Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Viejo Lobera, Mariano

Contenido disponible: Texto GEA 2003

(Sabiñánigo, H., 9-X-1948). Pese a sus estudios de ingreso y preparatorio en la Escuela de Bellas Artes de San Jorge, Barcelona, se considera autodidacta. Fue miembro del Colectivo Plástico de Zaragoza.

De 1971 a 1973 se interesa por un paisaje con cierto realismo y técnica suelta mediante la supresión de elementos formales, mientras que cuando es urbano siente predilección por mostrar el paso del tiempo a través de las fachadas. Si a principios de 1974 el paisaje se muestra con suelta factura, en ocasiones cercano a la abstracción, y con vivos toques de color, a mediados del mismo año incide en reflejar las paredes envejecidas, sobre las cuales puede incorporar figuras humanas que simbolizan la soledad del ser humano. Nada más iniciarse el año siguiente, en 1975, incorpora grafitos a paredes agrietadas, con el uso del óleo y tierras sobre tela o madera, y a mediados la obra se transforma de forma radical, puesto que se interesa por unos temas de tipo crítica social. Con un predominio de grises, pardos, negros, etc., muy afines al tema, el fondo se divide en dos planos de distinto color y separados por una estrecha banda, lo cual sirve para situar una figura o muchedumbres con señalado realismo y en actitudes naturales. En ocasiones suprime los rasgos faciales o plasma las siluetas para sugerir al hombre anónimo y sin personalidad, manipulado.

En 1982 inaugura una exposición, bajo el título «Pintura-Pintura», en la que su cambio es radical. Estamos ante unas sutiles y variadas abstracciones, sin vínculo con la tendencia Soporte Superficie, con franjas geométricas que acogen a marcados colores, áreas nubosas y detalles móviles, para mostrar, a veces, un paisaje enmascarado repleto de misterio.

Aunque la obra se expusiera antes, el catálogo para la muestra en las Cortes de Aragón, abril de 1989, evidencia otro cambio total. La sobriedad de colores se alía con unos fondos monocromos que sirven para acoger el tema primordial. Formas tipo menhir, espirales, arcos y dólmenes nos indican su interés por épocas prehistóricas con una manifiesta austeridad plástica.

Tras un período de transición, exhibido en 1998, con el uso de purpurinas, oros y platas, así como el interés por las formas de carácter simbólico y mitológico, su última etapa la expone en 2000 y culmina en la de 2002, a través de unas abstracciones de fuerte y contrastado colorido, rojo y azul, blanco y negro, entre otros, que se caracterizan por los planos informales idóneamente compuestos.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Imágenes de la voz

"FORMA PROYECTADA" MARIANO VIEJO

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT