Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Standum est chartae

Contenido disponible: Texto GEA 2003  |  Última actualización realizada el 13/10/2010

(Derecho). «Conforme al principio standum est chartae, se estará, en juicio y fuera de él, a la voluntad de los otorgantes, expresada en pactos o disposiciones, siempre que no resulte de imposible cumplimiento o sea contraria al Derecho natural Buscar voz... o a norma imperativa aplicable en Aragón» (articulo 3.° de la Compilación del Derecho civil de Aragón Buscar voz...). La exposición de motivos que precede a la Compilación sitúa al citado principio en el sistema aragonés y en su tradición jurídica diciendo que «en el articulo 3.° se configura el principio standum est chartae en acatamiento a la tradición jurídica del país sobre autonomía de la voluntad y libertad civil, concretada en la Observancia 16 de fide instrumentorum». El Apéndice Buscar voz... de 1925 hizo mera alusión incidental a este principio en su art. 59, lo que suscitó las críticas de quienes lo concebían como expresión de la libertad civil Buscar voz..., esencial en el Derecho aragonés.

El mérito de asentar definitivamente el principio standum est chartae con la significación actual en el Derecho aragonés Buscar voz... corresponde a Costa Buscar voz..., que supo remontarse a las raíces de la mejor doctrina clásica, señaladamente Miguel del Molino Buscar voz... y su comentarista Portolés Buscar voz.... Molino enseñó, a principios del siglo XVI, que la regla fundamental es que todo instrumento vale en Aragón, con tal que no contenga nada imposible o contra el Derecho natural. Señala luego que los foristas han sacado muchas conclusiones de la Observancia 16 de fide instrumentorum y de la 1.ª de equo vulnerato, entre las que enumera las siguientes: vale el testamento aunque no contenga institución de heredero; puede dejarse la herencia en codicilo; vale el pacto puesto en instrumento aunque sea contra la naturaleza del contrato; vale asimismo la donación universal de todos los bienes habidos o por haber. Añade que los foristas Buscar voz... mantienen muchas otras conclusiones que no están escritas en los Fueros ni en las Observancias Buscar voz..., sino que residen y se conservan en las cabezas de los prudentes, y que por estas Observancias que dicen que hay que estar al documento se corrige en muchas cosas el Derecho común Buscar voz.... Así pues, como arma contra el Derecho común, para evitar la aplicación de las leyes romanas, fue utilizado el principio standum est chartae por los aragoneses.

No es, en último término, una originalidad absoluta: en los Derechos de costumbres Buscar voz... francés y alemán, aforismos casi idénticos significaban la misma lucha del Derecho propio contra las Pandectas y la técnica romanista de jueces y abogados. Pero acaso llegó más lejos el Derecho aragonés al proclamar, por boca del pueblo, «pactos rompen fueros, pacto quita fuero Buscar voz...». No sólo los preceptos romanos, sino, como dan a entender estos aforismos, también los promulgados como fueros por el legislador aragonés pueden ser preteridos y evitados pactando de otro modo. Naturalmente que en los Fueros aragoneses Buscar voz... hay preceptos imperativos y prohibitivos, contra los que nada valdría el pacto. Pero son los menos, y aun al promulgarlos parece como si el legislador diera explicaciones y se disculpara por trabar la libertad de los sujetos. Puede pensarse que todos los preceptos aragoneses son de Derecho voluntario o supletorio, a menos que aparezcan claras razones en sentido contrario.

En la doctrina inmediatamente anterior a Costa solía ponerse mayor énfasis en la Observancia 1.ª de equo vulnerato, que afirmaba que los Fueros no admiten interpretación extensiva, añadiendo et de foro stamus chartae. Los Fueros, según esto, deberían interpretarse literalmente, y aplicarse como suenan y sólo para los casos concretos en ellos considerados. Este criterio de interpretación literal, y aun de prohibición de interpretar, referido a los Fueros aragoneses, debe imputarse probablemente a la tendencia de los juristas cultos, educados en el Derecho romano —único enseñado en las Universidades—, a restringir todo lo posible el ámbito de aplicación de las normas aragonesas, reducido a los casos expresa y textualmente considerados, mientras que en todos los demás irrumpiría el llamado Derecho común romano-canónico. Imponer la interpretación y aplicación literal de los Fueros es un medio utilizado por los juristas cultos de toda Europa para reducir los Derechos locales y territoriales europeos a la figura de pequeñas islas perdidas en el inmenso océano del Derecho común, dotado, éste sí, de fuerza expansiva arrolladora. La cuestión, con todo, es compleja, porque la prohibición de interpretar (exclusividad de la interpretación literal, o declarativa, prohibición de la extensiva, etc.) puede responder también a la ingenua pretensión de los ciudadanos, celosos guardadores de su Derecho, de excluir toda injerencia por parte del estamento de los juristas y, consiguientemente, toda contaminación con el Derecho romano. Standum est chartae, en el terreno de la interpretación de los Fueros, es entonces expresión ambigua de dos tendencias contradictorias y enfrentadas, la «erudita» y la «popular», que producirán una u otra consecuencia según el peso de los juristas romanizados en cada momento.

Costa defendió la concepción actual del standum est chartae en el Congreso de Jurisconsultos Aragoneses de 1880 Buscar voz..., y éste, tras empeñada polémica, la acogió en sus conclusiones. La recepción, en lo esencial, de las ideas de Costa sobre el tema por los juristas aragoneses fue inmediata, y así ha llegado al Derecho actual.

• Bibliog.:
Lorente Sanz, J., y L. Martín-Ballestero y Costea: «La norma en el ordenamiento jurídico aragonés», en Anuario de Derecho Aragonés, 1944, pp. 60 y ss.
Palá Mediano, F.: «Notas para una estudio crítico del apotegma Standum est chartae», en Anuario de Derecho Aragonés, 1944, pp. 273 y ss.
Martín-Ballestero y Costea, L.: «Más acerca del concepto y naturaleza del Standam est chartae», en Estudios de Derecho civil en honor del Prof. Castán Tobeñas, III, Pamplona, 1968, pp. 303 y ss.
Delgado Echeverría, J.: Joaquín Costa y el Derecho aragonés (Libertad civil, costumbre, codificación), Zaragoza, 1978, pp. 9 y ss.

 

Monográficos

Joaquín Costa

Joaquín Costa

El personaje que más influencia ha tenido en el pensamiento y la política del siglo XX.

Imágenes de la voz

Jesús Delgado Echeverría:...Jesús Delgado Echeverría: 'Un pról...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT