Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Rondalla

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 02/07/2010

¿Cómo surgió la agrupación de instrumentos de pulso y púa? En Aragón Buscar voz... bien pudieron reunirse al interpretar la jota Buscar voz... en conjunto. Pero no podemos precisar exactamente la fecha en que se dieron a conocer por primera vez. Según datos recogidos a través de varios conductos, en especial a través del que fue gran estudioso de nuestra jota y maestro de rondalla don Jorge Sánchez Candial, ya en el asedio Buscar voz... de los franceses circuló por las calles zaragozanas una rondalla a base de guitarras, y desde muy antiguo los jóvenes labradores de las dos parroquias más numerosas de esta ciudad, la del Gancho y la del Gallo, salían a medianoche con sencillos instrumentos tañidos por los mismos, con el objeto de cantar a la puerta de sus novias, en lo que fueron conocidas en todas partes bajo el nombre de «rondallas de Zaragoza».

En 1820, la jota sube a estrados reales, con ocasión de la estancia en nuestra ciudad de Fernando VII Buscar voz... y su esposa María Josefa Amalia de Sajonia. En 1874, un tal Vicente el Valenciano reunía en torno a sí bandurrias, laúdes y guitarras para tocar la jota y algún bailable. Mejor conjunto debió de ofrecer por ese mismo año Mariano Naval, apodado el «tío Carrucha». En 1877, don Tomás Adiego dirige una rondalla, de donde no solamente salieron buenos rondallistas sino también una buena sensación de conjunto, interpretando obras como la obertura del Barbero y tanda de valses de Walteufeld.

En 1883, 12 de octubre, se registra en la prensa zaragozana lo siguiente: «Dos rondallas al estilo del país tañerán alternativamente, a las ocho de la noche, delante de la Casa Consistorial, y después se fijarán en la Plaza de la Libertad (hoy Santo Domingo) y la otra en las Tenerías. El día 13 las rondallas irán a situarse a la plaza del Portillo y Arrabal». Y ya, a partir de este año, las rondallas van surgiendo progresivamente e interviniendo en rondas, concursos, serenatas, conciertos, festivales de jota, etc.

El éxito de los conjuntos rondallísticos de Aragón fue siempre notabilísimo y su trayectoria artística admirable. En Zaragoza y durante varias temporadas, dieron conciertos en los desaparecidos cafés Iberia, París, Europa y Central. En 1891, la rondalla dirigida por el maestro Orós marcha a América para intervenir en varios conciertos en la Exposición de Chicago. En 1910, la rondalla Pignatelli que dirige el maestro Tremps, sale para actuar en la Exposición de Bruselas y de paso, en París, ofrece un concierto de obras españolas. En Bruselas permanece un mes tocando ante los reyes belgas y en el Conservatorio de Música. Y un concierto de obras españolas. Y en 1903, nuestras rondallas obtienen el primer premio en el concurso celebrado en Valencia, al que se presentan rondallas de distintas poblaciones de España, y asimismo la medalla de Oro en el de Barcelona.

A principios del siglo XX, el concurso de rondallas da paso definitivo a los Certámenes Oficiales de Jota (canto y baile), interviniendo la rondalla que acompaña a los participantes, fuera de concurso, en la interpretación de varias obras de concierto como pórtico al certamen, costumbre que ha venido manteniéndose hasta nuestros días. Esta modalidad de intervenir la rondalla al principio del acto, era ya adoptada por la mayoría de las agrupaciones o cuadros de jota en los festivales en que intervenían sus respectivos conjuntos, en los que, para interpretar el concierto, los rondallistas iban vestidos con traje negro o esmoquin y para acompañar a cantadores y bailadores se presentaban, como todo el grupo, luciendo el traje regional. Por desgracia, salvo algunas excepciones, esta costumbre fue desapareciendo en la década de los años 60, en la que las rondallas se convierten exclusivamente en conjunto de acompañamiento de los cantantes, danzas y bailes folclóricos de Aragón.

Desde el maestro don José Orós, gran concertista de violín y profundo conocedor del diapasón de estos instrumentos de pulso y púa, el conjunto de rondalla era formado por bandurrias, laúdes, guitarras y guitarrones, desapareciendo más tarde el guitarrón, para quedar constituida en forma de cuarteto, o sea, bandurrias 1.° y 2.°, laúdes y guitarras, esto es, lo típico y tradicional en Aragón. En cuanto a la composición de la rondalla que interviene en la interpretación de la jota aragonesa, se compone de los instrumentos siguientes: guitarras (acompañamiento), laúdes (armonías intermedias), bandurrias (melodía) y requintos y guitarros (melodía aguda: octava alta de la bandurria). Como instrumentos rítmicos se emplean la pandereta, los hierrecillos o triángulo y las castañuelas, que principalmente las emplean las parejas de baile. En algunos pueblos, solía emplearse una cántara de barro para reforzar al bajo con la voz.

Muchas y meritorias han sido las rondallas en Aragón, entre las que debemos destacar, en un principio, las dirigidas por los maestros Lasala, Adiego, Moliner, Orós, Tremps, Calvo, Calavia y Roque del Castillo. Más tarde, la de Felipe Bernardos, Gregorio Nuel, Florencio Santamaría, Jorge Sánchez Candial y Juan José Trullén. Y ya, más recientes, la de Francisco Peirona, Pedro Santos Cardona, Manuel Villanueva y Antonio Galindo, sin olvidar a las que pertenecen a las agrupaciones o cuadros de jota y a las casas regionales, que cuentan en sus cuadros artísticos con magníficas rondallas.

 

Monográficos

La música tradicional aragonesa

La música tradicional aragonesa

En Aragón existe gran diversidad de cantos, bailes y dances además del género más famoso: la jota.

Imágenes de la voz

Rondalla del Boterón en e...Rondalla del Boterón en el quiosco...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT