Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Sapos

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 20/12/2010

(Zool.) Existen en Aragón, donde se les llaman zapos, seis especies de sapos o sapillos, es decir, anfibios Buscar voz... anuros con la piel cubierta de excrecencias o tubérculos más o menos conspicuos.

Desde el abundante y conocido sapo común (Bufo bufo), el mayor, de curiosos ojos rojizos, hasta el sapillo pintojo (Discoglossus pictus), muy escaso y de aspecto similar a una rana parda con manchas, los sapos habitan en toda la región, incluso en estepas, pero siempre cerca del agua, por escasa que sea. El sapo común es ubicuista y resulta visible sobre todo en la montaña húmeda por la noche. Parecido por su tamaño y forma es el sapo corredor (Bufo calamita), con una línea clara en la espalda y más adaptado a la sequedad. En zonas montañosas es fácil ver al sapo partero (Alytes obstetricans), cuyos machos llevan la puesta de huevos entre sus patas; en zonas húmedas del valle del Ebro también se encuentra, en pequeño número. Al contrario, el sapo de espuelas (Pelobates cultripes) sólo es abundante en el valle del Ebro, en lugares más secos. Se reconoce por sus «espuelas» negras en los talones. El sapillo moteado (Pelodytes punctatus) es ya muy parecido a una pequeña rana, con pequeños tubérculos alineados en el dorso. Su distribución no es clara, pero la mayoría de las citas corresponden al valle del Ebro y sierras aledañas.

Todos ellos se alimentan de insectos, por lo cual se encuentran entre los animales útiles a la agricultura.

Las puestas tienen lugar entre primavera y verano, dependiendo del clima y lugar: en la alta montaña ocurren más tardíamente. En el género Bufo se disponen los huevos en largos cordones situados en el agua; en los otros, en racimos menores, pegados a plantas acuáticas, salvo en Alytes obstetricans, como se ha dicho.

Los renacuajos suelen ser pequeños y negruzcos (género Bufo), pardos y similares a los de las ranas en Discoglossus y Pelodytes. Los mayores son los de P. cultripes, ya con espuelas en cuanto aparecen las patas. Los del sapo partero de alta montaña son asimismo muy grandes si no metamorfosean en el año. Los renacuajos se alimentan de cualquier materia orgánica, fundamentalmente vegetal.

Respecto de los sapos, existen multitud de creencias y supersticiones en nuestra región (compartidas, por otra parte, con el resto del país). Si bien es cierto que poseen glándulas de secreción de sustancias irritantes (bufotaninas) en la piel, dichas sustancias carecen de peligro para el hombre: los sapos son completamente inofensivos, y en absoluto venenosos. En muchas comarcas aragonesas se les achaca ser portadores del mal de ojo, de escupir, de impedir el crecimiento, de provocar abortos en las embarazadas, de contaminar el agua donde habitan, de hipnotizar, etc. Todo esto no es sino pura leyenda y superstición insostenible en la realidad.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Monográficos

Los ríos de Aragón

Los ríos de Aragón

Un recorrido por la red hidrográfica aragonesa, uno de los principales elementos vertebradores del territorio.

Imágenes de la voz

Sapo común (<i>Bufo Bufo<...Sapo común (Bufo Bufo)

Sapillo pintojo (Discoglo...Sapillo pintojo (Discoglossus Pict...

Sapillo moteado (Pelodyte...Sapillo moteado (Pelodytes punctat...

Sapo partero (Alites Obst...Sapo partero (Alites Obstetricans)

Sapo corredor (Bufo calam...Sapo corredor (Bufo calamita)

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT