Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Serra, Francisco Luis

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(¿Barcelona? 1680 - Zaragoza 28-XII-1758). Compositor y maestro de capilla de origen catalán. En 1715 fue nombrado maestro de capilla del Pilar, en donde permanecerá hasta su muerte. El 7-V-1723 firma la aprobación del tratado Escuela Música de Pablo Nassarre, en ella aparte de colmar de elogios el libro nos muestra a un hombre versado en saberes clásicos. En 1728 se presenta a la plaza del Colegio del Corpus Christi valenciano vacante por muerte de su anterior poseedor, Pedro Martínez de Orgambide. En ella se mediría con algunos maestros y organistas de diferentes centros musicales, tales como el maestro de la catedral de Murcia, el de la de Astorga, Tortosa, Tudela, así como con maestros de centros menores como el de la colegiata de Rubielos y los organistas de las parroquiales de Onteniente y Castellón. Precisamente el maestro de la catedral más alejada fue el nombrado para la plaza, Francisco Hernández de Illana, maestro de capilla de Astorga.

De su actividad como compositor la primeras noticias pertenecen a su etapa como maestro de capilla en Santa María del Mar donde compuso un Te Deum y una colección de gozos a la virgen conocidos como Goigs de Carles Tercer a cuatro voces en honor al pretendiente austríaco en la guerra de Sucesión. Su relación con el ámbito cultural del Archiduque le proporcionó una formación como compositor bastante moderna en lo que se refiere a su familiaridad con las nuevas formas italianas ello puede verse en los numerosos pliegos de textos de villancicos conservados de los que consta que compuso la música. El primero del que se tiene constancia es de 1715 y pertenece a la fiesta que se solía celebrar el 15 de mayo en la que los infantes del Pilar consagraban con una serie de villancicos los siete santos convertidos por el Apóstol Santiago, en donde de los cinco villancicos tres son cantadas a solo.

Además de la puesta en música de los habituales villancicos para las festividades principales como la Navidad, los Reyes o el Corpus de los que especialmente para Reyes tenemos constancia en diferentes años, compuso la música para otras festividades como profesiones de monjas o para diferentes festividades extraordinarias. Una de las mejor documentadas es la demostración festiva realizada en octubre de 1723 con motivo de la acción de gracias que celebró el cabildo del Pilar por la concesión por parte del papa Inocencio XIII del oficio propio para celebrar la aparición de la virgen del Pilar. La fiesta duró varios días y en tal evento actuaron la capilla del Pilar junto con la de La Seo. El día 9 de octubre en la misa solemne se cantaron dos villancicos, el primero en la epístola y el segundo al alzar colaborando en la composición de los mismos Serra con su colega de La Seo, Francisco Portería. El día 11 de octubre se interpretó dentro de la misma fiesta un Oratorio músico en un tablado dispuesto en el Pilar y para tal fin se imprimió un libreto que fue distribuido entre el público para poder leer el texto a la que se escuchaba la música. De nuevo actuaron las dos capillas juntas pero en esta ocasión la música fue exclusivamente compuesta por Luis Serra. En sus villancicos van a alternar la forma tradicional de introducción, estribillo y coplas, con otras más elaboradas en donde puede detectarse la huella de la irrupción del estilo italiano, especialmente en los que denomina «cantada». Por su parte la producción en latín participa del estilo moderno a la vez que nos muestra a un compositor que participa de la tradición de la polifonía clásica, matizada por algunas particularidades armónicas propias de su tiempo. Se han conservado en el Archivo de las catedral de Zaragoza dos importantes fuentes para ilustrar esta parcela de su producción, se trata de dos libros en formato de atril que recogen repertorio dedicado al culto mariano de la Virgen del Pilar. El primero de ellos fechado en 1737 que recoge cinco Salve Regina y otros seis motetes sobre distintas antífonas marianas, y el segundo es un libro de magnificat en los ocho tonos para ocho voces en dos coros.

En el archivo de las catedrales de Zaragoza se conserva un Registro de papeles de Musica entregados al M.º Serra por vía de inventario en el que se detallan todos los papeles de música que recibió al ser nombrado maestro de capilla del Pilar en 1715.

Se han conservado numerosas obras de este maestro dispersas en diferentes archivos y bibliotecas de la Península e Hispanoamérica. En algunos casos se puede reconstruir la forma de difusión de su música, este es el caso del grupo de obras que aparecen en el archivo de la catedral de Ávila, en donde estuvo como maestro de capilla entre 1734 y 1780 su sobrino, Juan Ramón Oliac y Serra. Por lo demás se ha conservado música de Serra en: Monserrat, Biblioteca de Cataluña (fondos provenientes de la catedral de Barcelona), Sant Pere de Canet de Mar (Barcelona), Gerona, Zaragoza, Jaca, catedral de Valencia, Real Colegio del Corpus Christi de Valencia, Segorbe (Castellón), El Escorial, Cuenca, Salamanca y Guatemala.

 

Monográficos

El siglo XVIII en Aragón

El siglo XVIII en Aragón

Tras el desastre de la desaparición del reino se vive una época de esplendor con la Ilustración.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT