Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Requeno y Vives, Vicente

Contenido disponible: Texto GEA 2000

El abate Vicente Requeno y Vives nació en la villa de Calatorao el día 4 de Julio de 1743. Fue el penúltimo de los seis hijos supervivientes de don Joseph Requeno, infanzón, y de D.ª Josepha Vives, fallecida el 14 de abril de 1748. Familia muy religiosa, documentada en Calatorao desde principios del siglo XVII hasta finales del XVIII.

Entró en la Compañía de Jesús el 2 de septiembre de 1757. Estudió cierto tiempo en Huesca donde fue «maestrillo» y en el Colegio de Zaragoza donde cursaba tercero de Teología cuando le sorprendió el decreto de expulsión el 3 de abril de 1767.

Después de un año en Córcega, pasó cinco años en Ferrara hasta la disolución de la Compañía en agosto de 1773. Mientras tanto se ordenó sacerdote en Módena en mayo de 1769. Entre 1773 y 1798 vivió en Bolonia, a la sombra de su amigo y protector San José Pignatelli, dedicado al estudio y restablecimiento de las artes grecolatinas.

Ante las dificultades derivadas de las guerras napoleónicas en Italia, regresó entre mayo de 1798 y marzo de 1801 a Zaragoza, donde residían tres de sus hermanos. Participó muy activamente en las tareas de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, donde reorganizó el Medallero o Museo Numismático y el Gabinete de Historia Natural. Durante este período fue nombrado académico de honor de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza (7 de agosto de 1799) y de la de San Fernando de Madrid (1 de septiembre del mismo año). Entre los adictos a la nueva técnica pictórica del encausto, restablecida por Requeno, está fray Manuel Bayeu, quien en 1799 pintó la Alegoría de las Bellas Artes. Nuevamente expulsado a Italia, los diez últimos años de su vida fueron de lo más ajetreado, ligados a la restauración de la Compañía, (en la que Requeno reingresa en 1804), capitaneada por su amigo José Pignatelli: en Roma (1801-1804), en Nápoles (1804-1806), otro año en Roma (1806-1807) y los cinco últimos en Tívoli (1807-1811), donde murió el 16 de febrero de 1811, probablemente a causa de una enfermedad contraída por su intenso apostolado en las cárceles.

Profundo conocedor del mundo grecolatino, el abate Requeno es uno de los mayores eruditos de su tiempo. Noticia de las principales obras.

• Obras impresas de Requeno. Requeno consiguió el mayor prestigio con el restablecimiento de la pintura grecolatina o encausto en las dos ediciones de los Saggi sul ristabilimento dell’ antica arte de’ Greci, e de’ Romani Pittori, Venecia, 1784. Tres años después la amplía en dos volúmenes (Parma, Bodoni, 1787), dedicada a José Nicolás de Azara.

El abate calatorense es uno de los precursores del telégrafo, en polémica también con los enciclopedistas franceses, por sus Principi, progressi, perfezione perdita, e ristabilimento dell’ antigua arte di parlare da lungi in guerra, cavata da’ Greci é Romani scritori, ed aecomodata a’ presenti bisogni della nostra milizia, Turín, 1790 (segunda edición en la misma ciudad, 1795). Fue traducida al castellano por Don Salvador Ximénez Coronado, Director del Real Observatorio Astronómico de Madrid, (Viuda de Ibarra, 1795).

La única obra recientemente reeditada, por la modernidad de su sistema semiológico, es la Scoperta della Chironomia, ossia dell’ arte di gestire con le mani nel Foro e nella pantomima dell teatro, Parma, 1797. La edición moderna es del semiólogo G. R. Ricci, Palermo, 1982.

Requeno, intentó restablecer el sistema musical grecolatino en los dos tomos de los Saggi sul ristabilimento dell’ arte armonica de’ Greci, e Romani Cantori, Panna (1798).

Fruto de su escrupuloso trabajo en el Monetario de la Sociedad Económica Aragonesa es un documentadísimo libro de Numismática, el único escrito y publicado en español por nuestro abate, en el que describe 19 monedas inéditas: Medallas inéditas antiguas existentes en el Museo de la Real Sociedad Aragonesa: Explicadas por su Individuo Don Vicente Requeno y Vives, Académico de varias Academias, y dadas a luz con aprobación y a expensas de la misma Sociedad, Zaragoza, Mariano Miedes, 1800. La R. S. Económica Aragonesa lo consideró una de sus publicaciones emblemáticas.

En Il Tamburu, stromento de prima necessità per regolamento delle truppe, perfezionato da don Vincenzo Requeno (Roma, 1807) intenta el perfeccionamiento de este instrumento musical.

En las Osservazioni sulla Chirotipografia, ossia antica arte di stampare à mano, (Roma, 1810), el de Calatorao demuestra que ya desde el siglo X se usaban ciertos rudimentos de la imprenta en los monasterios, antecedentes de Guttenberg.

Resultado de la mayor espiritualidad del final de su vida son los Esercizii spirituali o sieno meditazioni per tre settimane sulla necessitá e sulla utilità e su i mezzi da guadagnarci il Sacro Cuore di Gesù, e il suo amore (Roma, 1804).

• Obras Manuscritas. En las bibliotecas italianas se conservan manuscritos de Requeno, en castellano, latín e italiano, sobre materias muy diversas. Ya Félix Latassa, hace dos siglos, reseñó once de ellos. Los principales se conservan en el Archivo de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma: Analisi e giudizio del trattato sulla morale de’PP. della Chiesa di Giovanni Barbeirac (1802); De morum institutione Libri III; De arte dicendi, Libri III, La Logica osia arte di esercitare bene tutte le operazioni dell’intendimento; Saggio di caratteri personali degni dell’uomo in società; Storia della Morale (Tívoli, 1807); Quesiti dell’accademia italiana di scienze, lettere ed arti con le loro risposte (Roma, 1804); Física (Tívoli, 18 10); Principi di pensare; Arte di ben parlare filosoficamente; etc.

Sin duda, los más interesantes manuscritos se conservan en la Biblioteca Nazionale Centrale Vittorio Emanuele II di Roma. Sección Gesuitici: Ensayo de un examen filosófico en torno a la naturaleza, al número, y a la cualidad de los locos, (Bolonia, 1782); Ensayos históricos para servir al restablecimiento de la música de los antiguos griegos, escritos en italiano y traducidos al castellano por su autor; Ensayo filosófico sobre los caracteres personales dignos del hombre en sociedad, Libro de las sensaciones humanas y de sus órganos; Suppositzioni poco fondate degli sctittori delle antiche medaglie; Della civile e temporale giurisdizione esercitata dai Romani Pontifici; Lettere 20 di Don Vincenzo Requeno a Monsignor N. N. sull’ Opera della Carità attuale scritta dal Sig. Ab. Bolgeni; etc.

• Bibliog.: Astorgano Abajo, Antonio: «El abate Vicente Requeno y Vives (1743-1811) en la Real Sociedad Económica Aragonesa (1798-180l)»; en Rolde. Revista de cultura aragonesa, n.º 85-86 (julio-diciembre de 1998), Zaragoza, 1998, pp. 56-73. Id.: «El Conde de Aranda y las necesidades económicas del abate Requeno, en 1792»; en Actas del Congreso Internacional El conde de Aranda y su tiempo, Institución Fernando el Católico, Zaragoza, 1999, pp. 1-19. Id.: El Abate Vicente Requeno y Vives, Restaurador de las artes grecolatinas; «Institución Fernando el Católico», Zaragoza, 2000. Latassa, Félix: Biblioteca Nueva de los escritores aragoneses...; Zaragoza, 1886, tomo III, pp. 34-37

 

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT