Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Vías romanas

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 14/09/2010

El conocimiento de la red viaria que Roma implantó sobre un territorio es fundamental para reconstruir esa importante etapa de la historia. Las calzadas sirven de elemento esencial para consolidar la penetración romana. La conquista Buscar voz... y explotación de nuevos territorios exigen una infraestructura viaria trazada para acceder a todos los lugares allí en los que su interés político y económico estaba presente.

Aragón, por su especial situación en el Valle Medio del Ebro, entra en contacto con el elemento romano en una fase muy temprana del intervencionismo de éste en la península. Todo su territorio exige un inmediato control para proseguir hacia el interior (norte y oeste de España) la penetración y conquista. Va a ser además escenario de importantes acontecimientos bélicos —guerras celtibéricas Buscar voz..., guerras civiles Buscar voz...—, tras las que se inicia un largo proceso de asimilación cultural y política en las que las rutas van a tener una especial consideración.

Gran parte del territorio que Aragón ocupa actualmente perteneció en la antigüedad al Convento Caesaraugustano Buscar voz..., manteniendo Caesaraugusta Buscar voz... la misma posición centralizadora que su antecesora Salduie Buscar voz..., si bien con unas funciones lógicamente aumentadas en intensidad y diversificación. Así resulta que la mayor parte de las fuentes antiguas, en las que se describen las viejas calzadas, giran en torno a la ciudad fundada por Augusto Buscar voz....

El estudio de las calzadas tiene una metodología específica, basada fundamentalmente en el conocimiento de las fuentes antiguas, tanto escritas como arqueológicas, y en la aplicación de nuevas técnicas de prospección, como son la fotografía aérea, el filtrado óptico, etc. Las fuentes antiguas Buscar voz..., tanto itinerarias como geográficas y literarias, nos ofrecen una serie de datos mediante los que podemos reconstruir el entramado de la red viaria. Así, por ejemplo, el Itinerario de Antonino Buscar voz... describe nueve para el territorio aragonés, nueve de las treinta y dos rutas oficiales que conocemos, según esta fuente, para Hispania. El Anónimo de Rávena Buscar voz... enumera igualmente varios caminos que enlazan a Caesaraugusta y Contrebia Buscar voz... con otras localidades antiguas, como: Turiaso Buscar voz..., Bilbilis Buscar voz..., Pompaelo, Tarraco, etc.

Del mismo modo encontramos referencias, aunque no directas, en Estrabón Buscar voz..., Ptolomeo, César Buscar voz..., etcétera, completando los datos de las restantes fuentes. Ayuda imprescindible la constituyen las fuentes medievales, árabes y modernas. Los cartularios Buscar voz... de monasterios Buscar voz... altoaragoneses, las crónicas de viajeros, descripciones de campañas militares, forman parte de la metodología que el estudio de la red viaria precisa.

En líneas generales puede decirse que el trazado de las calzadas romanas en Aragón cumple con el factor explotación-administración, estando todo el territorio perfectamente comunicado entre sí y con el sistema viario general de Hispania. La casi totalidad de sus poblaciones prerromanas quedan integradas en el sistema de comunicaciones, incluso algunas ciudades indígenas Buscar voz..., destruidas en la fase de conquista, son reutilizadas como mansiones en la posterior red oficial.

El sistema de rutas más importantes de Aragón en época romana, basándonos en los datos obtenidos de las fuentes escritas y arqueológicas, queda articulado del siguiente modo:

Vías entre Ilerda-Osca-Caesaraugusta y Cascantum. Denominadas según el Itinerario: De Italia in Hispanias y Ab Asturica Terracone. Discurre por el centro del Valle del Ebro a través de las siguientes localidades: Ilerda (Lérida) Mendiculeia Buscar voz... (Monte de las Pueblas, Tamarite de Litera), Tolous Buscar voz... (Cerro de la Alegría, Monzón), Caum Buscar voz... (proximidades de Ilche), Pertusa Buscar voz... (Pertusa), Osca (Huesca), Burtina Buscar voz... (Almudévar), Gallicum Buscar voz... (proximidades de San Mateo de Gállego), Caesaraugusta, Balsiones Buscar voz... (Mallén), Cascantum (Cascante, Navarra).

Vía entre Zaragoza y las Galias a través del Pirineo. Denominada en la antigüedad: Item a Caesarea Augusta Beneharno. Discurre por Gallicum (San Mateo de Gállego), Foro Gallorum Buscar voz... (proximidades del Cerro San Mitiel, término de Ortilla), Ebellino Buscar voz... (cerca de Botaya), Summo Pyreneo Buscar voz... (puerto del Palo, Echo, Ansó). Tiene un ramal secundario que va por Iacca Buscar voz... (Jaca) y el actual puerto del Somport Buscar voz... (que ha conservado el nombre latino).

Vía entre Zaragoza y Pamplona. Conocida gracias a la mención en el Anónimo de Ravena, se trata en realidad de dos vías. Una que enlaza directamente a Caesaraugusta y Pompelo a través del norte de la comarca de las Cinco Villas Buscar voz... atestiguada además por los miliarios Buscar voz... que se han encontrado en la zona. La segunda discurre también entre ambas localidades, pero lo hace por la ciudad de Cara (Santacara, Navarra). Son mansiones de estas vías Segia Buscar voz... (Ejea de los Caballeros) y Teracha (¿Los Bañales Buscar voz...? o Lárraga, Navarra). Fue construida por Augusto, coincidiendo con la fundación de Caesaraugusta, y perdura hasta el mundo bajoimperial.

Vías de Tarazona a Zaragoza. La relación entre estas localidades se efectuaba mediante dos rutas, conocidas por el Itinerario de Antonino bajo el epígrafe: Ab Asturica per Cantabria Caesaraugusta, procedente de Asturica (Astorga, León), y la ruta directa A Turassone Caesaraugustam. Estas rutas son de origen prerromano en función de las guerras numantinas, y discurren por las mansiones de Allobone Buscar voz... (Alagón), Caravi Buscar voz... (Magallón), la primera, y a través de Bursao Buscar voz... (Borja), Balsione Buscar voz... (Mallén), Allobone (Alagón), la segunda.

Vía a través del río Jalón. Por el curso de este río llegan al Valle del Ebro todas las rutas procedentes de la Meseta norte, transformándose en una arteria de vital interés económico y estratégico desde tiempos prehistóricos. La vía de época romana que discurre por el mismo recibe varios nombres según el Itinerario de Antonino, tratándose en definitiva de las vías que enlazan a Caesaraugusta y Emerita Augusta (Mérida). Las mansiones que conocemos son las siguientes: Segontia Buscar voz... (Balsa de Vuelcacarros, Zaragoza), Nertobriga Buscar voz... (La Almunia), Bilbilis (Cerro Bambola, Huérmeda, Calatayud), Aquae Bilbilitanorum Buscar voz... (Alhama de Aragón), Arcobriga Buscar voz... (Cerro Villar, Monreal de Ariza).

Vías procedentes del sureste. Se trata de una vía romana cuyo trazado presenta algunos problemas y que tiene como objeto enlazar a Caesaraugusta con Laminio (Fuenllana, Ciudad Real) a través de las intrincadas sierras del Sistema Ibérico. No conocemos con exactitud su trazado; sin embargo, teniendo en cuenta los restos materiales y la orografía, puede decirse que discurre por los valles de la Huerva y Jiloca hasta adentrarse por las tierras de Albarracín en las serranías conquenses. Las mansiones, todavía sin ubicar de un modo definitivo, se establecen en los puntos siguientes: Sermonae (Venta Vieja, Cariñena), Carae Buscar voz... (Venta del Cuerno, Cuencabuena, Teruel), Agiria Buscar voz... (Calamocha), Albonica Buscar voz... (Fuentes Claras, Teruel), Urbiaca Buscar voz... (Cella).

Vías del Bajo Aragón. Relacionando a Caesaraugusta con la comarca hoy denominada el Bajo Aragón Buscar voz..., nos encontramos una serie de rutas que tienen a Contrebia Belaisca Buscar voz... (Cabezo de las Minas, Botorrita) como punto de partida. El final de estas rutas se sitúa en Tarraco y en Lintibilim, en la costa levantina. Se trata de unas rutas de vital importancia al recorrer toda la margen derecha del río Ebro, comunicando a todos los establecimientos romanos de la zona con la capital del conventus y la provincia. Sólo conocemos la ubicación de Contrebia y Leonica Buscar voz... (Mazaleón), mientras que el emplazamiento de Auci, Gergiam, Articabe, Precorium e Iologum Buscar voz... presenta grandes dificultades.

Vía Augusta. Vía entre Ilerda y Celsa Buscar voz..., se trata de una vía conocida gracias a los miliarios de Augusto, descubiertos por J. B. Lavaña Buscar voz... en el año 1611. Su objetivo es enlazar Ilerda, importante nudo de comunicaciones en el Valle Medio del Ebro, con la colonia Buscar voz... fundada en el año 4 a.C. No se conocen las mansiones intermedias, conservándose, sin embargo, numerosos restos de su trazado. Todavía hoy recibe el nombre de Camí del Diablo y Camino de los Fierros. Pasa por Torrente de Cinca, Cardiel, Candasnos, Bujaraloz, y termina en Velilla de Ebro, prolongándose por la cuenca del Aguas Vivas hacia las tierras turolenses.

Junto al sistema de vías oficiales o principales, que acabamos de describir, encontramos una serie de rutas secundarias, al servicio de la administración romana, que permiten la organización y explotación de todo este territorio. Destacamos la vía de Cinca (Labitolosa Buscar voz...-Gallica Flavia Buscar voz...), vía de la Canal de Berdún (Iaca-Cara), vía del Jiloca-Cámaras (Bilbilis, Beligio, Celsa), vía de Tolous-Pompaelo, vía de Allobone-Nertobriga, vía de Albonica-Ercavica, etc., y toda la tupida red de caminos articulados en torno a las principales ciudades antiguas. A todo este entramado debemos añadir aquéllos que, partiendo de las grandes rutas, comunican las villae y núcleos de pequeña entidad distribuidos en relación con las distintas explotaciones agrarias detectadas por el mismo.

Dejando a un lado las espectaculares rampas y las obras de ingeniería que permiten atravesar el puerto del Palo, en general no se conservan grandes fragmentos de calzada. A la degradación producida por la acción antrópica que ha transformado notablemente el panorama geográfico de Aragón, importantes tramos de calzada han desaparecido, o están a punto de desaparecer con la puesta en marcha de obras de regadío, construcción de nuevas carreteras, etcétera; hay que añadir la natural evolución de los caminos trazados por el hombre. Los materiales epigráficos Buscar voz... conservados son escasos si lo comparamos con la relevancia y el número de vías con que contamos. Su desigual distribución geográfica impide establecer criterios cronológicos que abarquen la totalidad del territorio. En lineas generales, hay dos grandes momentos en la construcción de las rutas. El primero se remonta, según los miliarios de Q. Fabio Labeon, a finales del siglo II a.C. La segunda fase se engloba dentro de las transformaciones administrativas que se llevan a cabo en el Valle del Ebro con la fundación de Caesaraugusta. Para esta etapa contamos con una serie de documentos epigráficos que permiten delimitar los principales momentos constructivos.

A modo de resumen podemos decir que Augusto realiza entre los años 9 a.C. al 5 a.C. las vías entre Caesaraugusta y Pompaelo y repara la vía Ilerda-Celsa, denominada desde entonces Vía Augusta. Todas estas realizaciones tienen un marcado carácter militar, incluso en su construcción intervienen los legionarios fundadores de la colonia. Igualmente, aunque no conocemos con exactitud el momento, Augusto modificó las rutas que enlazan a la colonia de reciente creación con el resto de las fundaciones angústeas. Tiberio Buscar voz... (22-37 d.C.) construye sobre la vía Caesaraugusta-Pompaelo trazando, quizás, el ramal hacia Cara. Otros miliarios de Tiberio procedentes de tierras sorianas aseguran su intervención sobre la calzada entre Asturica y Caesaraugusta.

La dinastía julio-claudia continúa las reparaciones y realizaciones, actuando Claudio y Nerón sobre la vía Ilerda-Osca, corroborando de este modo la importancia de este trazado frente al de Ilerda-Celsa, que pierde trascendencia al decaer la colonia Celsa.

A finales del siglo I, Domiciano repara la vieja calzada entre Emerita y Caesaraugusta, conservándose un miliario de este emperador en las proximidades de Caesaraugusta (Épila). Del mismo modo, los milarios procedentes de Complutus y Augustobriga hablan de las actividades llevadas a cabo por Trajano sobre estas rutas.

Adriano completa las reparaciones de los Antoninos, conociéndose varios miliarios de este emperador en la vía Caesaraugusta-Pompaelo.

La epigrafía nos demuestra que se produce un hiato hasta el Bajo Imperio, motivado sin duda por los movimientos bagaúdicos Buscar voz... y las primeras invasiones Buscar voz.... Encontramos una nueva fase, de gran dinamismo según los materiales conservados, aunque la presencia de miliarios con nombres de emperadores que gobiernan en períodos muy breves o anárquicos induce a pensar en la preocupación de estas gentes por mantener expeditas las vías o por manifestar su acatamiento a aquéllos, cuando la autoridad de los mismos era contestada o efímera. Esta fase tiene su máximo exponente sobre la ruta de Caesaraugusta-Pompaelo y en la de Caesaraugusta-Osca-Ilerda. Igualmente se manifiesta esta preocupación en la inscripción de Siresa Buscar voz..., sobre la vía Caesaraugusta Beneharnum, fechada en el año 383.

El sistema de comunicaciones romanas en el Valle del Ebro se articula en una fase antigua en torno a Ilerda. Desde esta localidad parten dos importantes caminos, según se desprende de las noticias de Estrabón y los restos materiales. Uno corresponde a la vía Ilerda-Osca, con antecedentes indígenas, y el otro a la ruta Ilerda-Celsa. Ésta tenía un valor estratégico considerable, como prueba el puente que cruzaba el Ebro en Celsa, lugar de vado fundamental hasta que se construya el puente de Caesaraugusta.

Con la fundación de esta ciudad se modifican todos los esquemas viarios, dirigiéndose hacia la nueva colonia todos los caminos del valle, lo que la convierten en uno de los nudos de comunicación más importantes de Hispania, ya que el puente con que se la dota es paso obligado de todas las calzadas romanas que discurren por el cuadrante nororiental de la Península Ibérica y que se dirigen hacia Tarraco, la capital provincial, desde el interior.

No podemos determinar el papel exacto que tuvo la navegación Buscar voz... fluvial a través del Ebro en la organización de las comunicaciones. Los estudios con que se cuenta son escasos. Sin embargo, la importancia del río, su caudal y el papel que asume en apocas posteriores hacen pensar en su utilización al servicio de las comunicaciones, ejerciendo, sin duda, una función complementaria a las comunicaciones terrestres que confluían en Caesaraugusta. Las noticias de Plinio, los restos de un posible puerto fluvial en la ciudad y los varios diseminados a lo largo del mismo así parecen confirmarlo.

• Bibliog.:
Magallón Botaya, M.ª A.: La red viaria romana en Aragón; Zaragoza, 1987.

 

Monográficos

Aragón en la Época Romana

Aragón en la Época Romana

Aragón perteneció al Imperio Romano. Conoce como lo vivieron los aragoneses.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT