Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Dinópolis-Ruta Jurásica

Contenido disponible: Texto GEA 2003

Es un proyecto promovido por el Instituto Aragonés de Fomento, dependiente del Departamento de Industria, Comercio y Desarrollo del Gobierno de Aragón. El objetivo final es fomentar el desarrollo y conocimiento de la provincia de Teruel a través de su patrimonio paleontológico.

Es el único conjunto centrado específicamente en la paleontología de Europa y uno de los pocos del mundo de estas dimensiones. Su pretensión es difundir esta ciencia en auge, y no sólo con aspectos de Aragón sino de todo el mundo. Para ello Dinópolis dispone de numerosos ejemplares fósiles y réplicas de diversos países, pertenecientes a los yacimientos más protegidos de todo el continente europeo. Ofrece formación en materia de excavaciones paleontológicas, limpieza de restos, reconstrucciones y reproducciones al máximo nivel internacional.

El planteamiento de partida es el de combinar en todo momento ciencia con divulgación y ocio. De esta forma, con una mezcla de animación escenográfica y ciencia, se ofrece un conjunto temático que nace con el objetivo de liderar la paleontología europea desde el punto de vista de la cultura y el ocio.

Para lograr este fin se ha construido una sede central en Teruel, a la que seguirán otras en localidades de la provincia donde existen importantes yacimientos: Galve, Peñarroya de Tastavins, Concud, Rubielos de Mora, Mas de las Matas-Castellote y Albarracín. La ruta, que se extenderá a otras localidades en fases posteriores, estará reforzada con exposiciones temporales y muestras itinerantes. En conjunto se permite apreciar la evolución de la vida desde la era Primaria hasta la actualidad, a través de distintas salas repletas de grandes fósiles y esqueletos completos de todo tipo de animales prehistóricos, espectáculos, escenificaciones y otras atracciones de ocio y cultura.

La visita a las otras poblaciones mencionadas otorgará la posibilidad de contemplar restos reales de dinosaurios, animales marinos, insectos y paleobotánica, así como de vivir múltiples e intensas experiencias.

Uno de los principales atractivos son, o serán, los itinerarios programados en los que, combinando las visitas a las diferentes sedes, se podrá recorrer en uno o varios días toda la ruta.

¿Por qué en Teruel? Las particulares condiciones geológicas de la provincia de Teruel ponen de manifiesto que durante épocas pasadas fue una cuenca de sedimentación importante. Unidas a la baja explotación de su suelo, hacen que sea considerada como una de las zonas fosilíferas más importantes de Europa y, particularmente, de fósiles de dinosaurios, algunos únicos en el mundo.

Desde siempre, debido al permanente descubrimiento de nuevas especies, la provincia de Teruel ha sido asociada a los dinosaurios. Pero ahora, con el nacimiento de Dinópolis-Ruta Jurásica, esta asociación es de mayor envergadura, ya que en el área bautizada con dicho nombre, el visitante puede trasladarse seiscientos millones de años atrás.

En este sentido, va a poder descubrir animales marinos sólo vistos hasta ahora en los libros. También tendrá la oportunidad de rodearse de otras especies de grandes dimensiones. Y por supuesto, va a poder apreciar en toda su grandeza una gran variedad de esos extraordinarios animales que dominaron la Tierra durante ciento sesenta millones de años: los dinosaurios.

Un amplio mercado. La principal ventaja de Dinópolis-Ruta Jurásica, además del atractivo que tiene su contenido, es su ubicación, muy próxima al arco mediterráneo. Dos millones de personas visitan esta zona (durante el verano de 2001), lo que supone un aliciente turístico de primer orden. Pero si importante es el turismo, no lo es menos la riqueza paleontológica. La provincia de Teruel tiene yacimientos de todas las eras y restos fósiles de varios dinosaurios únicos, como el saurópodo de Peñarroya de Tastavins y el Aragosaurus de Galve.

Capital público y privado. La sociedad gestora del Conjunto Paleontológico de Teruel, presidida por el vicepresidente y consejero de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, José Ángel Biel, es la encargada de gestionar el funcionamiento de Dinópolis-Ruta Jurásica y su explotación comercial. El 49% de su capital social –2 millones de euros– ha sido aportado por el Instituto Aragonés de Fomento y la Diputación Provincial de Teruel. El resto del capital hasta completar el 100% ha sido desembolsado por las siguientes entidades privadas pertenecientes a los ámbitos financiero, paleontológico, hotelero, inversor, de viajes y de ocio: Ibercaja, CAI, Caja Rural de Teruel, Facops, Hoteles Silken, Grupo BR, Going Investment, Viajes Tívoli y Parque de Atracciones de Zaragoza. El número de puestos de trabajo directos está previsto que llegue hasta los 150.

La custodia y conservación de los fósiles corre a cargo de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel, creada en 1998. Forman su plantilla paleontólogos y restauradores del máximo nivel, que velan en todo momento por el rigor científico del proyecto. Esta Fundación se encarga de ejecutar todas las acciones que afecten al capítulo cultural, científico y paleontológico.

La Fundación, con un presupuesto inicial de 40 millones de pesetas al año, está presidida por el consejero de Cultura y Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo. Son miembros también el Instituto Aragonés de Fomento y la sociedad gestora del Conjunto Paleontológico de Teruel. Se invitará a participar tanto a la Universidad de Zaragoza como a la Sociedad Española de Paleontología. La Fundación cuenta con un Consejo Asesor, en el que estarán representados los ayuntamientos en cuyos términos municipales haya centros de Dinópolis cuando se incorporen a la ruta, así como personas de reconocido prestigio en la materia y colegios profesionales relacionados.

Sede de Teruel. La sede central de Dinópolis-Ruta Jurásica en la capital turolense cuenta con un edificio de más de 9.000 metros cuadrados, la mayor superficie de exposición paleontológica que se puede encontrar actualmente en Europa. Este edificio alberga elementos temáticos, escenográficos y museísticos que nos introducen de forma amena en el mundo de la paleontología. El visitante encontrará en él los siguientes alicientes:

• Cine en tres dimensiones

• Viaje en el tiempo-RIDE

• Sala del Mar

• Sala de los Dinosaurios

• Sala de la Extinción

• Sala de los Mamíferos

• Rampa de Paleontología Turolense

• Rampa de Tiempo Geológico

• Laboratorio de Restauración

• Sala de Juegos

Cine en tres dimensiones. Cada 30 minutos se proyecta una película de 15 minutos de duración que narra un día en la vida de una familia de dinosaurios. Las imágenes de los dinosaurios han sido generadas sintéticamente con las más modernas tecnologías y están superpuestas a fondos reales rodados con cámaras robotizadas.

Viaje en el tiempo. Un vehículo especialmente diseñado transportará a los visitantes más de 20 millones de años atrás. Desde ahí avanzarán a través de la historia del planeta, pasando por la formación del Universo, la aparición de la vida, el nacimiento de los dinosaurios y el cataclismo que supuso su extinción.

Este recorrido, en el que se suceden los robots animados o animatronics junto con numerosos efectos de luz y sonido, es la principal puerta de entrada a Dinópolis-Ruta Jurásica. Se ha configurado para que el público experimente diversas sensaciones. Por ejemplo caídas de troncos, madres que atacan al defender a sus crías o pterodáctilos sobrevolando los vehículos.

Sala del Mar. En ella se muestran fósiles y réplicas de invertebrados y vertebrados que poblaron las aguas de la Tierra desde el principio de los tiempos hasta la actualidad: trilobites, ammonites, braquiópodos, crinoideos, bivalvos, erizos, peces, anfibios... Destaca la presencia de grandes piezas como las de Elasmosaurus, Archelon, Megalodon, Cacharodon, Ictiosaurus, Plesiosaurs, Pachyrizodus o Toxichelis. Uno de los elementos de mayor relevancia paleontológica son las Ranas de Libros, únicas en el mundo y originarias de la población turolense del mismo nombre.

Sala de los Dinosaurios. En esta sala se exhiben los esqueletos completos de los más conocidos dinosaurios, como el Braquiosaurus Brancai –12 metros de altura por 24 de longitud– y el Tyranosaurus Rex –14 metros–, además de otros como el Herrerasaurus –uno de los primeros dinosaurios de hace 230 millones de años– o los Camptosaurus, Yangschuanosaurus, Stegosaurus, Chasmosaurus, Paquicephalosaurus, Bellosaurus, Giganosaurus, Dsungaripterus, Velociraptor, y Tsintaosaurus, entre otros.

Sala de la Extinción. En esta sala circular que comunica la Sala de los Dinosaurios con la de los Mamíferos encontramos una exposición de meteoritos caídos sobre la Tierra en diferentes lugares del mundo. Cabe destacar el que preside la sala. Con más de 300 kilos de peso, cayó en China en 1516 procedente del cinturón de asteroides. Todo esto se aprovecha para explicar al visitante la teoría más extendida sobre la desaparición de los dinosaurios, así como otras menos conocidas pero igualmente interesantes.

Sala de los Mamíferos. Esta estancia está dedicada a los mamíferos que, aunque ensombrecidos por los dinosaurios, ya existían hace 200 millones de años. Habrá una representación variada: Chiloterium, Sanshitherium, Eremotherium, Ursus Spaleous, Mammuth, Megaceras, Panthera Leo o Smilodon —dientes de sable—-. La sala albergará también mamíferos de la cuenca de Teruel como el Hypparion. Será en estas dependencias donde se repase la evolución del hombre, desde sus orígenes hasta la aparición del Homo Sapiens.

Rampa de la Paleontología Turolense. A lo largo de este pasillo, que une la Sala del Mar con la Sala de los Dinosaurios, se expondrán numerosas fotografías y otros documentos que muestran antiguas excavaciones en Teruel y el trabajo de los eminentes paleontólogos que las pusieron en marcha.

Rampa del Tiempo Geológico. Esta rampa, con proyecciones y dibujos, ofrece al visitante una idea certera y gráfica de la edad del planeta y de la aparición de la vida en él. Cada paso supone un salto de 52 millones de años que comienza por el Precámbrico y sigue por el Paleozoico, Mesozoico y Cenozoico.

Laboratorio de Restauración. Dinópolis-Ruta Jurásica inaugura un nuevo concepto de laboratorio de restauración que permite observar a través de una cristalera y con el apoyo de monitores el proceso de recuperación de un fósil, desde su descubrimiento y extracción hasta su exposición.

El taller cuenta con una sección de moldes o elaborados con resinas, silicona, vaselina, y fibra de vidrio. Los técnicos trabajan en este apartado para conseguir réplicas y copias fieles de las piezas originales de cara a su posterior exhibición.

Sala de Juegos. Orientada específicamente a los niños, contiene juegos multimedia, videos y manualidades interactivas para que los más pequeños aprendan al tiempo que se entretienen.

Otras instalaciones. Además de todo lo expuesto, el edificio de Teruel dispone de cafetería-restaurante ambientada con árboles y restos fósiles, y de una tienda en la que será posible adquirir todo tipo de productos relacionados con el mundo de los dinosaurios.

Sedes en otras poblaciones. El conjunto Dinópolis-Ruta Jurásica incluye sedes en varias poblaciones, que se irán incorporando conforme estén terminadas. Se trata de las siguientes:

— Galve. La localidad de Galve tendrá dos edificios. El primero de ellos será una construcción de tres plantas y la última estará destinada a albergue. El segundo edificio, de gran altura, se ubicará a 200 metros del casco urbano. En él se expondrán los esqueletos completos de los dinosaurios encontrados en el municipio. Las instalaciones contaran con salas de exposición, laboratorio, tienda, snack-bar y almacén. Está previsto organizar en el exterior del municipio una ruta por los yacimientos de huellas de dinosaurio. También se habilitará una zona como merendero al aire libre.

En Galve será posible contemplar el Aragosaurus y el saurópodo de Cuesta-Lonsal, actualmente en restauración y estudio. También se exhibirán un Iguanodon y un Hipsilophodon, dinosaurios herbívoros.

— Rubielos de Mora. El edificio de Rubielos de Mora se plantea como un recinto cerrado con pequeñas instalaciones interiores dedicadas a la exposición de diferente material fósil de la zona. Fuera se realizarán actividades lúdicas para niños. También tendrá un área de ocio para alimentación al aire libre.

En Rubielos de Mora se expondrá el registro fósil del Cretácico Inferior, fechado hace unos 100 millones de años. Contiene restos de troncos, hojas y ámbar, así como una representación de los animales y plantas que formaban parte del hábitat de un lago que existió allí hace 19 millones de años, en el Mioceno.

— Concud. Tras visualizar un montaje audiovisual en el edificio, el visitante encontrará en el exterior un circuito con un puente de madera que recorrerá el yacimiento para observar los fósiles sobre el terreno. Así el público verá claramente los estratos comprendiendo cómo se estudia la paleontología.

Esta exposición albergará fósiles de bóvidos, cérvidos, cánidos —entre ellos el lobo más antiguo que se conoce— y équidos. Una de las especies recogidas aquí lleva el apellido de la localidad, el caballo Hypparion Concudensis. También habrá tienda y una pequeña arboleda para tomar consumiciones.

— Albarracín. En Albarracín, las instalaciones de Dinópolis-Ruta Jurásica ocuparán 100 metros cuadrados en los que se dispondrá una sala de exposición, una pequeña tienda y una sala de proyecciones. El edificio estará rodeado de un espacio exterior dedicado a actividades y juegos que recrearán el mundo marino del Jurásico.

Se reproducirán de forma cronológica los ambientes con los fósiles marinos de la Sierra de Albarracín, completados con ejemplares de otras zonas de Teruel y del resto de Aragón. Así, estarán representados los invertebrados, con ammonites, bivalvos, braquiópodos y erizos, y los vertebrados, con cocodrilos y reptiles marinos.

— Mas de las Matas-Castellote. Los restos encontrados en el yacimiento de troncos fósiles de «El Barranquillo», situado al Norte del término municipal de Castellote, en las cercanías del Pilón de San Pedro, centrarán los contenidos de Dinópolis Ruta Jurásica en la zona. Tras la visita al museo de Mas de las Matas se podrá contemplar este yacimiento, que se preparará para dar cabida a los visitantes.

Los más pequeños tendrán la oportunidad de excavar al aire libre troncos fósiles sepultados en arena.

— Peñarroya de Tastavins. Dinópolis prepara en la localidad una exposición de 500 metros cuadrados sobre Paleontología donde se mostrará el esqueleto completo del ejemplar saurópodo allí encontrado, el dinosaurio de Peñarroya de Tastavins, de hace 110 millones de años.

Se instalará en un edificio acompañado de una animación que recreará el proceso de localización y reconstrucción del dinosaurio. La tienda y la zona de bar completarán el complejo. En el exterior del edificio se realizarán actividades y juegos para los niños, con simulaciones de excavaciones y réplicas de dinosaurios en las que poder montarse.

 

Monográficos

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

Un paseo por la etapa de los logros democráticos, la convicción autonomista y el acceso al estado del bienestar en el Aragón actual.

Imágenes de la voz

"ANIMATRONICS" DE DINÓPOLIS

SALA DE LOS DINOSAURIOS D...SALA DE LOS DINOSAURIOS DE DINÓPOL...

INTERIOR DE DINÓPOLIS...INTERIOR DE DINÓPOLIS

DINÓPOLIS...DINÓPOLIS

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT