Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Asamblea de la Buena Prensa

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 23/01/2009

Celebrada en Zaragoza durante el Centenario de los Sitios Buscar voz... en 1908, era la segunda que se organizaba en España de carácter nacional; la primera fue en Sevilla, cuatro años antes. La finalidad de estas asambleas, según sus propias declaraciones, consistía en promover los intereses de la fe católica en España por medio de la prensa. La organización de aquéllas corría a cargo de la Iglesia, en colaboración con la «buena prensa» —es decir, la de la institución eclesiástica. Se declaraban apolíticas, aunque reconocían la importancia que tenía toda actividad de esa naturaleza.

Desde un principio, los organizadores estuvieron de acuerdo en que la Asamblea de Zaragoza dejara en segundo término los problemas de orden teórico, suficientemente tratados en Sevilla, abordando los problemas de carácter práctico. Entre los miembros más destacados de la junta organizadora figuraron Florencio Jardiel Buscar voz..., que era el presidente; Luis Mendizábal Buscar voz..., vicepresidente y catedrático de universidad; Inocencio Jiménez Buscar voz..., Santiago Guallar Buscar voz..., Francisco Casajús, y otros. Se organizaron juntas de propaganda en todas las diócesis de España, dirigidas por los propios obispos, a fin de conseguir el mayor número de suscripciones; éstas fueron 1.033 en la diócesis de Zaragoza, 408 en otras, y 16 domiciliadas en el extranjero.

La Asamblea dividió su trabajo en tres secciones: propaganda, fomento, y una tercera que debería estudiar alguna forma de organización para los periodistas católicos. La conclusión más importante de la Asamblea fue la de crear una agencia nacional e internacional de información para servicio de la prensa católica española. Otras conclusiones: publicación de hojas parroquiales en todas las diócesis; recomendación de publicar diarios para obreros; propaganda contra los artículos comerciales anunciados en la «mala prensa», recomendación de que los católicos no pertenecieran a círculos donde se recibieran aquellas publicaciones; creación de una sociedad de periodistas que hiciesen profesión de fe católica. En general, todas las iniciativas por realizar y organizaciones que crear se ponían bajo la vigilancia e iniciativa de los obispos en cada diócesis. Se acordó celebrar una próxima asamblea en 1911.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Monográficos

Aragón en los inicios del siglo XX

Aragón en los inicios del siglo XX

La época de la Restauración desde el Desastre del 98 a la II República.

Imágenes de la voz

Asamblea de la Buena Pren...Asamblea de la Buena Prensa

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT