Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Sabiñánigo

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 30/06/2011

Lugar del norte de la prov. de Huesca, transformado en núcleo industrial en pleno siglo XX. Aunque todavía dependiente en algunos servicios de Jaca, gracias a su desarrollo industrial tiende a autonomizarse organizando su propia comarca el Alto Gállego Buscar voz....

Se sitúa en la orilla derecha del Gállego Buscar voz..., a su salida del Valle de Tena Buscar voz..., allí donde esta vía natural de comunicación que conduce a Francia por El Portalet Buscar voz... (1.795 m.) se cruza con la Val Ancha Buscar voz..., que une Sabiñánigo y Jaca Buscar voz....

Sabiñánigo permanecerá en su condición de lugar rural hasta el siglo XX, al que llega con 280 hab.

En los comienzos de nuestro siglo se inicia el despegue de Sabiñánigo con la construcción de la estación del ferrocarril a casi un kilómetro del núcleo primitivo. En torno a la estación se crean hospederías, almacenes, comercios y viviendas gestándose un barrio, que en 1910 cuenta con 77 hab.; en 1916, cuando ya hay 136 hab. el Ayuntamiento decide trasladarse al barrio de la estación, lo que da a este núcleo un nuevo impulso. El empujón definitivo se produce dos años después con la instalación de la sociedad Energía e Industrias Aragonesas Buscar voz..., S. A., aprovechando la existencia del ferrocarril y la proximidad de los aprovechamientos hidráulicos. En 1923 entra en funcionamiento la primera fábrica de E.I.A.S.A., al año siguiente se inaugura Explosivos, S. A.; en 1925 la planta de Aluminio Español (Alugasa Buscar voz..., hoy Laminados Sabiñánigo, perteneciente a Bavaria Industriekapital), aprovechando la energía eléctrica y la bauxita francesa y en 1927 la fábrica de ácido sulfúrico de E.I.A.S.A. Las instalaciones industriales generan nuevos puestos de trabajo que se cubren con inmigrantes: en 1940 se alcanzan los 1.768 hab. y en 1950 los 2.885. En 1952 se inaugura una nueva fábrica, Celulosas del Pirineo, reconvirtiéndose en 1965 en fábrica de Fósforos del Pirineo, S. A. En 1960 se alcanzan 6.184 hab.; la expansión demográfica continúa a remolque del desarrollo industrial: en 1962 se crea la sociedad Desarrollo Química Industrial (Dequisa) para fabricar y distribuir productos químico-orgánicos y a finales de siglo, en suelo de Senegüé, la farmacéutica Bieffe Medital, perteneciente al grupo Baxter.

En 2010 el esplendor industrial de la ciudad se ha perdido, con algunas de las plantas cerradas y con sus plantillas muy mermadas en otros casos, pero todavía perviven empresas con un buen número de empleados y un importante volumen de negocio, como son Laminados Sabiñánigo, Bieffe Medital o Energías e Industrias Aragonesas.

En 1998 la población es de 8.637 hab. y en 2007 asciende a los 9.683. La pirámide de edades, gracias a la inmigración de efectivos jóvenes, es una de las más jóvenes de Aragón. La población activa en casi un 40 % se ocupa en el sector secundario. El sector primario sólo cuenta con un 3'7 % de los activos y residen fuera del casco urbano, en los términos anexionados. El sector terciario, con un 38 %, tiende a crecer a remolque del industrial y en las últimas décadas impulsado por el subsector turístico.

El término municipal, gracias a las anexiones de otros municipios en los años 1950-70, es uno de los más grandes de la prov. con 589 km2. El plano del núcleo urbano queda a 0,9 km. del lugar primitivo de Sabiñánigo (de características rurales) y separado por la sierra de los Capitiellos; presenta una figura alargada en la orilla derecha del Gállego. En la salida de la carretera de Jaca se alarga el Barrio de la Estación paralelo al Tulivana y junto a él la zona industrial hasta la desembocadura en el Gállego. A continuación el Barrio del Puente de Sardas y la zona residencial de Alugasa en la salida de la carretera de Huesca.

Encicl.: Localidad industrial del Alto Aragón, su numerosa población depende casi en exclusiva de las varias factorías. No en vano es el centro fabril más importante del Pirineo, además de nudo de comunicaciones. Al margen de la producción de energía eléctrica, el despegue industrial se inició con inversiones en su mayor parte extranjeras (francesas), para la obtención de cloratos y carburos; ya con mayor participación de capital español, se pusieron en marcha las industrias de abonos nitrogenados, aluminio, plásticos y celulosa. También destaca la fabricación de fósforos.

El crecimiento demográfico es de índice progresivo. Además de los núcleos urbanos de la Estación y Puente de Sardas, figuran como agregados, desde 1960, los municipios próximos de Cartirana Buscar voz..., Gésera Buscar voz..., Jabarrella Buscar voz..., Orna Buscar voz..., Senegüé Buscar voz... y Sorripas Buscar voz.... Sabiñánigo cuenta con una importante infraestructura hotelera. La enseñanza se halla bien atendida, con varios colegios y un Instituto Técnico de Enseñanza Media. Hasta 1980 contó, asimismo, con un Instituto de Empresarios Agrarios.

Es notoria la labor que realiza en toda la comarca la Asociación Amigos del Serrablo Buscar voz..., que ha restaurado buen número de iglesias mozárabes y cuenta con el Museo «Ángel Orensanz», de arte y etnología.

Economía: La causa fundamental del crecimiento que ha permitido a Sabiñánigo pasar de los 280 hab. que tenía a comienzos de siglo a más de 9.000 de 1980 hay que buscarla en las decisiones de localización industrial adoptadas a partir de 1918 por el capital extranjero fundadas en las ventajas que ofrecía un municipio al que llegó el tren el 8-II-1893 (32 años antes de que se concluyera la línea de Canfranc), que estaba próxima a la frontera francesa, y que, sobre todo, se vio beneficiado por la cercanía de toda una serie de saltos hidroeléctricos en la cabecera del Gállego. La primera empresa que se instalaría en Sabiñánigo fue Energía e Industrias Aragonesas, sociedad constituida el 7-IV-1918 con un capital de 3 millones de pesetas, y en la que participaría de forma mayoritaria capital francés a través de la Cía. Catalana de Productos Químicos en Badalona, S. A., sociedad controlada por un grupo al que pertenecían los pioneros de la hidroelectricidad, el aluminio y la industria electroquímica en el país vecino, Bouchayer y Bergés. En 1921 funcionaba ya un proceso de electrólisis, en 1923 se fabricaba amoníaco y abonos nitrogenados, se obtenían las concesiones de Aguas de Panticosa y se construía el primer aprovechamiento hidroeléctrico en Biescas.

También en 1923 se puso en marcha la primera instalación industrial que Casale inauguraba en el mundo para obtener amoníaco a partir de hidrógeno electrolítico, producciones que serían acompañadas posteriormente por la puesta en marcha de industrias de clorato, ferromanganeso, explosivos y carburos que van configurando a esta empresa en su triple aspecto de hidroeléctrica, electroquímica y electrosiderúrgica.

El segundo pilar en la industrialización de Sabiñánigo será, a partir de 1925, la sociedad Aluminio Español, también de capital francés, que acude atraída por la combinación de la energía barata, ferrocarril y su proximidad a la frontera francesa, ya que sería del vecino país de donde llegaría la bauxita que se utilizaría como materia prima, y que se transformaría aprovechando la electricidad que suministraba Energía e Industrias Aragonesas. En 1927 y 1928, el grupo francés promotor de esta empresa, llevó a cabo la venta de la mayor parte de su paquete de acciones al Banco Urquijo, entidad que desde entonces controla la marcha de E.I.a.s.a., ampliándose en esta época su producción con la obtención en 1927 de ácido sulfúrico por el procedimiento de las cámaras.

Estas industrias atraen un importante contingente de mano de obra que procederá sobre todo de los pequeños pueblos vecinos, favoreciendo así un crecimiento urbano acelerado y la aparición de un movimiento obrero que estará presente en el apoyo a la sublevación Buscar voz... de Galán y García Hernández en Jaca, y en no pocas reivindicaciones a lo largo de la II República Buscar voz.... Una nueva etapa se inicia tras la guerra civil, caracterizada tanto por el crecimiento de las industrias preexistentes como por la aparición de otras nuevas, tales como la Cía. Aragonesa de Industrias Químicas, S. A., y Celulosa del Pirineo, a la vez que van poniéndose en funcionamiento nuevos saltos de agua. En 1959, E.I.A.S.A. había llegado a alcanzar una plantilla de 450 obreros y producía 7.500 Tm. de amoníaco, 43.000 de ácido sulfúrico, 2.500 de clorato, 7.000 de carburo cálcico y 3.200 de ácido nítrico. Aluminio Español, que hasta que en 1944 se instaló otra fábrica en Valladolid era la única factoría en territorio español que producía aluminio, tenía en 1959 una plantilla de 423 trabajadores. En los años siguientes E.I.A.S.A., que obtuvo en Sabiñánigo clorato sódico y potásico por primera vez en España, inicia una nueva línea de desarrollo que le lleva de 1959 a 1967, y en colaboración con la Junta de Energía Nuclear, a construir la instalación necesaria para la recuperación del agua pesada procedente de las baterías de electrolisis, siendo así una empresa pionera en el campo de la energía nuclear.

La unificación de las tarifas eléctricas en 1951, la paulatina pérdida de importancia del ferrocarril de Canfranc y el mal acceso por carretera a través del Monrepós, dificultaron la expansión industrial de Sabiñánigo en los años siguientes, a la vez que E.I.A.S.A. diversificaba la localización de sus factorías y realizaba inversiones en Vilaseca (Tarragona) y en el Polo de Desarrollo de Huelva, y creaba una serie de empresas filiales, algunas de las cuales (Desarrollo Químico Industrial, S. A. —De.qu.isa.—, Fósforos del Pirineo, S. A. y Aragonesas Promoción de Obras y Construcciones, S. A.) cuentan con instalaciones en Sabiñánigo. La crisis económica desencadenada a partir de 1973 por el alza del precio de los productos energéticos afectó también a E.I.A.S.A., sociedad que vio disminuir fuertemente la cotización de sus acciones y que estuvo a punto de tener que vender las centrales eléctricas en la cabecera del Gállego y del Ésera, aunque la revalorización de estos activos eléctricos y la mejoría financiera de la empresa ha permitido afrontar esta situación. La aparición de un importante yacimiento de gas natural Buscar voz... en Isín Buscar voz..., antiguo municipio limítrofe anexionado a Sabiñánigo, impulsó sin duda las posibilidades industriales de Sabiñánigo; sin embargo, sus reservas fueron inferiores a las primeras previsiones y se agotaron en la década de los ochenta.

En la actualidad, las instalaciones militares del asentamiento del Batallón Gravelinas XXV, que dieron en su día un gran impulso al crecimiento de la población, se han visto sustituidas por la instalación de Pirenarium en el mismo espacio. Esto es un centro de ocio familiar en donde se muestran las maquetas de los edificios más interesantes del Pirineo aragonés.

Hist. Med. y Mod.: El origen de esta población altoaragonesa es romano Buscar voz... y podría estar vinculado al establecimiento de una villa Buscar voz... agrícola que nace a orillas de la calzada que comunicó la ciudad de Huesca con los baños termales de Panticosa Buscar voz.... En 1972, se celebró el bimilenario fundacional al considerar que fue creada por Calvisio Sabino, propretor de las Galias, al concluir una campaña de pacificación en Hispania. Por otra parte, en el siglo V, podríamos hablar de una refundación de este lugar para ser cabecera de la explotación familiar de los Sabinianos, un clan de ricos propietarios con posesiones en la zona de Provenza y en el Serrablo Buscar voz....

Las primeras noticias documentales del lugar nos llevan al siglo XI, momento en el que se establece una torre en Sabiñánigo para convertirla en punto clave de la línea de tenencias que defienden el río Gállego. El primer encargado de esta tenencia Buscar voz... será Jimeno Sánchez, fundador de una familia de seniores del lugar. En 1067, el rey Sancho Ramírez Buscar voz... premia al abad Banzo de Fanlo —por sus servicios en el sitio de Alquézar— con las posesiones e iglesia de Santa María de Sabiñánigo. El viejo enclave romano ya es una villa real y como tal será tratada por los monarcas aragoneses. Pedro II Buscar voz..., en 1206, donará su iglesia de San Acisclo a García de Gúdal, obispo de Jaca-Huesca, y Fernando el Católico Buscar voz... intervendrá, en 1492, para fijar la amojonación de sus términos y solucionar los problemas que plantea el estar vacante las caballerías de honor de este lugar.

Durante el siglo XVI se seguirá pagando el impuesto de las caballerías y se iniciará un cierto despegue económico. A finales del siglo se construye la casa abacial, obra de Juan Ferrer (1589) y se procede a firmar una concordia con los ganaderos del valle de Tena (1594), relativa al paso de los ganados trashumantes por los términos de la villa de Sabiñánigo y por los de sus aldeas dependientes. Antes de arruinarse el lugar, hecho ocurrido en 1696 a juzgar por los documentos, se levantará la sencilla iglesia parroquial, barroca y dedicada a San Hipólito, y la casa del Concejo se concluiría en 1605. Estos edificios, centrados en la parroquial del siglo XVIII, se sitúan en el actual barrio de San Feliciano, del cual se traslada el Ayuntamiento, a principios de siglo, al barrio de la Estación, que nace alrededor del ferrocarril de Canfranc Buscar voz.... La jurisfirma de la villa de Sabiñánigo y la bula papal que la acompaña llegan a este lugar en 1629, siendo rector Domingo Samitier. La aprobación del escudo heráldico se fecha el 18-VIII-1972.

 

Imágenes de la voz

Pirenarium (Sabiñánigo)...Pirenarium (Sabiñánigo)

Vista aérea de Sabiñánigo...Vista aérea de Sabiñánigo (2003)

Sabiñánigo. Población ocu...Sabiñánigo. Población ocupada por ...

Sabiñánigo: Población de ...Sabiñánigo: Población de derecho

Sabiñánigo (Huesca)...Sabiñánigo (Huesca)

Monumento conmemorativo d...Monumento conmemorativo del bimile...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT