Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Sender Garcés, Ramón José

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 16/01/2009

(Chalamera Buscar voz..., H., 3-II-1901 - San Diego, California (EE.UU.), 16-I-1982). Escritor aragonés. De poco más de un año de edad, pasa con su familia de la aldea natal a la próxima villa de Alcolea de Cinca Buscar voz... (H.) y de aquí a Tauste Buscar voz... (Z.) a los nueve años. El 17-IV-1912 ingresa en el Instituto de Segunda Enseñanza de Zaragoza Buscar voz..., pero estudia en Tauste el primer curso (1912-13), el segundo en Reus (Tarragona), el tercero, cuarto y quinto en Zaragoza (1914-1917) y, en 1918, termina el bachillerato en Alcañiz Buscar voz... (dependencia del Instituto de Teruel). Primera escapada a Madrid, donde se matricula en la Facultad de Derecho. Falto de recursos para subsistir se reúne con la familia en Huesca Buscar voz... y acepta el puesto (oficioso, a causa de su juventud) de redactor jefe de La Tierra Buscar voz..., portavoz oscense de la Asociación de Labradores y Ganaderos del Alto Aragón, que administraba su padre.

En 1921 deja Huesca y La Tierra, vuelve a Madrid y vuelve a trabajar en una farmacia (como en Zaragoza y en Alcañiz) por tercera vez y a matricularse por segunda en la Universidad. En 1923 se incorpora a filas y va destinado a Marruecos, donde pasa unos catorce meses y de soldado a alférez de complemento, con medalla de Marruecos, en el Regimiento de Asturias (o de Ceriñola) 42. De vuelta en Madrid, entra a formar parte de la redacción de El Sol. En 1927 es detenido por sus actividades contra la Dictadura de Primo de Rivera Buscar voz... y gracias a la presión de la Asociación de la Prensa sólo está tres meses en la Cárcel Modelo madrileña. En 1928 publica su primer libro de ensayos, El problema religioso en Méjico, prologado nada menos que por Valle-lnclán, y en 1930 su primera gran novela, Imán, con tanto éxito que abandona la redacción de El Sol y se planta de escritor independiente. El 7-I-1934 contrae matrimonio con Amparo Barayón, natural de Zamora, de la que tiene un primer hijo, Ramón, en 1935, y una hija, Andrea, en febrero de 1936.

El pronunciamiento militar Buscar voz... lo sorprende de vacaciones en San Rafael (Guadarrama), de donde pasa clandestinamente a Madrid para ponerse inmediatamente al servicio de la República amenazada. Entretanto, su mujer sus dos hijos pasan a Zamora, donde Amparo es ejecutada sin juicio previo y los niños pasan luego a Pau (Francia) gracias a los buenos oficios de la Cruz Roja. Incorporado al frente de Madrid como soldado, bien pronto es ascendido a comandante y con este grado manda incluso una brigada. En 1937 aparece su Counter-Attack in Spain, libro de propaganda republicana, pero propaganda de altura. Y en la primavera de 1938 es enviado al extranjero por encargo del gobierno de la República Buscar voz..., en compañía de José Bergamín entre otras figuras, en misión de propaganda por la causa de la España republicana (el 9-VI-1938 Sender arengaba a más de 20.000 personas en el Madison Square Garden de Nueva York).

Seguidamente se le encargó la dirección de La Voz de Madrid en París, también un instrumento para ganar adeptos en Francia, pero a los pocos números pidió la dimisión y volvió al frente de Madrid. Como quiera que fuese, en diciembre del mismo 1938, Sender cruzaba la frontera hispano-francesa, amargamente convencido ya de la derrota; y tras recoger a sus hijos, aún en Pau, se trasladan los tres a París a la espera del barco que los lleve a América.

En marzo de 1939 llegan a Nueva York; Sender confía sus hijos al matrimonio West y él se va solo a México, donde funda y dirige Ediciones Quetzal, en la que publica varias novelas suyas inéditas. En 1942 pasa a Estados Unidos con una beca («Guggenheim Fellowship»), yendo a parar primero a Santa Fe (Nuevo México), y entra a colaborar en un proyecto de investigación hispano-interamericana de la Universidad de Nuevo México en Las Vegas. El 12-VIII-1943 contrae segundas nupcias con Florence Hall, empleada en el despacho de Asuntos Interamericanos del Departamento de Estado de los EE.UU., Washington, D.C. En el mismo año es nombrado miembro correspondiente de la Hispanic Society of America. Durante el curso académico 1943-44 dio lecciones en las Universidades de Denver, Colorado y Harvard. Y en el de 1944-45, impartió enseñanza de literatura española en el Amherst College, Massachusetts. Los dos años siguientes los pasó en Nueva York, en más estrecho contacto con sus hijos y trabajó un tiempo de asesor para la Metro-Goldwyn- Mayer.

En 1946 se naturalizó estadounidense y en septiembre de 1947 tomó posesión de la cátedra de Literatura Española de la Universidad de Nuevo Méjico, Alburquerque, de la que fue titular dieciséis años seguidos, aparte de ello, dio cursillos de verano en otras Universidades (Ohio en 1951, Puerto Rico en 1961 y 1962, Washington en 1967 y Michigan en 1968). En septiembre de 1963 se divorcia de Florence Hall y se va de Alburquerque, pero añora la vida universitaria y vuelve a enseñar en la Universidad de California del Sur entre 1965 y 1971. A todo esto, ya en 1968 hace su primera visita a España, que luego repite, pero en 1981 aún sigue en San Diego (California).

La obra de Sender se ha ido haciendo tan vasta que prácticamente resulta ya inabarcable en un breve resumen. Desde sus primeras obras ha sido la suya voz de alerta y de acusación que no entendía nadie, aunque sus gritos de ¡SOS! fuesen tan claros como el de Míster Witt en el cantón (1936), y sus «J’accuse» tan vibrantes y radicalmente debeladores como Imán (1930), «O.P.» (1931), Siete domingos rojos (1932) y Viaje a la aldea del crimen (1934). Y cuando digo «nadie» me refiero a los que pasaban por «alguien» en la cultura española, porque por otra parte Sender era muy leído (y comprendido) en medios de la C.N.T.

Una vez vista la inanidad de los términos del presagio (así tituló nuestro autor a posteriori su trilogía: O.P., Viaje a la aldea del crimen y La noche de las cien cabezas —aunque a posteriori nuestro resultan ser tanto o más premonitorias novelas como Siete domingos rojos y más aún Mr. Witt—), Sender se despide del compromiso histórico a quemarropa con Contraataque (1938), para desplegarse —y no replegarse, como podría creerse— más allá de la historia en profundidad: subconsciente colectivo abajo; y de la psicología: prelógica, magia, esoterismo y panteísmo gnóstico trascendentalista adelante. En esta artística toma de distancias llega a prodigios de universalidad como El lugar de un hombre (1939, 1958) y El rey y la reina (1949); de síntesis social que rebasa la problemática española como Réquiem por un campesino español (1961, 1966, 1974); de primorosa ternura por la tierra de la infancia y el amor primero como Crónica del alba (1963, 1965, 1966, 1973 —y nos basta el primer tomo que nombra a los nueve de la serie—); de alta épica como Bizancio (1956, 1968, 1975 —seguramente la primera epopeya en prosa de nuestra lengua—); de profunda caracterología como La aventura equinoccial de Lope de Aguirre (1964, 1967 y 1976) o Tres novelas teresianas (1967); de un atroz realismo con punzantes ribetes mágicos como Las criaturas saturnianas (1967) y de original filosofía sincretista hecha novela como La esfera (1947, 1969).

Sender ha cultivado todos los géneros literarios, poesía incluida, pero es más poeta en prosa que en verso, así como más dramático en sus novelas que en sus dramas propiamente dichos; en cambio, no es menor cuentista ni peor ensayista, nuestro gran novelista.

Cuentos como los de Las gallinas de Cervantes y otras narraciones parabólicas (1967) no dejan de ser dechados del género, así como su Examen de ingenios: los noventayochos (1961) y Ensayos sobre el infringimiento cristiano (1967) son excelentes botones de muestra de la agudeza crítica y la compendiosa cosmovisión, respectivamente, del ensayista Sender.

En resumen, si por su enorme producción podemos ponerle en el primer puesto de los escritores de nuestro siglo (más de 100 volúmenes de novela, 7 de cuentos, 4 de teatro, 2 de poesía, 12 de ensayos y más de 2.000 artículos para la prensa), por su calidad creemos que una buena docena de sus obras pueden codearse con las más grandes de la literatura contemporánea española, por no decir universal.

A partir de 1965 se empiezan a editar y reeditar las obras de Sender en España y en esta labor de recuperación de un autor español con docenas de obras ya publicadas en el extranjero participan buen número de prestigiosas editoriales españolas, hasta que ediciones Destino de Barcelona, después de haber lanzado más de treinta títulos senderianos, emprende en 1976 la publicación de la Obra Completa de Ramón J. Sender.

• Encicl.: Sender obtuvo en 1969 el Premio Planeta por «En la vida de Ignacio Morel», obra menor en su prolífico repertorio. En junio de 1964, el gran escritor aragonés regresó a España despertando algunas polémicas con sus declaraciones e intervenciones públicas. En varios viajes estuvo en Zaragoza, y Huesca y en su pueblo natal, Chalamera, fue objeto de un cálido homenaje. También la D.G.A. y el Ayuntamiento de Zaragoza le ofrecieron la medalla de oro de Aragón y de la ciudad que no llegó a recibir personalmente: varias veces anunció viajes que finalmente suspendió difiriendo su regreso definitivo repetidamente anunciado. Colaboraciones habituales suyas aparecieron en los últimos años en «Aragón Exprés Buscar voz...» y «Heraldo de Aragón Buscar voz...» (que editó dos libros recogiendo los relacionados con su tierra: Solanar y lucernario aragonés (I y II). También Guara Editorial editó una de sus últimas grandes obras de acento y escenario aragonés: Monte Odina. Propuesto repetidamente para el Premio Nobel, murió lejos de su patria y el 20-I-1982 su cadáver fue incinerado y —por deseo suyo— sus cenizas arrojadas al Océano Pacífico. Su obra y su figura reciben luego repetidos homenajes y son revalorizadas.

• Bibliog.: Alborg, Juan Luis: Hora actual de la Novela española, II; Madrid, Taurus, 1962, 46 pp. dedicadas a 15 obras narrativas de Sender. Bosch, Rafael: «La “Species Poética” en Imán»; en Hispanófila, 14 (enero 1962), pp. 33-39. Carrasquer, Francisco: «Imán» y la novela histórica de Sender; Londres, Támesis Books Ltd., 303 pp., 1970. Id.: La verdad de Sender; Utrecht-Tárrega, 1980, 75 pp. Eoff, Sherman H.: The Modern Spanish Novel; Nueva York, New York University Press, 1961: excelente análisis del contenido filosófico de La esfera y de El lugar de un hombre, pp. 14, 216, 233-265. King, Charles L. : Ramón J. Sender; Univ. of Colorado, Twayne Publishers, Inc., Nueva York, 1974, 196 pp. —obra muy recomendable por lo bien que abarca la figura y obra de Sender—. Lluís y Navas Jaime: «Los sentimientos edípicos en la novelística de Ramón Sender», en Boletín del Instituto de Medicina; Barcelona, año V, núm. 49, dic. 1963, pp. 9-10, 1217, 19-20 y 22-23. Marra López, José R.: Narrativa española fuera de España, 1939-1961; Madrid, Guadarrama, 1963, pp. 341-409. Palley, Julián: «Vuelta a La Esfera de Sender», en Norte, Revista Hispánica de Amsterdam, año XIV, núms. 2-4, marzo-agosto 1973, pp. 56-66. Peñuelas, Marcelina C.: Conversaciones con Ramón J. Sender; Madrid, Magisterio Español, 1970, 292 pp. Id.: La obra narrativa de Ramón J. Sender, Madrid, Gredos, 1971, 293 pp. Rivas, Josefa: El escritor y su senda, México, Mexicanos Unidos, 1967. Dominical, Dena: «A Bibliography of the Works by and about Ramón José Sender in the English Language», en Bulletin of Bibliograpy, 20:3 (sept.-dic. 1950), 60-63 pp., y 20:4 (enero-abril 1951), 93 pp., con notas útiles. Espadas, Elizabeth: «Ensayo de una bibliografía sobre la obra de Ramón J. Sender», en F. Carrasquer, La verdad de Sender, op. cit. King, Charles L.: Una bibliografía senderiana española (1928- 1967), Univ. Colorado, 1967.

 

Monográficos

Aragón durante el franquismo

Aragón durante el franquismo

Un nuevo estado totalitario surge tras la fractura de la Guerra Civil. Conoce su evolución en Aragón.

La II República y la Guerra Civil en Aragón

La II República y la Guerra Civil en Aragón

Una década traumática que iba a marcar una profunda fractura en la sociedad aragonesa del siglo XX.

Imágenes de la voz

Ramón J. Sender: <i>Cróni...Ramón J. Sender: Crónica del al...

Ramón J. Sender: <i>La es...Ramón J. Sender: La esfera

Ramón J. Sender: <i>Imán<...Ramón J. Sender: Imán

Ramón J. Sender: <i>Réqui...Ramón J. Sender: Réquiem por un...

Ramón J. Sender. Acto de ...Ramón J. Sender. Acto de imposició...

Ramón J. Sender...Ramón J. Sender

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT