Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Aragones Unificado

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Modalidad de aragonés literario común susceptible de ser utilizada en libros, periódicos y, en general, en actos o publicaciones de audiencia y trascendencia supralocal y, al mismo tiempo, capaz de abarcar en un sistema ordenado y coherente a todas las variedades habladas del aragonés.

Actualmente, una lengua no puede desarrollarse sin tener un modelo lingüístico común y unas normas básicas para su escritura, conocidas por todos los hablantes. Al aragonés le ha faltado no sólo el apoyo externo (enseñanza en la escuela, medios de comunicación, etc.), sino el apoyo interno que supone ese modelo o columna central en la que se apoyarán todos los dialectos locales. A la hora de buscar el modelo lingüístico de referencia, durante mucho tiempo los hablantes del aragonés no lo encontraron en su propia lengua, teniendo como única alternativa la norma lingüística y literaria que ofrecía el castellano. Ésta ha sido una de las causas más importantes de la enorme castellanización del aragonés.

Cuando comenzó el movimiento de revitalización, en los primeros años de la década del 70, la consecución de un modelo de aragonés literario común fue uno de los objetivos prioritarios. Y en él se continúa trabajando, a pesar de las denuncias de acientifismo por parte de quienes dificultan la estructuración y el reconocimiento de un modelo de aragonés literario común, lo que perpetuaría la marginación total del aragonés hasta su desaparición o absorción por la lengua oficial. Por otra parte, la lucha por este objetivo no es contraria a la revitalización de los dialectos locales aragoneses, sino que la apoya totalmente. Todas las lenguas tienen diferencias regionales o locales (compárese el vasco o el catalán, con sus diversas variedades).

Sin embargo, mientras la mayoría de ellas ha culminado ya la formación literaria del idioma (caso de las grandes lenguas oficiales: español, francés, etc.) o se hallan inmersas en un proceso de unificación de la lengua escrita (casos del catalán y, con más retraso, del gallego y del vasco), el aragonés no ha hecho sino comenzar este proceso, tímidamente y en circunstancias difíciles por los numerosos problemas sociolingüísticos y el acelerado deterioro del idioma.

Comenzó por lo más general; así, el primer paso fue la ortografía. La normativa ortográfica básica, cada vez más usual y aceptada, se acordó en noviembre de 1974, en una ya histórica reunión celebrada en el palacio de Santa Cruz de Zaragoza, a la que asistieron una veintena de estudiosos y escritores en aragonés. Según estas normas, apoyadas posteriormente por el Consello Buscar voz... d´a Fabla Aragonesa, no se emplea la h (istoria, ibierno, erenzio) sino como signo diferenciador (ha, del v. aber / a, artículo / à, preposición), ni la v, ya que en todos los casos evolucionó desde la Edad Media a un sonido semejante a la b (biello, beyer, debán, calibo). El sonido interdental fricativo sordo (que no existía en latín) se representa siempre con el signo z (ziresa, felze, zielo) y el prepalatal fricativo sordo con x (ixo, buxo, naxer, coxo); el sonido de esta letra xe no tiene nada que ver con el de la equis castellana. Quedan por desarrollar otros aspectos; así, apenas está fijado el empleo de los signos diacríticos, acentos, apóstrofos, guiones, etc. El primer libro publicado con ortografía unificada fue Garba y augua (Zaragoza, 1976), de Eduardo Vicente de Vera.

Por lo que respecta a la fonética, morfología y sintaxis, el aragonés unificado no hace sino evitar los localismos demasiado contundentes y los castellanismos flagrantes, utilizando las soluciones más normales y genuinas. Ése es el criterio que sigue la Gramática de la Lengua aragonesa (Zaragoza, 1977), de Francho Nagore Laín. La actual literatura en aragonés unificado no ha hecho sino comenzar un camino, del que existen tempranos precedentes como el de Bernardo Larrosa, contribuyendo a forjar el aragonés literario común que irá cristalizándose en un futuro más o menos próximo.

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT