Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Regidor

Contenido disponible: Texto GEA 2000

Los regidores aparecen en Aragón a raíz de la Guerra de Sucesión y de los Decretos de Nueva Planta, como un fenómeno más de la castellanización y centralización auspiciadas por la nueva dinastía Borbón. Desde 1707 todos los municipios aragoneses se van a reorganizar de acuerdo con un nuevo esquema que sitúa en la cabeza del gobierno municipal, llamado a partir de ahora ayuntamiento, al Corregidor. Bajo su control aparecen los regidores, en diferente número según la importancia y tamaño del municipio. En el caso de Z. van a ser 24.

Las regidurías van a ser ocupadas en un principio por miembros de la nobleza media y baja, local o procedente de otras provincias. Junto con ellos también van a estar los ciudadanos, que sin embargo ya no tienen el predominio en el disfrute de los cargos que monopolizaron hasta la Guerra de Sucesión. De esta manera se cumple un viejo anhelo de la nobleza, sobre todo en Zaragoza, que sin embargo al poco tiempo se convierte en una cierta decepción al comprobar que el gobierno de la ciudad estaba fuertemente tutelado por la Monarquía. Este hecho explicaría la progresiva pérdida de interés de los nobles por ocupar estos cargos, lo cual favoreció una cierta movilidad social en las elites y el acceso de otras personas al oficio de regidor. Este fenómeno también se vio facilitado por la decisión de los ministros de la Monarquía de sacar a la venta cargos, medida que no se aplicó de forma permanente, ya que a períodos de venta seguían otros de recompra de oficios; de cualquier manera es un fenómeno desconocido hasta entonces en los reinos de la Corona de Aragón que durante el siglo XVIII va a estar presente. Las ventas de regidurías facilitaron que personajes enriquecidos y deseosos de prestigio social pugnaran por acceder al gobierno municipal. De esta manera podía también la Monarquía ampliar su base de apoyo social y en muchos casos concretos premiar las fidelidades del período de la Guerra de Sucesión.

El tiempo de duración de una regiduría no estaba establecido y por tanto podían ser revocados o mantenidos por las autoridades superiores a voluntad. Bien es cierto que con la difusión de la venalidad aparecieron incluso los regidores vitalicios, que no fueron nunca la mayoría.

Los informes remitidos a la Corte por los Corregidores u otras autoridades de la provincia acerca de la idoneidad o no de una persona a la hora de convertirse en regidor suelen hacer hincapié en el nivel de la renta y curiosamente en si había tenido antepasados insaculados, es decir ciudadanos Buscar voz.... Sólo en la última década del siglo, y como consecuencia del temor a la expansión revolucionaria, se produjo una acentuación de las posturas más conservadoras, que reclamaron el máximo control de los cargos municipales, e incluso la supresión de las regidurías que no fueran de nobles.

 

  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Monográficos

El siglo XVIII en Aragón

El siglo XVIII en Aragón

Tras el desastre de la desaparición del reino se vive una época de esplendor con la Ilustración.

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT