!--#include virtual="entorno.asp"--> Escarabajos - Página de voz - Gran Enciclopedia Aragonesa OnLine
Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Escarabajos

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 24/10/2008

(Zool.) Nombre, el más conocido, de los coleópteros Buscar voz..., algunos de cuyos géneros son también llamados popularmente «zapateros», «cucos», etc. Los coleópteros (su nombre técnico), son uno de los órdenes de insectos, caracterizados por poseer uno de los dos pares de alas, el anterior, endurecido por aposición de quitina; cubren estas alas el abdomen del insecto a modo de estuche, constituyendo una verdadera coraza protectora, y reciben el nombre de élitros; cuando los escarabajos quieren elevar el vuelo, los separan y lo realizan mediante el segundo par (o posterior) de alas, éstas membranosas; generalmente el vuelo es rápido pero no muy largo, siendo característico el zumbido que emiten. Otras características son el poseer un aparato bucal masticador y metamorfosis complicada (huevo, larva, ninfa e insecto adulto).

El número de especies conocidas de coleópteros es muy elevado; en el planeta se calculan alrededor de trescientas mil, es el orden más numeroso de insectos y está subdividido en unas doscientas familias. Este grupo de insectos está adaptado a gran cantidad de biotopos, por lo que la diversidad de morfologías es muy notable: desde el gran dimorfismo sexual de los «ciervos volantes» (Lucanus cervus L.) en los que el macho está provisto de grandes mandíbulas que semejan las astas de los ciervos (de ahí su nombre), mientras que la hembra carece de características especiales en sus mandíbulas; a las curiosas «mariquitas» (Coccinella septempunctata L.), en las que las diferencias externas entre los dos sexos son inexistentes. Esta misma diversidad alcanza a las costumbres, ya que se van adaptando al medio en que viven, y así encontramos coleópteros acuáticos (Dytiscus marginallis L.) florícolas (Gnorimus nobilis L.), xilófagos (Oryctes nasicornis L.), etc. El único medio que no han colonizado es el marino.

En Aragón se encuentra un elevadísimo número de especies pertenecientes a este grupo, y ello es debido a la gran diversidad de hábitats y condiciones climatológicas que en nuestra región podemos encontrar. Entre los más representativos biotopos cabe señalar: la zona de los Pirineos, en donde viven especies propias de los ambientes alpinos; las zonas húmedas de las riberas de los ríos y lagunas; las esteparias de las tierras bajas de los Monegros; las serranías de media latitud de la provincia de Teruel, y los somontanos del Moncayo y del Pirineo.

Agrupando a las especies por familias, vamos a estudiar algunas de las más características y representativas; así: en Scarabaeidae encontramos los «escarabajos peloteros» (Scarabaeus sacer L. y Scarabaeus laticollis L.), que podemos observar en muchos de los caminos haciendo rodar sus bolas de estiércol durante los meses de verano en casi toda la región; los «escarabajos sanjuaneros», término con el que vulgarmente se engloba a las especies del grupo de los Melolonthinae (Melolontha papposa Oliv., Rhyzothrogus, Amphymallon y Polyphilla), que en el atardecer de las noches del mes de junio zumban entre la vegetación de los bosques y las orillas de los ríos y arroyos. Dentro de esta familia hay que destacar por su rareza la especie Osmoderma eremita Scop., citada en Aragón en dos localidades, el valle de Echo y el monasterio de San Juan de la Peña, ambas en la provincia de Huesca.

Los Cicindelidae son otra familia de coleópteros. Se caracterizan por ser insectos cazadores. Su morfología viene caracterizada por un cuerpo delgado, patas finas y largas, élitros con finos dibujos simétricos de un color amarillento que destacan sobre la coloración oscura del fondo, fuertes y potentes mandíbulas, así como una gran capacidad de vuelo. Corretean en las zonas arenosas. En Aragón viven unas doce especies, entre las que cabe citar: Cicindela campestris L., en la zona prepirenaica y por encima de los 800 m., Cicindela maroccana F., en las zonas áridas del valle del Ebro; Taenidia circundata Dej., en los terrenos salitrosos de Monegros y Bajo Aragón.

Entre varias de las especies que integran la familia Scarabaeidae (escarabajos propiamente dichos), se encuentran algunas muy notables; podemos citar en Aragón: Bolbelasmus gallicus Muls., y B. bocchus, pequeñas especies de 10 a 14 mm. de longitud, la cabeza de los machos unicorne; son micetófagas y acuden a la luz durante la noche. El Odontaeus armiger Scop., ha sido citada con dudas en España, y sin embargo tenemos la fortuna de encontrarla en los Pirineos y la cuenca del Ebro. La subfamilia Melolonthinae, menos conocida, cuenta con especies de conocimiento reciente para la ciencia, principalmente del género Rhizotrogus, como la especie R. turolensis Bág. Del Sinodendron cylindricum L., especie de 12-15 mm. de longitud, cuerpo alargado, convexo y subcilíndrico, se han encontrado ejemplares en el Moncayo. La especie Aphodius schlumbergeri Seidl., conocido sólo en España en los Pirineos de Huesca. El género Onthophagus está también muy representado en las provincias aragonesas, son interesantes el O. coenobita, de régimen coprófago.

Otra familia muy importante la constituyen los Cerambicydae. El género Dorcadion es quizá uno de los géneros más atractivos; su riqueza en especies y formas las hacen muy cotizadas. Se pueden citar: D. navasi (dedicado por su descubridor al conocido P. Longinos Navás Buscar voz...), propio de los terrenos esteparios de la cuenca del Ebro. El D. seguntianum Dan., del Moncayo, así como el D. caunense, el D. steparius de Gallocanta, y el D. zarcoi, conocido de muy pocas localidades zaragozanas. El D. fuliginator es propio del Pirineo oscense, donde se ha podido colectar a más de 2.000 m. de alt. El D. mosqueruelense es exclusivo de Mosqueruela (T.).

En cuanto a los coleópteros acuáticos, 16 familias con un total de 259 especies (sp.) están representadas en la entomofauna aragonesa siendo casi el 50 % de las especies ibéricas. Este alto porcentaje es reflejo no sólo de la extensión de la Comunidad Autónoma de Aragón, sino de su elevada heterogeneidad ambiental y su posición geográfica. Catalogadas por Ignacio Ribera y otros (1996, Catalogus - Sociedad Entomológica Aragonesa) se caracterizan por desarrollarse en el medio acuático tanto en estado larvario como en estado adulto. La familia con mayor número de especies es la de los Ditiscos (Ditiscidae), 91 sp., le siguen en importancia Hidraenidos (Hydraenidae), 47 sp.; Hidrofílidos (Hydrophilidae), 37 sp.; Elmidos (Elmidae), 19 sp., y Heloforidos (Helophoridae), 17 sp. Algunas familias Scirtidae, Psphenidae, Higrobiidae o Georissidae sólo están representadas por una especie.

 

Imágenes de la voz

<i>Entomoscelos Adonidis<...Entomoscelos Adonidis (Torr...

<i>D. Molitor</i> (BIEL)...D. Molitor (BIEL)

<i>O. Nobilis</i> (Selva ...O. Nobilis (Selva de Oza)

<i>Akis</i> (Torrero)...Akis (Torrero)

<i>Cilindela mauretanica<...Cilindela mauretanica (Cadr...

<i>C. Scopoli</i> (Zarago...C. Scopoli (Zaragoza)

<i>C. Melanidias</i> (Ori...C. Melanidias (Orihuela)

<i>B. Novemmaculata</i>...B. Novemmaculata

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT