Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Basílicas

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Pocos restos identificables con basílicas de época antigua nos quedan en Aragón. Tan sólo los del «Castillo de Miranda» en Juslibol Buscar voz... y la «Villa Fortunatus» en Fraga Buscar voz....

Los primeros, localizados en la parte más alta del poblado, presentan una estructura de corte clásico, con dos naves y ábside, de 14 m. de longitud, y habría que entenderlos como una basílica de la primera época, cuando éstas son construcciones anejas a los foros, cuya finalidad es albergar a los jueces en el ejercicio de su función y a los negociantes para asuntos de comercio y banca.

En Fraga, a mediados del siglo vi d.C., se construyó en el lado oeste de la «Villa Fortunatus» y adosado en parte a la galería del peristilo, un edificio basilical de sentido distinto al anterior de Juslibol, ya que en estos momentos su destino es el culto cristiano. Siguiendo a Palol, podemos describirlo en los siguientes términos: «... construcción que presenta cierta unidad y que, en esencia, forma una planta completamente rectangular, en cuyo lado menor NE sobresale un ábside rectangular por el exterior y semicircular por el interior. Este ábside comunica con una nave un poco más ancha que el mismo en la que se hallan dos enterramientos y que tiene comunicación por ambos lados con sendas habitaciones laterales. Las tres ocupan una tercera parte del rectángulo general y se hallan perfectamente en contacto con el ábside. La parte central del rectángulo lo ocupa una gran nave transversal, de la misma anchura del rectángulo y que tiene el ingreso del templo por el oeste. Es interesante que dicha nave se divide longitudinalmente por medio de dos columnas colocadas exactamente en la continuidad de los muros de separación de las tres dependencias anteriores, en sentido longitudinal del rectángulo.

El fondo de este transepto comunica con una pequeña habitación añadida, con salida al exterior. Y por su derecha, es decir, hacia el oeste, por una parte hacia una cámara funeraria aislada, comunicando directamente con el transepto, y un conjunto de tres habitaciones, una de ellas, la central, con cuatro columnas. Nada sabemos de los hallazgos de este lugar, ni de la posible presencia de un baptisterio».

Entre los restos aquí hallados son de destacar una cancela o lauda de piedra decorada con un crismón debajo de una teoría de arcos de medio punto y un capitel corintio visigodo que evidencia la continuidad de uso en esta época.

Se ha especulado también con la posibilidad de que en Monte Cillas (Coscojuela de Fantoba Buscar voz...) se erigiera una basílica cristiana que estaría en relación con la necrópolis tardía (necrópolis romanas) del siglo iv que ha proporcionado las laudas sepulcrales, pero no quedan restos de ella.

• Bibliog.: Domínguez et alii: Carta Arqueológica de España: Huesca; Zaragoza, 1984, pp. 76-78 y 96-97. Fatás, G.: «Excavaciones en “Castillo de Miranda” (Juslibol, Zaragoza)»; Noticiario Arqueológico Hispánico, Prehistoria, 1, Madrid, 1972, pp. 27-250. Lostal, J.: Arqueología del Aragón romano; Zaragoza, 1980. Lostal, J.: «Arquitectura romana»; Atlas de Prehistoria y Arqueología Aragonesas, I, Zaragoza, 1980, mapa LV, pp. 184-187. Palol, P. de: Arqueología cristiana de la España romana; Madrid-Valladolid, 1967, pp. 88-90.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT