Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Vidal de Canellas

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 20/08/2009

Obispo de Huesca Buscar voz... y principal autor de la Compilación de los Fueros de Aragón Buscar voz... de 1247. Originario, posiblemente, de Cañellas, localidad del Penedés, y criado en Barcelona, estudia en Bolonia, donde se encuentra en 1221, y en 1234 es canónigo de Barcelona. A fines de 1237 es propuesto para sustituir como obispo de Huesca y de Jaca al destituido García de Gúdal, y en febrero de 1238 es consagrado en el altar de Santa Tecla, de la catedral de Tarragona, con intervención de Bernardo Calbó, obispo de Vic, y de Pedro de Albalat, obispo de Lérida. Como obispo de Huesca está presente en el cerco de Valencia, en 1238, a fin de introducir la concordia entre los caballeros aragoneses, siendo recompensado por Jaime I Buscar voz..., que le califica de consanguíneo. Contemporáneo de Pedro Albert y protegido por Ramón de Peñafort, asiste a diversos concilios de Tarragona, y al Concilio de Lyon, de 1245. Por encargo de Jaime I redacta (en latín) los Fueros de Aragón que, con algunas modificaciones, aprueban las Cortes Buscar voz... de Huesca de 1247, y, particularmente, elabora una versión más amplia, conocida como In excelsis Dei Thesauris o Vidal Maior. Después de sostener numerosos pleitos al frente de su diócesis, muere poco después del 12-X-1252 en Huesca (fecha de su testamento), a la edad aproximada de sesenta años.

Bibliog.:
Durán Gudiol, A.: «Vidal de Canellas, Obispo de Huesca»; Estudios de Edad Media de la Corona de Aragón, IX, Zaragoza, 1973, pp. 267-369.
Alabart Ferré, F.: «Incògnites biogràfiques del jurisconsult de Jaume I, Vidal de Canyelles»; X Congreso de Historia de la Corona de Aragón, Zaragoza.

Ling.: Tanto la recopilación de 1247 como el Vidal Mayor se tradujeron al aragonés, y hoy están publicadas (no las obras latinas originales, sino las traducciones) gracias a la labor de G. Tilander Buscar voz.... El texto latino del Vidal Mayor o In Excelsis Dei Thesauris (palabras iniciales del original) está perdido; sin embargo, algunos pasajes nos han llegado transmitidos por Jerónimo de Blancas Buscar voz... en dos hojas sueltas pertenecientes a las pruebas de una edición antigua fracasada; también por citas de varios manuscritos de Madrid y Copenhague. Aparte del alto valor histórico y artístico que encierran, son fuentes básicas para el conocimiento del aragonés antiguo.

El Vidal Mayor presenta una lengua mucho más abstracta y técnica que la de los Fueros, ya que éstos estaban orientados hacia la utilización cotidiana, mientras que aquél iba dirigido a lectores más cultos. Parece que el traductor romance no fue el mismo don Vidal, por lo que la dificultad del texto se agravó al traducirlo. En las dos obras, las características lingüísticas son interesantísimas, perviviendo algunas hoy en día (aragonés Buscar voz...: fonética), aunque también faltan otras, como los artículos o, a, os, as, o los imperfectos en -eba, -iba.

—Grafía: Al no haber una ortografía normalizada, el escriba vacila en el empleo de los signos gráficos: es frecuente gu por g delante de a y o (aguora, fagua); qu por c delante de a (cerqua, arqua); para la ll se usa ill o yll (ailleno, casticillo: la I o y, igual que la u, en el caso anterior, no se pronuncian); ynn, y en alguna ocasión yn, representan el sonido ñ (cabaynna, daynno o dayno); hay vacilación entre I e y para representar la vocal (feita/feyta); es muy frecuente una h- no etimológica (honde, ‘donde’; hueyto, ‘ocho’; hueillo, ‘ojo’); se emplean también la elisión y la apócope, la primera sobre todo cuando la preposición de va ante pronombre (d’algun, d’eixos), y la segunda en el reflexivo se y en el dativo le (deve ’s, ‘débese’; que’l, ‘que le’).

—Fonética: En el vocalismo encontramos la diptongación de e, o, aun cuando les sigue una yod: fueilla (hoja), tienga (tenga). Hallamos alternancias e/i, o/u átonas: claridat / claredat, suspeita / sospeita (sospecha). A menudo, la -o final se pierde, dependiendo de la consonante precedente: masculin, femenin.

—Consonantismo: f- inicial se mantiene: feito (hecho), ferida; también g-, j- iniciales delante de vocal anterior inacentuada: gelar (helar), genebro (enebro). Los grupos cl-, pl- iniciales se conservan: clamar (llamar), pluvia (lluvia). La -d- intervocálica normalmente se conserva, pero encontramos algunos casos de pérdida: fidel (fiel), piedes (pies). Hay pocos casos de sordas oclusivas conservadas: retes (redes), ripa (montón). ct > it: feito; ult > uit: muito; cl > ll: abeilla (abeja), oreilla (oreja); ly ll: fillo (hijo), pailla (paja). La y procedente de los grupos gy, dy se conserva: correya (correa), deseyar (desear). Los grupos -scl-, -mpl-, -nfl- se mantienen: masclo (macho), amplo (ancho), inflar (hinchar).

—Morfología y sintaxis: Los artículos más usados son el, la, los, las, pero con la particularidad de que el, la ante vocal se convierten en: l’alcalde. En la tercera persona del pronombre personal en dativo se emplea li o lis. En la construcción de los posesivos observamos cómo el articulo definido precede al posesivo: los sus siervos; para la tercera persona del plural se conserva lur (su, de ellos), lures (sus, de ellos). Para el demostrativo de segunda persona se emplea eixe, eixa, eixo. El pronombre relativo qui se refiere generalmente a personas, siendo muy raro el uso para cosas. En la sintaxis de el cual vemos que funciona como una especie de neutro capaz de referirse no sólo a una frase entera con valor de «lo cual», sino también a un sustantivo femenino: cequia el cual es dito açut. En la morfología verbal, lo más interesante son las antiquísimas formas de futuro y condicional sincopados, con epéntesis de dental: dizrá (dirá), plazdré (placeré). Es notable la regularidad con que aparece d tras una antigua z sonora, pero t tras la antigua sorda ç, de lo que deducimos la conclusión interesante de que aunque en Aragón la z se ensordeció mucho antes que en Castilla, su antigüedad no puede ser anterior al s. XIII. Es frecuente la concordancia del participio de un tiempo compuesto con el complemento directo: la qual possesión avían ensamble enpeynnada. Los complementos pronominaloadverbiales hy (allí), end (de ello, lo), aparecen usados sin criterio exacto, ya que unas veces preceden al verbo y otras le siguen: si non trasnuitasse hy (si no trasnochase allí), que nunqua hy torne (que nunca vuelva allí), et se perdiera dend algo (y se perdiere de ello algo).

 

Monográficos

La Corona de Aragón I: nacimiento y expansión

La Corona de Aragón I: nacimiento y expansión

Descubre los pasos de la expansión aragonesa por todo el Mediterráneo.

Imágenes de la voz

Vidal Mayor. El Rey y su ...Vidal Mayor. El Rey y su corte pre...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT