Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Techumbres

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 04/10/2010

(Arte.) Entendemos por techumbre todo tipo de cubierta interior que cierra y ornamenta una sala, y que se hace fundamentalmente en madera. Se conocen bastantes nombres de artífices mudéjares Buscar voz... aragoneses, algunos de los cuales incluso firmaron sus obras, tal como ocurre con Yuçaf Adolmalih, autor del coro alto a los pies de la iglesia de Santa María de Maluenda Buscar voz... (Z.).

Podríamos destacar tres tipos básicos: Las techumbres planas o adinteladas, las techumbres a dos aguas y los artesonados.

Las primeras presentan por su parte dos modalidades principales: los alfarjes y los taujeles. Los primeros son techos planos con vigas vistas: unas llamadas vigas maestras o «jacenas», todas en la misma dirección, empotradas en el muro o apoyadas sobre estribos o canes que salen de él; y otras de menor escuadría, transversales a las anteriores y que cabalgan o apoyan sobre ellas.

Una variedad peculiar dentro de los alfarjes son las techumbres que Rafols denominó «techumbres angulares», que en vez de ser planas y horizontales como las anteriores, se adaptan a la forma de los arcos diafragma (apuntados) sobre los que apoyan. Este tipo, que no debe confundirse con el que después veremos de «techumbres a dos aguas», fue como los alfarjes propiamente dichos, muy frecuente en Aragón. Ejemplos sobresalientes dentro de los alfarjes son: el de la techumbre de la sala capitular del monasterio de Sijena Buscar voz... (primer cuarto del siglo XIII), que se considera además la muestra más antigua y que fue destruida en la guerra civil.

Otros alfarjes representativos son: la tribuna a los pies de la ermita de la Virgen de Cabañas, en La Almunia de Doña Godina Buscar voz... (primera mitad del siglo XIV), con decoración heráldica y de canecillos tallados. Las de los coros altos de las iglesias de Santa María de Maluenda, la Virgen de Tobed Buscar voz..., San Félix de Torralba de Ribota Buscar voz..., y Santa Tecla de Cervera de la Cañada Buscar voz..., todas de la primera mitad del siglo XV, con fina decoración pintada de tipo vegetal, geométrico, animalístico y de inscripciones. También la techumbre del palacio episcopal de Tarazona Buscar voz... (segundo cuarto del siglo XV), o el coro alto de la iglesia de La Puebla de Castro Buscar voz..., H. (siglo XV), con una decoración variadísima que incluye aparte de los anteriores temas, alafias cúficas.

Por su parte los taujeles son techos que, a diferencia de los alfarjes, no tienen vigas vistas, sino enmascaradas por tableros enteramente recubiertos por labores de lazo. Su ejemplo más destacado son las techumbres de las tres salas de «los pasos perdidos» de La Aljafería Buscar voz... de Zaragoza (fines del siglo XV), las cuales presentan los escudos de los Reyes Católicos.

En segundo lugar podemos ver las techumbres a dos aguas, que a su vez pueden dividirse en dos grupos: el de las armaduras de parhilera y el de las armaduras de par y nudillo. Las primeras de ellas son las que soportan el tejado a dos vertientes, con una serie de vigas oblicuas o «pares», entre cuyas cabezas, en la parte alta, se interpone a lo largo de toda la armadura un madero conocido como «hilera». Las segundas o armaduras de par y nudillo, se constituyen mediante la estructura anterior, pero a ello unen los «nudillos» o vigas situados a dos tercios de la altura de los pares en ángulo, sirviéndoles de tirantes y cerrándose mediante una tablazón llamada «harneruelo» o «almizate».

Ejemplo de armaduras de parhilera son (parcialmente) la de la iglesia de la Virgen de la Fuente de Peñarroya de Tastavins Buscar voz... (segunda mitad del siglo XIV) y la de la Magdalena de Tarazona (primer tercio del siglo XV). Entre las armaduras de par y nudillo es fundamental la techumbre de la catedral de Teruel Buscar voz..., que hoy se data a fines del siglo XIII. Es apeinazada, con tirantes de vigas dobles apoyados en canes, y en ella destacan su magnífica decoración pintada con historias de tipo religioso y civil (oficios, luchas y temas caballerescos), animales, temas geométricos y vegetales, que se adaptan estilísticamente a las características del estilo gótico lineal aunque compositivamente sean más arcaizantes. Sus temas pueden relacionarse con los de la cerámica verde y morada turolense.

Variante a su vez de las anteriores son las armaduras de limas o de artesa, que toman el nombre de su forma de artesa invertida y se forman por la intersección de cuatro o más paños oblicuos laterales o «limas» y los «nudillos» horizontales que descansan sobre ellas formando el harneruelo o almizate. Pueden adaptarse tanto a espacios cuadrados como rectangulares u ochavados, y así lo vemos en la Parroquieta de San Miguel de La Seo Buscar voz... de Zaragoza (siglo XIV) y en la techumbre del castillo de Mesones de Isuela Buscar voz... (siglo XIV), que coinciden en haber sido hechas bajo el mecenazgo del arzobispo don Lope Fernández de Luna Buscar voz...; ambas son de «limas moamares» (la lima o madero de las esquinas va doblado), la primera adaptada a una forma octogonal, la segunda hexagonal con labores de lazo y mocárabes, y bella decoración pintada en la de Mesones.

Finalmente, los artesonados son los techos decorados con artesones o casetones, que llegan con el Renacimiento Buscar voz..., presentando sin embargo muchas veces labores híbridas mudéjares y renacientes. Esta designación se refiere exclusivamente a lo ornamental y en realidad su estructura puede ser muy diversa. Así, el salón de Embajadores de la Aljafería de Zaragoza (fines del siglo XV) es una techumbre plana cuyas «jácenas» se cruzan formando cuadrados en los que se sitúan los casetones con piñas colgantes. Igualmente las hay en el palacio de la Real Maestranza de Caballería de Zaragoza (1537-47, obra de Juan de Fanegas), que es en realidad una cúpula artesonada.

• Bibliog.:
Borrás Gualis, Gonzalo: Arte mudéjar aragonés; Ed. Guara, Zaragoza, 1978.
Novella Mateo, Ángel: «El artesonado de la catedral de Teruel»; Teruel, núm. 32 (1964), pp. 175-223.
Pano y Ruata, Mariano de: «La techumbre de la catedral de Teruel», Rev. Aragón, V (1904), pp. 53-59, 103-108, 152-157, 214-217, 304-308, 475-478.
Rafols, José: Techumbres y artesonados españoles, Ed. Labor, núms. 456-457, Barcelona, 1953.
Yarza Luaces, Joaquín: La problemática del artesonado de la catedral de Teruel, I Simposio Int. de Mudejarismo, Teruel, 1975, en Actas, 1981.

 

Monográficos

Catedrales aragonesas I

Catedrales aragonesas I

La evolución de los estilos artísticos a partir de las catedrales aragonesas.

Los mudéjares en Aragón

Los mudéjares en Aragón

Una cultura y un arte, producto de la tolerancia entre musulmanes y cristianos.

Imágenes de la voz

Alfarje mudéjar en San Fé...Alfarje mudéjar en San Félix de To...

Techumbre de casetones...Techumbre de casetones

Techumbre mudéjar de la p...Techumbre mudéjar de la parroquiet...

Techumbre de la ermita de...Techumbre de la ermita de la Virge...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT