Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Ariza, alteraciones de

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 13/11/2008

El inicio de la revuelta antiseñorial Buscar voz... de Ariza data de finales del siglo XV. Hacia 1490 los vasallos entablaron pleito contra su señor, don Guillén de Palafox Buscar voz..., pretendiendo liberarse de su condición por la vía legal. Previendo que, a pesar de las razones esgrimidas, la sentencia les iba a ser desfavorable, optaron por apoyar sus pretensiones con las armas, llegando a sitiar a su señor, el cual, una vez levantado el cerco, ordenó en represalia la ejecución de los cabecillas de la revuelta.

Esta acción, en lugar de conseguir el escarmiento de los súbditos, provocó la generalización de la revuelta, que no iba a poder ser sofocada ni con la llamada sentencia de Celada, dada por Fernando II Buscar voz... a comienzos del siglo XVI: en esta sentencia no quedaba recogida ninguna de las reivindicaciones de los vasallos, por lo que, tras unos años de calma tensa, los vecinos de Ariza volvieron a pleitear contra don Rodrigo de Palafox, nieto de don Guillén, negando al señor la potestad absoluta.

La nueva sentencia, dictada por Carlos I Buscar voz... y los cuatro brazos del reino, tampoco recogía las aspiraciones de los vasallos y presentaba, además, el agravante de que las sentencias de esta especie de tribunal eran inapelables, con lo que se vedaba a los vasallos la posibilidad de alcanzar la libertad por vía legal. Los únicos medios eran las armas o un acuerdo particular entre las partes; pero ambos sistemas contaban con unas probabilidades de éxito prácticamente nulas, pues el interés del señor coincidía con el del estamento nobiliario, que no podía ver con buenos

ojos cualquier movimiento tendente a alterar el orden social establecido.

A pesar de las escasas esperanzas de éxito, los vasallos volvieron a tomar las armas a la muerte de don Rodrigo. La sangrienta rebelión, que no pudo ser abortada ni siquiera con la intervención del gobernador de Aragón, don Juan de Gurrea Buscar voz..., tendría su momento culminante en marzo del año 1561, fecha en que los vecinos de Monreal de Ariza mataron de un disparo de arcabuz a su señor, don Juan de Palafox.

La represión subsiguiente fue muy dura. El lugar fue quemado, la mayoría de las casas destruidas y muchos de los vecinos que habían logrado huir a las Indias o a Italia, eran castigados allí donde se les encontraba. Los que permanecieron en el señorío pronto volvieron a reiniciar los pleitos con renovados bríos y la inseguridad nuevamente se adueñó del señorío.

Durante las cortes del año 1585 se produjo un cambio de orientación en la política del monarca, hasta entonces incierta: Felipe I Buscar voz... (II) decidió apoyar abiertamente la causa de los Palafox, que habían presentado un extenso «greuge» en las Cortes. Ordenó el rey que se diera posesión del feudo al heredero, don Francisco de Palafox; que se castigara a los vasallos, haciéndoles pagar grandes sumas de dinero por los daños causados, y que se les desarmara, para evitar nuevas rebeliones. En el señorío se instauró una paz tensa, dominada por un sentido de desconfianza patente todavía en 1588, cuando, decididos los vasallos a colaborar en la pacificación del reino, fueron rechazados por temor a que, viéndose de nuevo armados, otra vez se rebelasen contra su señor.

 

Monográficos

La Edad Moderna en Aragón. El Siglo XVI

La Edad Moderna en Aragón. El Siglo XVI

El siglo más convulso provocará el final de los privilegios del reino.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT