Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Asamblea Nacional (Liga) de Productores

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 16/02/2007

Pocas fechas después de la Asamblea Nacional de Cámaras de Comercio Buscar voz..., del 15 al 20 de febrero de 1899, se celebró en Zaragoza la Asamblea Nacional de Productores, que había sido convocada por la Cámara Agrícola del Alto Aragón Buscar voz... en noviembre del año anterior. Junto con la convocatoria se había presentado un programa-manifiesto en cuyo prólogo se hablaba de cómo España hasta entonces no había sabido darse una Constitución propia, adecuada a sus características y desarrollo, de la pobreza endémica de su territorio, y de la falsedad de sus instituciones. Más adelante analiza las causas inmediatas de la catástrofe cubana, encontrándolas en el derroche del gasto público y en la poca prevención financiera por parte de los gobiernos de la Restauración. Finalmente, planteaba la necesidad de gobernar, pero no convocando previamente elecciones, inútiles entonces, sino organizándose, formando las «clases productoras» españolas un partido que fuera capaz de imponer un programa o realizarlo él mismo desde el poder. Se planteaba así el problema que ya desde el principio dividiría a los protagonistas de la Asamblea.

La Cámara de Barbastro exponía a continuación un programa de 17 puntos en los que planteaba los problemas más importantes del país. En el primero de aquéllos se llamaba a una política general dirigida a la «blusa y calzón corto» (obreros y escuela). Costa Buscar voz..., redactor del manifiesto y presidente de la Cámara del Alto Aragón, hacía especial hincapié en la política hidráulica, en la educación y en la regionalización del país. En todos estos aspectos defendía sus tesis conocidas, adoptando las posiciones de la Institución Libre de Enseñanza Buscar voz... en cuanto al tema educativo, por ejemplo, o radicalizándose en el del regionalismo: «hay que transplantar renuevos del árbol de Guernica a todas las comarcas de la península». Todo ello fue motivo también de diferencias en el seno de la Asamblea.

El contenido del manifiesto, por lo demás, era muy parecido al de la Cámara de Cartagena cuando convocó la Asamblea de Cámaras de Comercio de Zaragoza. Los asambleístas fueron principalmente representantes de las cámaras agrícolas españolas, de ligas y sociedades de labradores, y de sindicatos de regantes; pero también hubo representación de sociedades mercantiles e industriales, sociedades de Amigos del País, cámaras de comercio y otras entidades. Aragón estuvo representado por las cámaras agrícolas de Zaragoza, Alto Aragón, Cinco Villas, Tarazona y Calatayud; así como por el Centro Mercantil Buscar voz... de Zaragoza, y la Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País Buscar voz....

El inicio de las jornadas de trabajo y el reglamento ya fueron motivo de enfrentamiento. Costa, presidente de la Asamblea, pronunció un discurso en el teatro Circo, horas antes de iniciarse aquélla, repleto de ataques al gobierno y al sistema, intentando dar a la Asamblea el carácter político que perseguía. El reglamento impedía presentar ponencias capaces de variar el programa de la Cámara del Alto Aragón: pero no tuvo el suficiente apoyo como para poder sacar adelante sus deseos; en ello colaboraron no pocos hombres como los zaragozanos Eduardo Ibarra Buscar voz... y Juan Moneva Buscar voz..., y la Cámara Agrícola de Zaragoza. Así, la Asamblea no se constituyó en partido político, sino en la Liga Nacional de Productores, en mero grupo de presión.

Por otro lado, el programa final que se adoptó, semejante al de las Cámaras de Comercio, resultó más moderado que el que inicialmente presentara la Cámara de Barbastro: no se hizo mención, por ejemplo, de la laicización de la enseñanza, aunque se acordó la reducción de gastos destinados al clero y la revisión del Concordato; desapareció todo lo referente al regionalismo, al menos en el contenido originario. Por lo demás, el programa se ocupó de casi todas las facetas de la economía y de la sociedad española: plan hidráulico, colonización, producción agrícola, comunicaciones y transportes, política crediticia, educación, reformas sociales, derechos políticos, etc.

La personalidad de Costa se impone al contemplar los acontecimientos y con su actuación levantó las opiniones más encontradas. Consiguió presidir el directorio nombrado para gestionar la labor de la Asamblea con plenos poderes; e impidió la fusión con las Cámaras de Comercio propuesta por Alba durante las sesiones. Pero no pudo formar el partido político que quería, ni imponer la totalidad de su programa. Además, la Liga creada nació debilitada por las disensiones internas, por ello, aunque la Unión Nacional se formará meses después, serán Paraíso Buscar voz... y Alba sus hombres fuertes, ya no Joaquín Costa.

 

Monográficos

Joaquín Costa

Joaquín Costa

El personaje que más influencia ha tenido en el pensamiento y la política del siglo XX.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT