Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Ermitas

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 19/02/2009

(Arte Buscar voz...). Aunque aquí se consideran las ermitas desde el punto de vista artístico, y, por tanto, el objetivo primordial es ofrecer un breve esbozo de su evolución tipológica, no cabe duda de que las ermitas de Aragón deben ser objeto de un estudio interdisciplinar. El número de las arruinadas en los últimos tiempos es abrumador, y especialmente en aquellas comarcas aragonesas en las que la emigración rural ha sido más fuerte. De esta manera, tanto la relación de ermitas contenida en el Diccionario de Pascual Madoz Buscar voz... como las recogidas en los mapas del Instituto Geográfico y Catastral, en muchos casos ya no tienen otro valor que el meramente histórico y documental, al haberse arruinado y desaparecido por completo.

Un estudio completo de las ermitas aragonesas requeriría una metodología interdisciplinar, que tenga en cuenta la moda cambiante de las devociones y de las advocaciones a los santos, con mapas de distribución geográfica, esclarecedores para el sistema de comunicaciones en el pasado, y al mismo tiempo la trayectoria cronológica, de especial interés para la evolución histórica de las devociones y de la iconografía cristiana. Algún tema, como el de las advocaciones marianas es, tradicionalmente, mejor conocido, con obras clásicas como la de Roque Alberto Faci Buscar voz... (1739) o la de Rafael Leante (1889). Recientemente, Agustín Ubieto ha recogido todas las leyendas medievales aragonesas, que en el apartado de apariciones de la Virgen (fenómeno peculiar del siglo XIII) permitirá establecer mapas de vegetación y de ganadería.

Otro aspecto importante del estudio de las ermitas es el de los intereses económicos subyacentes, con frecuencia para evasión de impuestos eclesiásticos por parte de los señores o de las cofradías, e incluso con intereses ganaderos de pastos, etc.

En la rica y compleja trama socioeconómica de las ermitas interesa asimismo el ámbito geográfico o área de atracción de las mismas que si habitualmente es local, en otras ocasiones alcanza niveles intermunicipales o comarcales.

Asimismo, desde el punto de vista de los emplazamientos geográficos (cimas de montes, junto a fuentes o ríos, etc.) se obtienen datos de gran interés sobre la sacralización de determinados lugares y sus posibles precedentes históricos.

Antes de pasar a la evolución tipológica de las ermitas aragonesas, conviene recordar que aunque habitualmente se trata de monumentos alejados de la población, la denominación de ermitas corresponde a una titulación eclesiástica, pudiendo también suceder que se hallen próximas e incluso englobadas en los núcleos de población, como también el caso contrario de que una capilla o iglesia aislada no sea ermita sino iglesia parroquial de algún núcleo de población desaparecido, e incluso iglesias parroquiales distanciadas o separadas del núcleo de la población.

Normalmente la arquitectura de las ermitas suele ser más modesta que la de las iglesias parroquiales, aunque las haya de gran prestancia, siendo empresas edilicias de carácter más popular, más vinculadas con las tradiciones constructivas de la zona y en las que la evolución de los estilos artísticos se refleja en ecos menores, perviviendo por más tiempo los tipos arquitectónicos y constituyendo parte del llamado «arte sin edad».

Lo más frecuente es que tengan una sola nave, que en la época románica presenta el característico ábside semicircular abovedado, mientras el resto de la nave se cubre con techumbre de madera para evitar las dificultades de los abovedamientos que requieren cimbra. Este primer prototipo puede prolongarse temporalmente sobrepasando los límites cronológicos del románico Buscar voz....

Ya en el siglo XIV, y por influencia del gótico Buscar voz... levantino, se generalizará otro prototipo de gran interés y pervivencia posterior: se trata de las ermitas de una nave rectangular, de ábside recto, con arcos diafragma apuntados soportando la techumbre Buscar voz... de madera a dos aguas; el auténtico esqueleto arquitectónico de la ermita son los arcos, con frecuencia en piedra sillar, aunque también los hay de ladrillo, por lo que las paredes se pueden cerrar con materiales más modestos, como mampostería y tapial. Hay algunos prototipos del siglo XIV totalmente edificados en buena piedra sillar y cubiertos con bella techumbre mudéjar Buscar voz..., como la ermita de la Virgen de la Fuente en Peñarroya de Tastavíns Buscar voz... (T.).

Los tiempos modernos, desde el siglo XVI al XVIII, constituyen una época de esplendor del fenómeno de las ermitas y de las romerías; en los casos más modestos se añade al edificio de la iglesia, con sus dependencias anejas de sacristías, la casa del ermitaño o santero; pero en otros se trata de un auténtico complejo civil, con un gran patio interior abierto y con soportales, con dependencias dotadas de bancos arrimados para celebrar la comida de la romería, y en algunos casos con salas independientes para los vecinos de cada pueblo, como el caso de la Virgen de la Nuez en Santa María de la Nuez Buscar voz..., término municipal de Bárcabo Buscar voz... (H.). Cambia en estos momentos la tipología de las capillas; en el renacimiento se tiende a destacar el presbiterio con abovedamiento a veces de mayor altura y en crucería estrellada, con contrafuertes exteriores de ángulo.

Pero será el barroco el período histórico que configurará otro prototipo arquitectónico con iglesia de nave única, abovedada con lunetos, a veces con cúpulas sobre el presbiterio, y en casos de mayor importancia hasta con planta de cruz latina, con capillas laterales y con coro alto a los pies y tribunas. Generalmente estas ermitas están dotadas de un pórtico a los pies con soportales y ventanillas en la puerta para poder ver al titular sin necesidad de entrar, cuando esté cerrada. El número de ermitas barrocas es el que, por razones históricas, ha llegado hasta nuestros días en mayor abundancia.

Otro prototipo tardobarroco, estudiado por el profesor Santiago Sebastián Buscar voz... para la provincia de Teruel, es el de las ermitas con iglesias de planta central, a veces con cabecera y brazos del crucero en forma trebolada.

 

Imágenes de la voz

Ermita de San Lamberto. M...Ermita de San Lamberto. Mosqueruela

Ermita de Farlete...Ermita de Farlete

Ermita de Lécera...Ermita de Lécera

Ermita de San Juan, Torra...Ermita de San Juan, Torralba de lo...

Ermita de San Román. Cinc...Ermita de San Román. Cinco Villas

Ermita de San Roque y Lor...Ermita de San Roque y Loreto. Alca...

Ermita de Nuestra Señora ...Ermita de Nuestra Señora de los Re...

Ermita del Llovedor. Cast...Ermita del Llovedor. Castellote

Ermita de San Miguel. El ...Ermita de San Miguel. El Frago

Ermita de Santa Ana. Past...Ermita de Santa Ana. Pastriz

Ermita de Letux...Ermita de Letux

Ermita de la Virgen de la...Ermita de la Virgen de la O. Torra...

Ermita de San Mamés. Mure...Ermita de San Mamés. Murero

Ermita de la Soledad. Mor...Ermita de la Soledad. Mora de Rubi...

Ermita de la Virgen de la...Ermita de la Virgen de la Vega

Ermita de Santa Águeda. L...Ermita de Santa Águeda. Loscos

Ermita de San Daniel, jun...Ermita de San Daniel, junto al pan...

Ermita de San Miguel. Lue...Ermita de San Miguel. Luesia

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT