Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Trasvase del Ebro

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 02/04/2007

—El argumento: El borrador del Plan Hidrológico Nacional Buscar voz... (P.H.N.) presentado el 6-IX-2000 argumenta para su justificación la necesidad de dar una solución a los desequilibrios hídricos de la península ibérica. Tales desequilibrios se pretenden solucionar, señala, desde la época romana cuyo esquema de disfunciones no ha variado desde entonces, habiendo de dar respuesta ahora a otras demandas urbanas e industriales o requerimientos de carácter ambiental. En síntesis, plantea que existen cuencas con sistemas de explotación estructuralmente deficitarias: son las del Guadiana, Sur, Segura, incluso parte del Ebro, frente a otras excedentarias como el Duero, Tajo, Ebro y Norte. Para solucionar los déficits de las cuencas del Litoral Mediterráneo y del Sur se insiste en que la mejor medida es el trasvase de agua desde las cuencas excendentarias, señalando una serie de alternativas pero apostando por un macrotravase de 1.050 Hm.3/año desde el Ebro, cuya toma estaría aguas abajo de Tortosa. Este volumen de agua se considera exagerado por diversos agentes sociales del Litoral como es el caso del Partido Socialista de Cataluña y la Generalitat. El principal argumento para apostar por el trasvase desde el Ebro es su menor coste económico, 50 pts./m.3 frente a 66 pts./m.3 en el caso del Tajo, o 70 pts./m.3 del Duero. Otros argumentos utilizados, como que es la opción de menor impacto ambiental no son muy creíbles ya que el macrotrasvase del Ebro afecta directamente al delta que hoy recibe apenas el 6 % de los sedimentos que recibía a principios de siglo y la intrusión marina supera los 40 kilómetros con la consiguiente repercusión sobre los cultivos, la salinización y el ecosistema en general, además de atravesar 10 espacios naturales protegidos, entre ellos el Parque Nacional del Cabo de Gata-Níjar.

—Desarrollo a costa de los demás: El argumento de que el macrotrasvase va destinado a corregir déficits estructurales en el abastecimiento urbano y de los antiguos regadíos, sin crear nueva riqueza, no es creíble. Tanto en Murcia como en Valencia las expectativas de nuevos trasvases han ido incrementando la puesta en marcha de nuevos regadíos, todos en principio ilegales pero que se han ido regularizando mediante amnistías. Mientras en Aragón y otras regiones del interior peninsular se incentiva el abandono de tierras cultivadas, en Valencia y Murcia asistimos a nuevas roturaciones y desmontes que incrementan la superficie agrícola; en ocasiones se aprovecha un incendio forestal para rápidamente iniciar la roturación. La perforación de pozos ilegales, con la consiguiente sobreexplotación y salinización de acuíferos, vuelve a amenazar el propio ecosistema. Todo esto hace que se sobredimensionen las demandas y aumenten los déficits. En estos momentos la superficie transformada en regadío (superficie reconocida pero también existe otra no reconocida) supera el 23% en Murcia y el 35% en Valencia, mientras en Aragón apenas llega al 19% con proyectos de transformación pendientes desde 1913 como es el Plan de Riegos del Alto Aragón. Junto a los regadíos, en el Litoral Mediterráneo estamos asistiendo en la última década a un desarrollo urbano sin precedentes: nuevas urbanizaciones turísticas a lo largo de toda la costa, campos de golf (6 en Murcia), centros de ocio como «Terra Mítica» en Benidorm o el «Aquapark» de Salou. Todas estas iniciativas turísticas exigen un consumo de agua muy elevado, no son precisamente déficits estructurales del consumo humano o de los antiguos regadíos, y están creando nueva riqueza mientras en otras regiones del interior el agua llega con cuentagotas. Pero, además, el consumo relacionado con el turismo se produce fundamentalmente en época estival, sin que se entienda como se va a satisfacer éste si el P.H.N. dice que el trasvase no se llevará a cabo durante los meses de verano, por presentar déficits la propia cuenca del Ebro.

—La insolidaridad aragonesa: Ante la lógica oposición de Aragón el Ministerio y agentes sociales receptores del agua hablan de insolidaridad: los aragoneses aferrados a su botijo, imagen que se difundió en 1992 con el anterior proyecto de P.H.N. de Borrell. Por cierto que, en aquel momento, el Partido Popular entonces en la oposición, entendió nuestros planteamientos y no nos tachó de insolidarios. Algunas voces de esta formación política defendieron que no se podía apoyar a los trasvases por cuestiones de rentabilidad electoral. ¿Es insolidario el que se ha despoblado, hasta hacer de la despoblación el elemento diferenciador de una Comunidad?, más bien lo insolidario es querer trasvasar de lo menos desarrollado a lo más. Resulta insultante considerar insolidario a los que han tenido que abandonar sus lugares de origen ante la construcción de embalses que beneficiaban a otras zonas, a los tantos y tantos pueblos de las tres provincias aragonesas que ven pasar el agua, mientras ellos deben abastecerse con cisternas durante los meses estivales o a los turolenses que ven la llegada de ayudas millonarias a la región valenciana, considerada Objetivo 1, disfrutando de unos fondos que, precisamente tienen como finalidad corregir los desequilibrios territoriales. Tampoco llegará el AVE a Teruel a pesar de que la línea Madrid-Valencia pasará a escasos minutos. Y qué decir de la transformación de las arcillas turolenses que no gozan de subvenciones en esta provincia pero sí en Valencia, a donde se dirigen para crear valor añadido. La lista de desagravios sería muy larga pero se nos acusaría de estar siempre lamentándonos.

—Hacia la desaparición de los desequilibrios territoriales: Si el P.H.N. respondiese a sus planteamientos filosóficos debería ser un Plan que tendiese a eliminar los desequilibrios territoriales del conjunto del Estado. En este sentido, las regiones del interior peninsular deberían ser objeto de mayor atención y canalizar hacia ellas parte de las inversiones públicas que hoy, en exceso, se dirigen hacia las Comunidades de ambos litorales. Las deudas históricas y planes pendientes de ejecutar son muy munerosos no sólo en Aragón, también en diversas regiones del interior. Sería menos costoso favorecer la inmigración desde un Levante sobrepoblado hacia Aragón u otras regiones donde, según el P.H.N., los recursos, entre ellos los del agua, son abundantes. Sin embargo, se opta por lo más difícil y costoso tanto desde el punto de vista económico como medioambiental. Desde el punto de vista de la ordenación territorial la Unión Europea insiste una y otra vez en no alterar las unidades de cuenca; de hecho, no apoya proyectos como este trasvase sino que los desaconseja abiertamente. Desde el punto de vista económico, los costes del proyecto son inmensos, ni se sabe, o al menos no se dice, lo que cuesta.

 

Monográficos

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

De la transición democrática al Aragón del siglo XXI

Un paseo por la etapa de los logros democráticos, la convicción autonomista y el acceso al estado del bienestar en el Aragón actual.

El Ebro y los aragoneses

El Ebro y los aragoneses

La relación que mantiene el río Ebro con los aragoneses durante toda su historia.

Los ríos de Aragón

Los ríos de Aragón

Un recorrido por la red hidrográfica aragonesa, uno de los principales elementos vertebradores del territorio.

Imágenes de la voz

Abrazo al Consejo Europeo...Abrazo al Consejo Europeo contra e...

Brindis por la derogación...Brindis por la derogación del tras...

El 1 de noviembre del 200...El 1 de noviembre del 2000 en Zara...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT