Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Acequia Imperial de Aragón

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 09/11/2009

Acequia de riego, precursora del Canal Imperial de Aragón Buscar voz..., que fue construida a principios del siglo XVI con el propósito de mejorar y extender los riegos de la huerta meridional de Zaragoza. La ciudad, usando de un privilegio que le había sido concedido por Pedro IV Buscar voz... en 1339, intentó construirla en 1496 y en 1510; sin embargo la obra no se inició hasta 1529, cuando Carlos I Buscar voz... (el emperador Carlos V), a solicitud del concejo de Zaragoza y probablemente por motivos políticos, tomó a su cargo la empresa. Los primeros proyectos la hicieron nacer cerca de Gallur Buscar voz..., pero el agua no alcanzaba nivel suficiente para regar todo el campo zaragozano; por eso el proyecto definitivo, concebido y realizado por Gil de Morlanes Buscar voz..., situó la embocadura cerca de Fontellas, en el paraje denominado El Bocal, con lo cual la acequia regó territorio navarro. Esto originó problemas de jurisdicción ya que Navarra era, como Aragón, reino soberano.

La empresa fue planteada en una época de expansión económica; pero problemas técnicos y el elevado coste de las obras, que había hecho necesario el apoyo de la Corona, impidieron que llegara a su fin. Los trabajos principales llevaron diez años y en ellos se construyó el azud, un edificio con la residencia del gobernador de la Acequia y las compuertas para el agua (el hoy llamado «Palacio de Carlos V»), y parte del cauce. Éste tenía un trazado muy desigual y graves defectos de nivelación; ello y lo costoso de las limpias y desbroces, que no siempre se hacían, impidieron que fluyera el caudal previsto. La acequia sólo regó regularmente hasta Gallur; Luceni y Boquiñeni recibían en ocasiones aguas coderas o sobrantes. Para pasar el Jalón estaba previsto un sifón de sillería que no fue construido hasta la segunda mitad de siglo y funcionó poco tiempo, y únicamente esos años el riego pudo llegar hasta los llanos de Pinseque y Garrapinillos. En el siglo xvii se renunció a continuarla; eran ya tiempos de crisis y los esfuerzos se limitaron a mantenerla en servicio hasta el Jalón para verter allí el caudal sobrante y aprovecharlo por las acequias inferiores, especialmente la de Almozara. No obstante, la obra nunca se consideró concluida y a veces surgieron proyectos de continuarla como el de Domingo de Uzenda y Mansfeld (1654) que intentaba llevar el agua hasta La Zaida Buscar voz... (Z.). En el siglo XVIII y dentro ya de una nueva etapa de expansión económica, la Acequia pudo cumplir al fin el sueño de los agricultores zaragozanos. En 1722 una avenida del Ebro destrozó el azud y dejó sin agua a los pueblos más de doce años, pero a raíz de su reparacion la empresa se vio englobada en un viejo proyecto aragonés mucho más ambicioso: hacer navegable el curso del Ebro. Dentro de este plan la vieja acequia fue retrazada como canal de riego y navegación; tras algunos proyectos previos (Lana y Rodolfi, 1738-1739; Witte, 1757) en 1768 se iniciaron las nuevas obras y en 1770 sus bienes fueron trasferidos a la Compañía de Badín Buscar voz... concesionaria de la construcción y explotación del ya Canal Imperial de Aragón Buscar voz.... El agua llegó a Zaragoza en 1784.

La Acequia era del rey, no del reino, y como tal fue administrada por la Junta del Real Patrimonio que estaba presidida por el gobernador de Aragón y dependía directamente del Consejo de Aragón Buscar voz.... Su administración y explotación fue a veces arrendada a particulares. Al frente de la misma estaba el gobernador y juez de aguas de la Acequia: era siempre un caballero aragonés y al comenzar su mandato había de recibir del Consejo de Navarra potestad expresa para ejercer la jurisdicción en aquel reino. Otros cargos importantes eran el de escribano de raciones (encargado del control de los gastos y del reparto y mesuración de las cosechas) y el de alcaide de El Bocal; éste último recaía siempre en un caballero navarro para compensar el predominio de los aragoneses en la administración de la Acequia. Los oficios principales fueron con gran frecuencia hereditarios. La construcción de la obra fue costeada por la Corona a través de la Tesorería General de Aragón, pero también los pueblos regantes aportaron cantidades diversas. Zaragoza, la principal interesada, dio y prestó dinero en varias ocasiones para su prosecución y conservación.

La distribución del riego se regía por unas ordenanzas promulgadas en 1540. Las tierras producían principalmente trigo, cebada, avena y otros frutos y pagaban por el agua una contribución en especie que suponía, según los lugares y el producto, de un 10 a un 19,35 % de lo cosechado. El riego permitió roturar algunas tierras incultas, que fueron repartidas entre los campesinos, y sobre todo aseguró las cosechas en los años de sequía, paliando así el hambre. La nobleza navarra y aragonesa poseía casi todos los pueblos que recibieron el agua y puso bastantes obstáculos a la obra, pero luego se vio beneficiada ya que las rentas que percibía en los mismos aumentaron. La misma actitud tuvo la Iglesia, que hubo de repartir con el rey los diezmos Buscar voz... que recaudaba de estas tierras. Este reparto fue un importante precedente jurídico para todas las demás obras de riego emprendidas por la monarquía española en los siglos siguientes.

• Bibliog.:
Fernández Marco, J. I.: El Canal Imperial de Aragón. Estudio geográfico; Junta del Canal Imperial de Aragón, Zaragoza, 1961.
Pérez Sarrión, G.: El Canal Imperial y la navegación hasta 1812; Institución Fernando el Católico, Zaragoza, 1975.
Bolea Foradada, J. A.: Los riegos de Aragón; Sindicato Central de Riegos del Alto Aragón, Zaragoza, 1978.

 

Monográficos

El Ebro y los aragoneses

El Ebro y los aragoneses

La relación que mantiene el río Ebro con los aragoneses durante toda su historia.

La Edad Moderna en Aragón. El Siglo XVI

La Edad Moderna en Aragón. El Siglo XVI

El siglo más convulso provocará el final de los privilegios del reino.

Imágenes de la voz

Canal Imperial de Aragón....Canal Imperial de Aragón. El bocal...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT