Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Toponimia

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 06/10/2011

(Ling.) Parte de la onomástica que estudia los nombres propios de lugar. Suele diferenciarse la toponimia menor (o microtoponimia) de la mayor (macrotoponimia). La primera comprende el estudio de los orónimos, hidrónimos y de otras configuraciones y particularidades del terreno; la segunda, el de los nombres de los núcleos habitados y de los espacios más amplios, como son valles, comarcas, etc. Desafortunadamente, contamos en Aragón con un número escaso de publicaciones monográficas en este campo.

Desde los estudios pioneros de Kuhn Buscar voz..., Elcock Buscar voz... y Alvar Buscar voz... sobre la toponimia altoaagonesa, poco se había avanzado en el estudio sistemático de la misma, tanto de la referida al Alto Aragón Buscar voz... como a la de otras zonas aragonesas. Hay un resurgir de este campo a raíz de la publicación de dos monografías que comprenden áreas bien diferentes. Por un lado el occidente del Aragón medio (J. A. Frago, Toponimia del campo de Borja Buscar voz...) y por otro el norte de la prov. de Huesca (J. J. Guillén, Toponimia del Valle de Tena Buscar voz...). También han visto la luz unos Repertorios de nombres geográficos (tres volúmenes, correspondientes a Huesca, Zaragoza y Teruel), que registran los macrotopónimos y microtopónimos aparecidos en el mapa 1/50.000 del Instituto Geográfico y Catastral, enriquecidos con otras aportaciones. Todos estos trabajos vinieron a rellenar el considerable vacío existente en esta parcela lingüística. Importante para Aragón, será, asimismo, la publicación del Onomasticon Cataloniae obra elaborada por J. Corominas Buscar voz..., pues en ella aparecerán estudiados los topónimos comprendidos en el triángulo Ansó Buscar voz...-Graus Buscar voz...-Benasque Buscar voz..., así como los de la franja Buscar voz... de Aragón de habla catalana Buscar voz....

En otro orden de cosas, hemos de señalar que el estudio de la toponomástica es importantísimo para numerosas parcelas del saber humano. En primer lugar, su utilidad es máxima para el conocimiento del aragonés Buscar voz... en todas sus vertientes; para el léxico Buscar voz..., porque una parte de nuestro antiguo vocabulario no se conserva más que en los nombres de lugar: Arruego/Arruebo ‘royo’, Pueyo ‘montículo’, Fueba ‘hoya’, Coma ‘vallecito’, etc.; para la gramática histórica, porque hay evoluciones fonéticas y hechos morfológicos que apenas han dejado rastro fuera de la toponimia, p. ej.: la diptongación ua (>×o), ia (>×e), la conservación de las sordas intervocálicas y su sonorización tras nasal o líquida, las diferentes evoluciones de -ll-, la presencia del artículo ro, la formación de plurales añadiendo sólo una -s, etc., se manifiestan en zonas en las que no queda ningún vestigio en el habla actual.

Aparte de este aprovechamiento lingüístico los topónimos aportan una infinidad de datos a la geografía, tanto humana como botánica zoológica o mineralógica, pues frecuentemente conservan el nombre de una zona que antiguamente fue boscosa y ha dejado de serlo, o de una en la que abunda un determinado animal o mineral. De la misma manera, es un auxiliar imprescindible de la historia, en tanto que nos arroja luz sobre épocas de las que sabemos muy poco y nos ayuda a delimitar la distribución geográfica de las colonizaciones forasteras, así como la intensidad de las mismas, que de otro modo no se podrían conocer. Por el estudio de topónimos explicables por el vasco o por el de los sufijos -ués, -ué, -ós, -iés, -és podemos afirmar que en el Alto Aragón perduró durante bastante tiempo una lengua de tipo no indoeuropeo emparentada con el euskera (vasco en Aragón Buscar voz...).

Igualmente, está atestiguada la presencia de un considerable número de macrotopónimos y microtopónimos de raíz prerromana Buscar voz... indoeuropea en la zona occidental del Aragón medio (Ambel Buscar voz..., Amberca, Ambún, Aranda Buscar voz..., Arándiga Buscar voz..., Huecha Buscar voz..., Huerva Buscar voz..., Landa, Munébrega Buscar voz..., Sierna, Tollo, etc.), que nos indicaría un asentamiento céltico Buscar voz... o, cuando menos, una gran influencia cultural (celtismos Buscar voz...).

Los topónimos de origen árabe Buscar voz... son prácticamente inexistentes en el Alto Aragón (de no ser en los Somontanos Buscar voz... y en Ribagorza Buscar voz...); sin embargo proliferan en la tierra llana, Bajo Aragón y cordillera Ibérica: río Mezquín, río Guadalope Buscar voz..., río Alfambra Buscar voz..., Alhama Buscar voz..., Calatayud Buscar voz..., Mequinenza Buscar voz..., Calatorao Buscar voz..., Albarracín Buscar voz..., Javalambre Buscar voz..., Alcalá Buscar voz..., Jabaloyas Buscar voz..., etc.). Todo ello nos indica bastante fielmente las áreas de influencia de la cultura árabe en Aragón (arabismos Buscar voz...). Asimismo la toponimia nos ayuda a situar el emplazamiento de alguna localidad citada en textos antiguos, como ocurre con Calagurris Fibularia Buscar voz..., que algunos historiadores sitúan en Loarre o en sus alrededores: pues bien, de sumo interés es saber que en Biscarrués Buscar voz... perdura un lugar llamado Calaborra que responde fonéticamente a la forma latina, y en el que muy bien (si no es topónimo moderno) pudo situarse dicha localidad.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT