Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Arqueología Industrial

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 09/03/2009

Nueva disciplina basada en el estudio histórico de los restos materiales de cualquier época, incluida la contemporánea, relacionados con la producción, el proceso o la distribución de productos industriales. Esta definición tan amplia -pues por producto industrial podemos considerar todo lo hecho por el hombre-, se centra en la práctica en el estudio de los restos materiales de la protoindustrialización y la revolución industrial. Al contrario que en el caso del patrimonio artístico o religioso, en el que el objeto tiene valor en sí -por sus cualidades: belleza, antigüedad, devoción, etc.-, los objetos industriales mantienen su valor en función de su uso, y cuando éste se desatiende, o su tecnología se ve superada por una más moderna, eficaz o económica, el objeto en cuestión se transforma, o en la mayoría de los casos se destruye. Así los objetos industriales y las instalaciones de obras públicas se ven sometidos al propio desarrollo tecnológico y su economía (de espacio, de material, etc.). Es labor del arqueólogo industrial el conocimiento, estudio y reivindicación de estos restos.

En Aragón no son especialmente numerosos los vestigios de la revolución industrial, pues el proceso de industrialización Buscar voz... fue más tardío y limitado que en otras zonas españolas, como el País Vasco o Cataluña, donde se conservan las mejores y más numerosas instalaciones. No por ello se carece de ejemplos valiosos, estrechamente relacionados con la historia aragonesa. Un ejemplo son las Azucareras Buscar voz.... Estas factorías producían azúcar y otros derivados procedentes del cultivo de la remolacha. Este cultivo se extendió en Aragón y la ribera del Duero a principios del siglo XX, cuando la pérdida de Cuba privó al país de la produccion azucarera de la caña. Las azucareras aragonesas estuvieron en servicio hasta la década de los 60, en los que se abandonó el cultivo de la remolacha. La primera azucarera aragonesa se instaló en Zaragoza, en 1894, y sus restos pueden verse en el arrabal zaragozano. De algunas como las instaladas en Épila, Alagón, Luceni o Santa Eulalia nos quedan los edificios en lamentable estado y con sus equipamientos desmantelados. Otras industrias de derivados alimenticios, como harineras, fábricas de chocolates o de galletas han salvado excepcionalmente su arquitectura como la fábrica de Chocolates Orús o Galletas Patria, ambas en Zaragoza. La producción energética -con sus saltos hidroeléctricos que en muchos casos aprovecharon las instalaciones de antiguos molinos- o la minería turolense cuentan con ejemplos de interés. En el primer caso se encuentra el Museo de la Energía Eléctrica de Murillo de Gállego de iniciativa privada, y que reúne una interesante colección de maquinaria y herramienta.

La industria metalúrgica está representada por la excepcional supervivencia de la fundición Averly Buscar voz..., implantada en Zaragoza por Antonio Averly en 1864, y que ha sido objeto de diversos estudios científicos. Más modernas las empresas Maquinista y Fundiciones del Ebro (Z., 1911) (edificio ya desaparecido) y Electro Metalúrgica del Ebro (Sástago, 1904) cuyas instalaciones corren un serio peligro de desaparición.

Las vías de comunicación y otras obras públicas también son objeto de estudio por parte de la arqueología industrial, como caminos, puentes o canales. El Canal Imperial de Aragón Buscar voz... es un excelente ejemplo para la arqueología industrial. Aunque hoy día se asocie su explotación al riego y al consumo de agua, históricamente su diseño y construcción correspondió más a una vía navegable y fuente de energía -por los saltos de agua que se proyectaron en su curso. Así, los restos materiales que de él se conservan deben contemplarse como restos de actividades industriales y de transporte, como las conocidas murallas de Grisén, o las esclusas de Valdegurriana y Casablanca, entre las instalaciones, o algunas barcazas, dragas y remolcadores entre las naves. En la medida de lo posible se debe recuperar para el ocio ciudadano y recreo cultural asociado a otros valores propios de la obra -naturales, paisajísticos, etc.- como se ha hecho en Bélgica, Alemania o Francia, en los que los canales en desuso para el tráfico de mercancías son recuperados como vías de navegación turísticas, como el caso del Canal del Midi francés entre el Atlántico y Mediterráneo, declarado recientemente patrimonio de la U.N.E.S.C.O. Un fin similar debe ser aplicado a las construcciones ferroviarias que por la evolución del tráfico son cerradas o escasamente utilizadas. Entre este tipo de instalaciones destacan los edificios de las estaciones, como las del Norte, las Delicias o de Utrillas en Zaragoza, pero en todo Aragón están repartidos numerosos ejemplos, algunos de ellos especialmente significativos, como la estación de Canfranc Buscar voz... y sus edificios anejos. Tampoco debemos olvidar los trazados y sus túneles, puentes, etc.; ni mucho menos el material rodante, como la colección de locomotoras y coches de viajeros custodiada por la Asociación Zaragozana de Amigos del Ferrocarril y los Tranvías. Existen, además, otras colecciones de vehículos históricos, como la del Museo de Bomberos, dependiente del Ayuntamiento de Zaragoza, y otras muchas privadas, que en ocasiones se reúnen en competiciones y exposiciones, como Autoclassic, en Alcañiz, que ha impulsado la creación de una escuela-taller de restauracion de automóviles antiguos.

La investigación, recuperación y difusión del patrimonio arqueológico industrial aragonés ha quedado en manos, por lo general, de los centros de estudios locales, y también por la Universidad de Zaragoza, la cual, por medio de sus departamentos, realiza estudios interdisciplinares, que integran aspectos históricos, artísticos, económicos y técnicos de antiguas industrias.

 

Monográficos

La industria en Aragón

La industria en Aragón

Un análisis actualizado sobre el principal sector económico de la comunidad.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT