Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Rejería

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 25/03/2011

(Arte) La rejería es, sin duda, una de las actividades artísticas más importantes del trabajo del hierro, incluyendo desde las verjas que cierran capillas y coros en los edificios religiosos a aquellas que lo hacen en la arquitectura civil, aparte de las que aparecen en balcones y vanos. El apartado más destacado es el de la rejería religiosa, trabajo que cuenta con sus más antiguos ejemplos en el período románico. Esta etapa se caracterizó por una técnica de forjado muy elemental, compuesta de varillas de sección cuadrada o rectangular, enrolladas en doble voluta y unidas a los barrotes mediante abrazaderas o remaches. De este período se conservan muestras como las rejas existentes en la catedral de Jaca Buscar voz... o las procedentes de la iglesia de Acín Buscar voz...-Larrosa Buscar voz..., también en la prov. de Huesca. Así se inicia un sistema de cierre que siendo fuerte y seguro, es a la vez ornamental y permite el paso de la luz, no impidiendo la visión a su través.

La etapa gótica aportará cambios estéticos y técnicos. Respecto a estos últimos es de destacar que se trabaja ya según el sistema más avanzado de la llamada «farga catalana», que posibilitaba la obtención de barrotes de hierro más largos y uniformes, gracias a lo cual podrían realizarse conjuntos como el de la reja que se hizo como cierre del altar mayor de la catedral de Teruel Buscar voz..., en 1486, por el maestro rejero Cañamache, que después (siglo XVII) sería trasladada al coro, o el de la reja de la capilla de los Alabastros de la colegiata de Daroca Buscar voz..., o también los de la iglesia de San Esteban de Sos Buscar voz.... Todos estos ejemplos son obra del siglo XV y se caracterizan por sus remates de cardinas y flores de lis en su crestería, el uso de barrotes lisos y retorcidos, y puertas con arcos de acceso conopiales o florenzados. Muchas de estas notas pervivirán largo tiempo a lo largo del siglo XVI, tal como lo podemos ver en la reja de la capilla de Santa Ana, en la catedral de Huesca Buscar voz..., obra realizada por Arnau Guillén en 1525, o en la hecha por Jaime Tejedor para la capilla de la Virgen del Pilar, en la iglesia de San Pablo de Zaragoza Buscar voz..., en 1527, o asimismo en la de la capilla de los corporales Buscar voz... de la colegiata de Daroca (siglo XVI). En mayor o menor proporción, junto con las características aún góticas que perviven en algunas de ellas, se deja ya sentir la entrada de elementos renacentistas como capiteles y grutescos, cuya finura de ejecución entronca con el primer renacimiento español, o plateresco. En esta época los Tejedor, padre e hijo, debieron de ser importantes rejeros en Zaragoza, pues el propio Jaime Tejedor que mencionábamos antes, haría en 1529 otra reja para la capilla del Corpus en la iglesia de San Pablo, en tanto que Pedro Tejedor se encargaba en 1530 de la confección de otra para la capilla de San Martín, en la Seo de Zaragoza Buscar voz.... Por estos mismos años trabajarían en la capital: Juan de Arrejas, que haría las verjas para una capilla del Pilar Buscar voz... en 1506, gotizantes según se desprende del contrato, ya que se menciona específicamente su remate de lirios dorados; Andrés Burguiñón, que en 1520 contrataba las verjas para la capilla de Doña María de Alagón, en La Seo, Pedro Escalante, que en 1538 recibía el encargo de la reja para la capilla del Pilar, que fue hecha de acuerdo a las trazas del pintor Jerónimo Vicente (Cosida) Buscar voz..., designándose en este caso a su autor como «cerrajero», o Pedro Rebollo, que en 1541 haría otras rejas para la Maestranza de Zaragoza. Otros rejeros serían: Jordán de Andaus, Ibraín Scandart, Guillén de Turena o Hugo de Arrás. Uno de los artistas más destacados sería el rejero Guillén de Trujarón (1552-80), al que don Hernando de Aragón Buscar voz... encargaría en 1552 el cierre de la capilla de San Bernardo que él mandara construir para enterramiento de su madre doña Ana de Gurrea Buscar voz... y propio. Unos años después le contrataría don Lope Marco, apoderado del anterior arzobispo, los clavos que habían de colocarse en las puertas del mismo templo, realizando también las que se conservan en la capilla de San Miguel, fundada por Gabriel Zaporta Buscar voz... y rematada con sus armas. Más tarde, en 1580, Guillén de Trujarón, al que se le denomina «estaniero y buydador» sería contratado para trabajar en El Escorial, lo cual es indicativo de renombre.

Otra pieza a resaltar es la de la capilla del Nacimiento, en La Seo de Zaragoza, también plateresca. En este mismo siglo XVI sobresale fuera de Aragón el taller de los Celma, Juan Tomás y Juan Bautista, tío y sobrino, respectivamente, cuyo trabajo rompe los límites locales extendiéndose a Extremadura, Galicia y Castilla. El primero de ellos asentó a mediados del XVI su obrador en Valladolid, otorgando testamento y muriendo en Zaragoza en 1578, cuando vino para asentar la reja del coro del Pilar. Ésta se hizo en bronce, rematada por cornisa y crestería muy acusadas, con ángeles tenantes de medallones de santos y virtudes de bulto redondo, presentando en el centro una especie de templete con la Virgen del Pilar coronado por la Fe. Con estos artistas se nota una evolución de la rejería que se dirige hacia una mayor acentuación de lo arquitectónico. Por su parte, Juan Bautista Celma nació en 1540 y trabajó en Asturias, Galicia, Castilla, Extremadura, muriendo hacia 1608.

Este florecimiento artístico fue disminuyendo en los siglos siguientes, siendo menos los ejemplos conservados a partir del siglo XVII. Así, dentro de una tradición aún del XVI, manierista, es la reja hecha en 1605 para la capilla de la Anunciación de la colegiata de Daroca, por el «maestro buydador» zaragozano Juan Blanco, de acuerdo con las trazas que le proporcionó el pintor Juan Miguel Orliéns Buscar voz.... Para la catedral de Huesca se hizo la reja de la capilla de San Joaquín, avanzado el siglo XVII, muy arquitectónica por su solidez y cerrado basamento y gran coronamiento arquitectónico flanqueado por volutas. Más sobria es la reja de la capilla de San Miguel en San Pablo de Zaragoza, bastante baja y sin crestería, que parece aún emparentada con rasgos de las de J. B. Celma.

Entre los ejemplos del siglo XVIII podemos mencionar el de la reja del coro de la parroquial de Calcena Buscar voz... (Z.), obra encargada en 1727, que debió de hacerse en Tarazona Buscar voz.... En 1746 se hacía la de la capilla de la Virgen del Arco, de la parroquial de Mianos Buscar voz..., si bien es quizás a partir de esta época más interesante la realización de rejas civiles para cerrar balcones y ventanas; tal puede aún verse en pueblos turolenses como Albarracín Buscar voz..., Gea de Albarracín Buscar voz..., Orihuela del Tremedal Buscar voz..., Noguera Buscar voz..., Tramacastilla Buscar voz... y Valdecuenca Buscar voz.... Esta obra de rejería civil enlazaría con la especialmente importante desde el Renacimiento, empleada en algunos de los más destacados palacios aragoneses.

A partir de fines del XIX y principios del XX, lo más interesante es la rejería o forja Buscar voz... en hierro Buscar voz..., que se aplicó a los edificios modernistas, para balcones, barandillas o monumentos. De fines del siglo pasado y dentro de esta corriente es la reja que cierra el gran vano sobre el coro alto de la iglesia de las Fecetas de Zaragoza.

• Bibliog.:
Abizanda y Broto, Manuel: Documentos para la historia artística y literaria de Aragón; vols. 1 y 3, Zaragoza, La Editorial, 1915 y 1917.
Alcolea, Santiago: Artes decorativas en la España cristiana; Ars Hispaniae, vol. XX, Ed. Plus Ultra, Madrid, 1958.

 

Imágenes de la voz

Capilla del Pilar en la i...Capilla del Pilar en la iglesia de...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT