Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Sal

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 23/10/2009

(Hist. Med. y Mod.) Producto básico dentro de la economía medieval y moderna, no sólo por su uso como condimento alimenticio, sino por su utilización en la industria de salazones, en el curtido de cueros, consumo para los ganados, etc. Fue tradicionalmente su explotación una de las regalías Buscar voz... de la Corona, aunque por privilegio real se concedían donaciones a monasterios Buscar voz... u otras instituciones o existiesen algunas salinas particulares de municipios que tenían regulada la venta de sal para el consumo interno. Su compra se establecía mediante un cupo, ya por persona física o fuego. En 1300, Jaime II Buscar voz... estableció que todos los cabezas de familia, tanto para sí como para sus hijos mayores de siete años, hubiesen de comprar en los alfolíes reales sendas pesas o arrobas de sal a 12 dineros cada una. Sin embargo, sobre los derechos reales pesaba una serie de asignaciones a personalidades, nobles o entidades. A fines del siglo XIV, el Justicia Buscar voz... de Aragón recibía 2.000 sueldos, por razón de su salario; el procurador fiscal del rey, 500; el merino Buscar voz... de Zaragoza, 1.000; el monasterio de Veruela Buscar voz..., 800 cahíces de sal, que podía vender en Alagón Buscar voz..., etc. Las más importantes salinas aragonesas en la Edad Media, muchas de las cuales perduraban hasta bien entrado el siglo XVIII, son: Abanto, Aguinalíu, Alcalá de la Selva, Alfambra, Aliaga, Arcos (de donde las aldeas de Teruel estaban obligadas a comprar 100 cahíces anuales para uso propio, prohibiendo Jaime I Buscar voz... en 1263 comprasen los vecinos de Teruel o sus aldeas sal de Castellar; ese mismo año las arrienda al judío Zalem de Daroca por una deuda de 3.850 morabatinos alfonsinos nuevos), Bujaraloz (de donde Jaime I otorga al monasterio de Sijena Buscar voz... 100 cahíces libres de tributo para el consumo propio), Calatayud, Castellar (de las más antiguas e importantes, Pedro II Buscar voz... concedió al monasterio de Sijena, en 1211, una renta anual de 5.000 sueldos sobre estas salinas, las de Pola y Tauste), Daroca, Híjar, Jusseu, Monterde (ofrecidas al monasterio de Piedra Buscar voz..., en 1219, junto con las de Abanto, a cambio del castillo de Villafeliche), Naval, Peñalba, Pina, Pola (de donde se remitían 150 cahíces al monasterio de Veruela por orden de Jaime I en 1259), Remolinos, Sarrión, Segura de Baños (salinas otorgadas por Jaime I a su hijo Pedro Fernández con facultad para vender la sal a los de Montalbán, Aliaga, Villarroya, Fortanete, Castellote, Huesa y Albalate), Tauste, Villel y Almudín, en Zaragoza. En la modernidad surgirán algunas más. En 1585, Cock Buscar voz... nos dejó una descripción de cómo era el trabajo en las minas de Castellar Buscar voz.... Trabajaban unos 25 hombres y por cada quintal de sal cortada se les pagaba un real. Se sacaba de la mina con mulas hasta un barracón en el Ebro, donde se embarcaba Buscar voz... hacia Zaragoza, para su comercialización. Las rentas reales son alquiladas cada año en 6.000 ducados y se vende a 16 dineros la arroba. En 1631 se comisiona a Juan de Murto para que haga la información de lo que rendían las salinas de algunas universidades, puesto que había mucho contrabando y no se acudía a buscar la provisión de sal a los alfolíes reales. Así, las salinas de Armillas eran arrendadas en 10.000 escudos por 5 años, Manzanera en 130 libras, Villel rentaba 600 ó 700 fanegas a 7 sueldos; Valtablo, 2.000 fanegas a 4 sueldos, y Arcos, 1.500 libras.

Las Cortes de 1686 aprobaron un impuesto sobre la arroba de sal. Hubo voces que se levantaron contra el impuesto, argumentando el grave perjuicio que ocasionaría en el lucrativo tráfico de la sal con Francia y Cataluña, a donde se llevaban «más de 4.000 cahíces cada año de las salinas de Peralta, Calasanz, Juseu y Aguinalíu, computándose a real y 6 dineros la fanega». En 1787 rentaron las salinas 2 millones de reales de vellón. En 1814 la (producción en fanegas era: Arcos, 9.252; Armillas, 3.521; Baltablado, 3.600; Castellar, 12.228; Naval, 21.463; Ojos Negros, 3.173; Peralta, 16.318; Remolinos, 25.587; Sástago, 6.910; el número de empleados era 40, los sueldos y gastos ascendían a 248.123 reales y el coste de cada fanega era de 2,15 reales.

Las salinas cerradas y sin labrar (también según la misma fuente) son: Agualín, Abato, Alpiñas, Bujaraloz, Calasanz, Chiprana, Clamosa, Escalate, Estadilla, Fuente Santa, Gallocanta, Gallel, Grado, Gratal, Juseu, Manzanera, Noguera, Orihuela, Palo, Puebla de Castro, Requela, Trillo y Undués de Lerda.

• Bibliog.:
Arroyo Ilera, R.: «La sal en Aragón y Valencia durante el reinado de Jaime I»; Saitabi, XI, Valencia, 1961, pp. 253-261.
Asso, I. J.: Historia de la economía política de Aragón; Pamplona, 1798, reed. Zaragoza, 1947.
Gual Camarena, M.: «Para un mapa de la sal hispana en la Edad Media»; Homenaje a J. Vicéns Vives, II, Barcelona, 1965, pp. 483-497.
Ledesma, M. L.: «El patrimonio real en Aragón, a fines del siglo XIV: los dominios y rentas de Violante de Bar»; Aragón en la Edad Media, II, Zaragoza, 1979, pp. 135-169.

 

Imágenes de la voz

Salinas en Ojos Negros (T...Salinas en Ojos Negros (Teruel)

Salinas de Remolinos (Zar...Salinas de Remolinos (Zaragoza)

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT