Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Artesanía

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 22/01/2010

Las industrias artesanas suponen la realización de trabajos a mano o con instrumentos muy elementales, en familia o individualmente o, a lo sumo, en pequeños talleres, con una cierta intencionalidad estética. Se derivan de la acción de los gremios Buscar voz... medievales, agrupados por calles y con gradación de aspirante o aprendiz, oficial y maestro, vigentes hasta las Cortes de Cádiz Buscar voz... y desaparecidos por la industrialización y el trabajo en serie moderno. Nos interesan sólo los trabajos de carácter popular.

En cuanto a la madera Buscar voz..., la mayor parte de los pueblos aragoneses tuvieron carpinterías que realizaron muebles, hojas de puerta o ventana, armarios, arcas, cadieras, sillas de asiento de anea, etc. La talla de dibujos a mano se inspira en motivos geométricos, rosetas, etc., prehistóricos, perpetuados en las estelas Buscar voz... de la Edad del Hierro Buscar voz... y en temas del provincianismo romano. Persisten estos trabajos en Urrea de Gaén Buscar voz... y en Miravete de la Sierra Buscar voz... y, excepcionalmente, instrumentos de pulso y púa en Teruel Buscar voz.... Trabajos de talabartero de Areny Buscar voz... (H.) imitan en madera los dibujos de las retrancas de arnés de caballería, normalmente en cuero negro y banda ancha.

El hierro Buscar voz... tiene larga tradición en Teruel, obtenido en Ojos Negros Buscar voz... y en la sierra de Albarracín Buscar voz... y en el Moncayo Buscar voz..., tal como demuestra el poblado siderúrgico de La Oruña Buscar voz... cerca de Veruela Buscar voz..., y las noticias sobre las calidades del Jalón Buscar voz... y el Queiles Buscar voz... para el temple del acero en la Antigüedad, concretamente en época iberorromana. Según noticia de Asso Buscar voz..., había una herrería en el valle de San Pedro en Albarracín en 1526, en Torres en 1600 y en Tormón en 1708; la rejería Buscar voz... artística tiene su mejor ejemplo en la verja de maese Cañamache, de 1486, en la catedral de Teruel, y las sencillas y populares en Orihuela del Tremedal, Calomarde y Gea. En hojalata se hacían utensilios como los candiles de aceite con torcida, y otros instrumentos domésticos.

La artesanía textil Buscar voz..., en lana Buscar voz..., lino Buscar voz... esencialmente, conserva telares (Museo de Sabiñánigo) aún en funcionamiento, y tradición de fabricación de paños, como el de Zaragoza, negro y grueso, exportado a Portugal en el s. XVII.

En el Pirineo se hilaba y tejía la lana con instrumentos Buscar voz... especiales, logrando tejidos bastos y de mucho cuerpo, como trabajo femenino que ocupaba el tiempo libre; hasta hace poco se podían ver en las puertas de las casas mujeres con huso y rueca. Se conservan las alforjas de lana de colores en Fortanete (T.), otras telas realizadas por las mujeres, que cumplían todas las tareas, desde el copo de lana a la pieza tejida a mano, en Iglesuela, Cantavieja o Parras de Castellote. De otra índole, alfombras en Rubielos de Mora, o famosos trabajos de las calceteras de Urrea de Gaén; alfombras, alforjas y capazos en La Codoñera, La Cuba y Rafales; alfombras de jareta en Cuevas de Almudén, con cuerdas trenzadas, de pita; asientos de anea de Torremocha y Torrecilla de Rebollar; sogas y tejidos de lino en Aínsa y de lino en Ariza; puntillas y encajes de bolillo o ganchillo, en fin, en numerosos lugares.

En cuero Buscar voz... se realizaban los trabajos para aparejos de las caballerías; Zaragoza tuvo un barrio entero de tenerías, y todas las poblaciones grandes, curtidores; los guarnicioneros trabajaban collerones, cabezadas, carteras, petreles, colgadores, tapahebillas, retrancas y horcates; completaban su obra con claveteados dorados, a veces con las iniciales del dueño, y con adornos, frecuentemente en azul y rojo.

La cestería Buscar voz... con técnicas de espiral, tejido o cuerda, utilizando mimbres o juncos, cañas, paja de trigo o centeno, etc., la hallamos en todo Aragón, muchas veces entre los gitanos, y con técnicas especiales en los cestos de Calaceite o en los canastillos de Mazaleón -éstos para ponerlos las mozas en la cabeza en el rito de bendición del pan en las fiestas; de esparto o cáñamo, suelas de alpargata; en Libros, serones, y en Tramacastilla, jalmeros. Técnicas especiales tienen los cuévanos y canastos y los cañizos, de múltiples usos.

Algunos objetos tienen técnicas laborales o motivaciones especiales: así las botas con pez en el interior, en Sariñena o Teruel; o los trabajos de pastores, tanto para ocupar sus horas libres como para proveerse de su ajuar, como la «sopera» de piel de oveja, la cuchara y el cucharetero, la aceitera de cuerno, la bolsa salero, etc.; hilaban la lana para sus propios calcetines, trenzaban cordones de color blanco y negro y fabricaban sus flautas o chinflainas (Gistaín), todo en el Pirineo. La madera la trabajaban a cuchillo para objetos útiles o de regalo, para las novias. En el Alto Aragón se usaba el boj, y conocemos ejemplos de Jaca (rueca para hilar lino con mango decorado y nombre, botoneras, palicos de hacer calceta, ruecas de «manzanilla»), y cucharas en Gistaín, de mango corto y esculpido. En la zona de La Litera, collares de madera para machos cabríos y carneros, con excisiones y policromados que deben ser puestos en relación con decoraciones hallstátticas. En Híjar se esculpen en madera de olivo cucharas y llaves de collar, y en Mosqueruela, diversos objetos, como un salero con un perrillo que levanta la tapadera, en el Museo del Pueblo Español de Barcelona. Por influencia occidental hay trabajos sobre cuernos de buey, con grabados, colodras, aceiteras, cerilleras, vasos, etc., y en forma semejante sobre hueso. Con pelo de caballo trenzado, en los valles occidentales pirenaicos se hacían sortijas, cadenas de reloj, cordones para llevar las tijeras las mujeres, etc. Los temas esenciales son los geométricos (círculos, estrellas, esvásticas, rosetas, zigzags, triángulos, etc.) y los florales, y menos frecuentes en Aragón los místicos y religiosos, los animales o humanos, los nombres personales, etc. En Ansó, algunas incisiones se rellenaban de grasa o sebo mezclada con carbón en polvo para subrayar la decoración, y en otros sitios se usaba el ocre o la pasta blanca.

Artesanía interesante es la del alabastro Buscar voz... en placas o en esculturas u objetos, famoso en el valle del Ebro por su blancura («más blanco que el alabastro»); también la de instrumentos musicales como el chiflo Buscar voz..., la flauta revestida de piel de serpiente, la gaita de fuelle, «pulgaretas» de madera, etc. (organología popular Buscar voz...)

Algunos de los trabajos citados alcanzaron técnicas locales muy persistentes, como los de obtención de enseres del hogar y la casa Buscar voz...; por ejemplo, los cremallos de Ansó o caldericos de Baraguás; los morillos de origen hallstáttico con tederos o no (Echo); el espedo o asador de gran tamaño en todo el Pirineo; la parrilla; el badil para recoger brasas y calibo; el tentebién (Ansó) o guardapucheros (Broto); el fuelle o mancheta (Gistaín), entre los correspondientes al fogón; las pedreñas o piezas para protección de la pared del hogar; la forrada (Gistaín) o farrada (Ribagorza), de madera, que para tomar agua de la fuente y transportarla las mujeres en la cabeza se dotaba de fajas de latón amarillo; había también botijos y recipientes metálicos, así como morteros (almidet en Bielsa y Echo). Con corteza de árbol se hacían los roscaderos o bucheas (Echo) para la colada, y de madera el ruscador (Gistaín), en tronco vaciado, y las artesas para amasar; y con muchas variedades locales los arcones (caxa, en Gistaín) o las lacenas de Baraguás y Ansó, para guardar el lienzo. Artesanía especial y con muchas variantes, la de la cuna, con balancín (barzol en Plan y Gistaín).

La industria casera del lino y del cáñamo Buscar voz..., general en todo Aragón, se ha conservado en la zona pirenaica con las siguientes fases: agramar o romper la caña, con tres pasos sucesivos: con gramaderas o agramizas que manejaban los hombres; forachando luego el lino, y espadándolo después con la espatiella de madera (Ansó) sobre el filo de un banco; a continuación se peinaba con un rastrillo o peine de púas de acero, formándose los copos; éstos se hilaban, finalmente, en las ruecas, colocando el copo en la parte alta y sujetándolo con una caperuza adornada con lentejuelas de colores (rocador, en Ansó); se colocaba bajo el brazo izquierdo, el huso en la mano derecha, y se tiraba con la izquierda de la fibra colocada en una ranura o hilera, mientras se hacía girar el huso para devanar el hilo; la rapidez en el giro se lograba mediante un husillo en su extremo, la tortera. El hilo se aspaba, cocía y devanaba, y finalmente se teñía. La lana se cardaba e hilaba y retorcía, formando un hilo grueso de dos cabos; había también pelaires ambulantes o establecidos.

En general, estas artesanías influían mucho en las costumbres domésticas y locales, y sus mercados variaban según la dificultad del trabajo y la necesidad de importación de los materiales; la artesanía autosuficiente se ejercía sobre los productos de la comarca, y en cualquier caso los talleres eran muy numerosos; así en la cerámica Buscar voz... y en lo que se refiere a ollas y platos. En cambio, originada en pocos talleres era la de lujo o la que refleja peculiaridades: las vasijas con silbato, por ejemplo, como el chulet de campaneret de Tamarite de Litera o el piulet de Benabarre. En cualquier caso, estas artesanías se enlazan con las profesiones normales y los modos de vida diaria del pueblo.

• Bibliog.:
Violant y Simorra, R.: El arte popular español; Barcelona, 1953.
González Hontoria, Guadalupe: La industria artesana; Madrid, 1969.
Atrián, P.: «Estado actual de las artes y costumbres populares en la provincia de Teruel»; Etnografía y Tradiciones populares, Zaragoza, 1969, p. 117.

Arte: Dentro de la artesanía se incluyen todas aquellas producciones útiles y artísticas, hechas a mano, en cuya elaboración no entra proceso mecánico alguno en sentido industrial. La artesanía se encuentra dentro del arte popular, de cuyas características generales participa. (Artes populares Buscar voz...).

Legislación: Materia transferida como competencia exclusiva a la Comunidad Autónoma de Aragón, regulada por la ley 1/1989 del 24 de febrero, que pretende favorecer sus diversas manifestaciones, estimulando su pervivencia, propiciando el autoempleo, vinculando, en su caso artesanía y turismo, y procurando que sirvan al tiempo para alentar los recursos socioeconómicos, tantas veces escasos, del mundo rural.

El repertorio de actividades artesanas que recoge la Orden del 28 de mayo de 1990, dentro del censo de oficios y actividades artesanas es el siguiente: a) artesanía de producción de bienes de consumo, b) de servicios, c) de carácter tradicional y popular, y d) artística o de creación. El sector artesano en Aragón poseía 806 empresas con 1506 trabajadores (julio 1997) distribuidas geográficamente por provincias: Huesca (178), Teruel (91) y Zaragoza (537).

La distribución regional por actividades es la siguiente: muebles de madera (111), objetos diversos de madera (81), fibras vegetales (19), cerámica (142), mármol, piedra y escayola (36), vidrio (11), metal (76), piel y cuero (53), textil (64), joyería (32), instrumentos musicales (12), servicios (99) y varios (juguetes, encuadernación, etc.) (74).

El sector aragonés está regulado por la reglamentación siguiente: Ley 1/89, de 24 de febrero de Artesanía de Aragón; Decreto 51/89, de 18 abril acerca del Consejo de Artesanía; Orden de 28-V-1990 acerca del Censo de oficios y actividades artesanas; Orden de -VII-1990 acerca del Documento de Calificación Artesanal; O. de 3-II-1997 acerca de las ayudas al sector artesano. En 1997 comienza a prepararse la Regulación de la Artesanía Alimentaria.

 

Imágenes de la voz

1. Calderizo. Dib. J. Gav...1. Calderizo. Dib. J. Gavín 2. Cre...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT