Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Sarcófagos romanos

Contenido disponible: Texto GEA 2000

El paulatino abandono del rito de incineración en favor del de inhumación convierte al sarcófago en un elemento singular a partir de mediados del s. II d.C. En el transcurso de dos siglos y medio vamos a asistir a una variada tipología, tanto de las urnas marmóreas como de los programas iconográficos en ellas esculpidos, aunque los escasos ejemplos que nuestra región presenta no puedan atestiguar evolutivamente este proceso.

—Sarcófagos romanos: De Chalamera (H.) procede un sarcófago muy fragmentado, con la cara principal decorada mediante molduras y cuatro pequeños círculos en cada extremo de la misma. El resto del frente se ornamenta con dos arcos ultrasemicirculares y cartela inscrita, perdida en la actualidad; es obra del s. III.

Del Cabezuelo de Gallur proceden tres fragmentos de los cuales dos pertenecen a una misma pieza sobre la que se representó una cacería de leones. En uno aparece parte del jinete central, y el otro es el tape de la caja con tres cabras ante una trampa. El tercer fragmento responde a un sarcófago de iconografía báquica. En el lugar de aparición de estas piezas todavía se halló parte de otro sarcófago en una de cuyas caras laterales había un grifo.

De Graus, en paradero hoy desconocido, tenemos un sarcófago con barras de lictores y cabeza armada. En Huesca, y reaprovechado como tumba de Ramiro II en la iglesia de San Pedro, se encuentra un bello sarcófago labrado en mármol: se esculpe en el centro del friso el retrato del difunto sustentado por dos geniecillos; debajo, un cesto separa las figuras de Tellus y Oceanus; en los extremos del friso, Hypnos y Thánatos con flauta doble el primero, y lira y plectro el segundo; es obra de finales del s. III.

De Tarazona, se conserva un sarcófago estrigilado con imago clipeata picada. Debajo de la conca aparecen dos cuernos de la abundancia.

—Sarcófagos romano-cristianos: Destacan por su importancia los dos conservados en la cripta de Santa Engracia y el de Castiliscar. En la actualidad hay que sumar a este conjunto el fragmento del Museo de Zaragoza y el tape a doble vertiente de la ermita de Santa María de Chalamera.

Iconográficamente, el primero de los sarcófagos zaragozanos, llamado de la «Asunción», está esculturado por tres de sus caras. El lateral izquierdo narra la entrega de los símbolos del trabajo a Adán y Eva por Dios Hijo. El friso principal presenta —de izquierda a derecha— la curación de la hemorroísa, orante entre personajes sacros, Recepta ad Deum, curación del ciego y Bodas de Caná. El lateral derecho está dedicado al pecado de los Protoparentes. Es de mármol y labrado en taller romano, ligado al círculo del «Dogmático». Su contenido iconológico está en función de la tipología Adán Viejo-Adán Nuevo, claramente expresado en el lateral izquierdo. Hay que llevarlo al 340.

El segundo sarcófago, utilizado en la actualidad como mesa de altar, tiene esculturada solamente la cara principal, con las siguientes escenas: (fuente, arresto, gallo), orante femenina, curación del ciego, conversión del agua en vino, multiplicación de panes y peces y resurrección de Lázaro. Su taller se relaciona con el de los Dos Hermanos, oscilando su cronología entre el 340 y el 350.

En la iglesia parroquial de Castiliscar, utilizado como mesa de altar, otro sarcófago de mármol con las escenas siguientes: resurrección de Lázaro, hemorroísa, orante, contaminación de la multiplicación de panes y peces y conversión del agua en vino y adoración de los Magos. Es obra del 340-350.

El fragmento del Museo de Zaragoza corresponde al lateral derecho del sarcófago de la «Asunción»; se aprecia una cabeza masculina con un rótulo en el listel superior (adan). Este fragmento demuestra que el sarcófago tuvo inscripciones a lo largo de sus tres caras, de cuya cronología E. Hübner piensa no ser anterior a los siglos V o VI.

Por último hay que señalar el tape procedente de Chalamera, decorado con cuatro círculos en cada extremo de las dos vertientes, en los que se aprecian un cordero, una palmera y frutos. Parece obra local de cronología avanzada.

 

Monográficos

Aragón en la Época Romana

Aragón en la Época Romana

Aragón perteneció al Imperio Romano. Conoce como lo vivieron los aragoneses.

Imágenes de la voz

SÁRCOFAGO PALEOCRISTIANO ...SÁRCOFAGO PALEOCRISTIANO DE SAN PE...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT