la historia de la ciencia, la medicina y la tecnología de Aragón, Z., 1991.
Bujosa Homar, F.: «Odón de Buen y del Cos», en Una década de política de Investigación en Aragón, C.O.N.A.I. 117-122, Z., 1993.
Cebollada, J. L.: «Antonio de Gregorio Rocasolano y La Escuela Química de Zaragoza», Llull, vol. II (21), 310-312, Z., 1988.
Fernández Doctor, A.: El Hospital Real y General de N. S. de Gracia de Zaragoza en el siglo XVIII., Z., 1987.
Fernández Doctor, A.: «Joseph Lucas Casalete. La Eclosión del Movimiento Novator en España», en Una década de política de investigación en Aragón, C.O.N.A.I., Z., 1993.
Fernández Pérez, J. y Gomis Blanco, A.: «La Ceres española y la Ceres europea, dos proyectos agrobotánicos de Mariano La Gasta y Simón de Rojas Clemente», Llull, v. 13 (25), 379-401. 1990.
Frago Gracia, J. A. y García Diego, J. A.: Un autor aragonés para los veintiún libros de los ingenios y de las máquinas, Z., 1988.
Frago Gracia, J. A.: «Los Veintiún Libros de los Ingenios y de las Máquinas. En torno a la autoría: perspectiva lingüística», en Una década de política de investigación en Aragón (1984-1993), C.O.N.A.I., 149-153, Z., 1993.
Francés Causapé, M. C.: El farmacéutico Echeandía y la enseñanza de la botánica en Zaragoza, Z., 1997.
Fuertes Marcuello, J.: «El darocense Miguel Fuertes Lorén, sacerdote y naturalista», en Aragón y América. Z., 1991.
García Tapia, N.: Pedro Juan de Lastanosa. El autor aragonés de los veintiún libros de los ingenios, H., 1990.
González Bardavío, J. C.: «Miguel A. Catalán Sañudo», en Una década de política de investigación en Aragón (1984-1993), C.O.N.A.I., 128-136, Z, 1993.
González de Posada, F.: Julio Palacios: físico español, aragonés ilustre, Madrid, 1993.
González Echeverría, F. J.: Miguel Servet. Editor del Dioscórides, Z., 1997.
Gotor Salós, R. y Martínez Tejero, V.: «Willkomm y los botánicos aragoneses», 100-113, Rolde, XXI, 79-80, Z., 1997.
Gozalo Gutiérrez, R: «La Paleontología en Aragón hasta 1900», Actas del IV Congreso de la Sociedad Española de Historia de las Ciencias y de las Técnicas, vol. II, 1081-1092, Valladolid, 1988.
Gracia Rivas, M.: «El aragonés Martín Cortés de Albacar y su Breve compendio de la sphera y de la arte de navegar», en Aragón y América, Z., 1991.
Hidalgo Arribas, M. A.: «Ignacio Jordán de Asso y del Río», en Una década de política de investigación en Aragón (1984-1993). C.O.N.A.I. 197-205. Z., 1993.
Hogendijk, J. P.: «Discovery of an XIth Century Geometrical Compilation: the Istikmal of Yusuf Al-Mu’taman ibn Hud, King of Saragossa», Historia Mathematica, 13, 43-52, 1986.
Hormigón Blázquez, M.: «Al-Mu’Taman ibn Hud. Un geómetra en el Trono de Zaragoza», en Una década de política de investigación en Aragón (1984-1993), C.O.N.A.I., 162-171, Z., 1993.
Ibn Bayya (Avempace): El régimen del solitario (Tadbir al-matawahhid), introducción, trad. y notas de Joaquín Lomba, Valladolid, 1997.
Jaime Lorén, J. M. de: Carlos Pau Español. Ocios y trabajos de un naturalista, Segorbe, 1987.
Jaime Lorén, J. M. de: «Documentos del archivo de José Pardo Sastrón en el Jardín Botánico de Valencia», Flora Montibérica, 2: 16-27; 3: 5-17; 4: 61-76. 5: 11-23; 6: 48-59.1996-1997.
Laguía, M. P.: Los estudios de ciencias naturales en Zaragoza, Z., 1990.
Liñán Guijarro, E.: «Lucas Mallada y Pueyo»; en Una década de política de investigación en Aragón (1984-1993), C.O.N.A.I., 214-221, Z., 1993.
Lomba Fuentes, J.: Avempace, Z., 1989.
Lomba Fuentes, J.: La filosofía islámica en Zaragoza, Z., 1991.
Lomba Fuentes, J.: La filosofía judía en Zaragoza, Z., 1988.
Magallón, C.: «La incorporación de las mujeres a las carreras científicas en la España contemporánea: la Facultad de Ciencias de Zaragoza (1982-1936)», Llull, 14, 531-549, 1991.
Martínez Tejero, V.: «Mariano Lagasca, un botánico de fama mundial», en Aragón en el mundo, 308-319, Z., 1988.
Id., «Homenaje a Pedro Juan de Lastanosa», en Fomento de la investigación, Memoria 1989, C.O.N.A.I., Z., 1990.
Id., «La Ilustración aragonesa en América: Naturalistas en Cuba», Rolde, 52-53, 4-15, 1990.
Id., Botánica aragonesa, IV Muestra de Documentación Histórica Aragonesa, Centro de Documentación Bibliográfica Aragonesa, Z., 1991.
Id., Baltasar Boldó, en: La presencia de Aragón en el Descubrimiento II, Zaragoza, 1991.
Id., «Francisco Barrera», Heraldo de Aragón, 12-XII-1991.
Id., «Los científicos aragoneses y el «conocimiento» de América», en Aragón y América. Z., 1991.
Id., «La ciencia y la técnica en la historia de Aragón (Aproximación para un ensayo)», en Actas del IX Congreso Nacional de Historia de la Medicina, t. II., Z., 1991.
Id., «Fuentes para el estudio de la «Historia de la Ciencia» y metodología de trabajo», en Metodología de la investigación científica sobre fuentes aragonesas. Actas de las VI Jornadas. Z., 1991.
Id., «Francisco Loscos Bernal». En: Una década de política de investigación en Aragón (1984-1993). C.O.N.A.I. 103-109. Z., 1993.
Id., «Los Veintiún Libros de los Ingenios y de las Máquinas. El códice» en Una década de política de investigación en Aragón (1984-1993). CONAI. 145-149. Z., 1993.
Id., «A Pedro Gregorio Echeandía (1746-1817) en el 250 aniversario de su nacimiento», Lumen Apothecariorum, 1, 5-46, Z., 1996.
Pisco García, J. M.: «Reseña biográfica de Echeandía (1746-1817), botánico de la Ilustración, en su 250 aniversario», Flora Montibérica, 4: 85-86, Valencia, 1996.
Ramón y Cajal Junquera, S.: «Santiago Ramón y Cajal», en Una década de política de investigación en Aragón (1984-1993), C.O.N.A.I., 89-96, Z., 1993.
Redondo, V. M.: «Sobre dos manuscritos inéditos de Bernardo Zapater (1816-1907)»., zapaterii. Revista aragonesa de Entomología, 3, 53-59, 1993.
Sáez, J. L., SJ.: El padre Fuertes, Santo Domingo, República Dominicana, 1987.
Sáenz Guallar, F. J.: «El farmacéutico turolense José Pardo Sastrón, precursor de la etnobotánica en Aragón», Rolde, 114-120, 79-80, 1997.
Sánchez Ron, J. M.: Miguel Catalán. Su obra y su Mundo, Fundación Ramón Menéndez Pidal, C.S.I.C., Madrid, 1994.
Sequeiros, L.: «El Catálogo General (1892) de Lucas Mallada, un siglo después de su publicación», Llull, 15 (28), 157-169, 1992.
Solsona Motrel, F.: «Miguel Servet (1511-1553), cifra del humanismo», en Aragón en el mundo, 9-18, Z., 1988.
Id., «Miguel Servet», Z., 1988.
Id., «Introducción a la medicina en Zaragoza entre 1870 y 1970», en Actas del IX Congreso Nacional de Historia de la Medicina, Z., 1991.
Ubieto A., «¿Otro inmigrado aragonés en Valencia?», Presencia aragonesa, Valencia, 1979.
Urieta Navarro, J. S.: «Antonio de Gregorio y Rocasolano», en Una década de investigación científica en Aragón (1984-1993), C.O.N.A.I., 228-236. Z., 1993.
Valtueña, J. A.: Proceso y rehabilitación de Miguel Servet, Madrid, 1994.
VV.AA.: Homenaje a Martín de Sessé y Juan del Castillo. Naturalistas jacetanos del S. XVIII, Instituto Pirenaico de Ecología, H., 1993.

 

Monográficos

Miguel Servet

Miguel Servet

El aragonés más internacional que mejor representa el espíritu humanista del Renacimiento.

Santiago Ramón y Cajal

Santiago Ramón y Cajal

El reconocido investigador aragonés que revolucionó la medicina de su tiempo con la teoría neuronal.

Imágenes de la voz

<i>Cubensis prima flora</...Cubensis prima flora. Fontq...

F. González: <i>Miguel Se...F. González: Miguel Servet. Edi...

"Llull". Revista de historia de la...

"Bibliografía crítica sobre la his...

Planta dedicada a Jordán ...Planta dedicada a Jordán de Asso "...

Monografía sobre la autor...Monografía sobre la autoría aragon...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT