Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Aperos agrícolas

Contenido disponible: Texto GEA 2000  |  Última actualización realizada el 08/07/2011

Se conservan algunos antiguos en los museos Buscar voz... de Zaragoza y Sabiñánigo. Aragón es zona receptora y no creadora de instrumentos agrícolas, pero introduce modalidades locales y simplificaciones en la fabricación y reparación, a cargo del herrero: una de sus características es el arcaísmo, y otra la perduración de la terminología y la tecnología romanas. No ha llegado a Aragón la laya vasca, que se originó en el palo cavador neolítico citado por Plinio, incluso trasladando la técnica de apoyar el pie en el «bipalium» citado por Catón Buscar voz..., con barrita transversal cerca de la hoja. En general, el pico de madera o de asta debe ser de antiguo uso (p.e., pinturas del abrigo de los Recolectores, Alacón Buscar voz...), y, cuando se introduce el arado en la Edad del Bronce Buscar voz..., queda como propio del hombre, con el hacha, en tanto que la mujer usará el jadico o azadilla en los cultivos de huerta.

El instrumento básico, antes y fuera del arado será la azada (jada), de hoja ancha en ángulo agudo con el mango, transversal y de filo recto para tierras blandas y de dos puntas para las patatas o la huerta; instrumentos menores son la escarda, el escardillo, el pico o piqueta y la pala, de madera para la era o el horno, aparte de la forca u horca de tres a cinco púas. La azada se llama ixata en Bielsa, xata de gallón en Broto, y el instrumento ahorquillado, bigos en esta última.

El arado, conocido desde la Edad del Bronce, con esteva en el Egipto del II milenio, tiene acusadas variedades en Aragón; por ejemplo, en Cort el aladro se arrastra con mulas y no con bueyes, es de madera de tipo ribagorzano, timón de dos piezas y dental con orejones; en Gistain el cutre tiene reja estrecha y puntiaguda para romper el suelo, y es de muy tardía introducción en Serveto y en Sin; a Sariñena llega el mixto de dental y cuadrangular propio de Jaca y Sabiñánigo, y en el Pirineo occidental un tipo muy distinto del vasco-navarro (Ansó, Echo, Canfranc, Sallent), con reja redonda o tubular (guambre), y distinto también del tirado por bueyes del llano de Jaca, Sabiñánigo y valle de Biescas, con reja llana como la catalana, más corta de cola, sin orejones como el anterior y con timón, dental, manillera, aplanador, espata y reja; peculiar en los dos tipos citados es que el dental y la esteva son de una sola pieza. Una zona distinta es la que va de Broto al Pallars. En general, en el resto de Aragón se conserva el arado romano o auritum, en el que la vara o timón y la reja están unidos por la telera, perfeccionamiento del aratrum simplex, de timón más reja, que no conocemos en Aragón; el pasador de roble u otra madera que atraviesa la reja (uembre, guembre, guambre, en el Pirineo) es normal en el arado que ha persistido hasta la aparición del de vertedera.

La trasca o trascal sirve para sujetar el arado al yugo, y el agullón (Ansó) para limpiar la reja. El tiro tradicional era con bueyes (Jaca, Sabiñánigo, Biescas), pero de Fiscal a Aínsa, indiferentemente con bueyes o mulos; cuando tiran estos animales o asnos, el yugo lleva almohadillas para no dañarles el cuello.

El yugo es «yugular» o «de cuello» en la zona central del Pirineo frente al «cornil» o «cornal» vasco; Columela escribió que la manera de uncir por los cuernos o la frente estaba casi desechada, frente a la que uncía por el pescuezo y la espalda. En lo aragonés no tienen valor informativo los yugos heráldicos de los Reyes Católicos en la Aljafería. En Gistaín es «de collares», como en Cataluña, y mezclado con éste el «de costillas», estaca de madera para sujetar el cuello con cuerda bajo la papada (Broto, Vio); en general, el yugo vasco y el francés, también cornil, han ido absorbiendo los yugos de la zona central; el yugo de cabeza de Ansó es más rudimentario que el guipuzcoano, y se halla también en Gistaín y Benasque. El travesaño del yugo de collares se presenta en los valles pirenaicos de Aragón casi recto; una especie de estacas para sujetar el cuello de los bueyes, en vez de collares, abrochado por debajo de la papada con una cuerda, encontramos en la pequeña área de Broto, Vio, Las Ferrerías, Campo y el Alto Isábena. En Zaragoza, la parte posterior de las gamellas tiene un resalte, llamado frontis, y el orificio central para el timón matagüeys. En algunos yugos apenas se marcan las gamellas para la nuca de cada buey. El carro, escaso en el Pirineo, adonde no llega el chillón de ruedas macizas, tiene formas peculiares como la protección de hierro para las grupas de los mulos (Sariñena) o los mocicos para mantenerlo cuando no están las caballerías. Como medio de arrastre, sin ruedas, el estiraso, variante de la Lera vasca con barandilles, y de la rastra de Ansó, consistente en un tronco horcanado con travesaños encima, para el transporte de hierba, piedras o estiércol.

Para la siega de la hierba se usa la dalla o guadaña y para los cereales la hoz, complementada por la zoqueta para proteger la mano que coge el manojo de espigas; la hoz dentada se usa tirando de ellas, y la llamada volante a golpe; la primera se llama falç, y en Ansó, os; para aplanar las eras de tierra sirve el ruello o rodillo, y para montar la mies la retavilla, con un aro o arco grande de madera, y la horca o torca. La recogida de gavillas en gerbas de tres manojos y el atado con sogueta de esparto completan estas actividades, muy enraizadas en la vida agrícola familiar (véase las pinturas murales del s. XIV en el castillo de Alcañiz). No hay instrumentos especiales para formar los montones de haces de cereales, de forma piramidal, en la zona lluviosa, procurando que el grano no toque la tierra; ni para guardarlo en la pajera, con frecuencia por una gran ventana superior.

La trilla con instrumento manual se hacía con mayal sobre banco, pero sólo en algunos puntos del Pirineo; en el resto de Aragón, con trillo de pedernales, encajados en una plancha rectangular de madera con la parte delantera curvada, tirado por caballerías y guiadas por una persona que hacía peso sobre el trillo.

Otros aperos corresponden a la vida doméstica, al hogar, alumbrado, comedor, recipientes, y especialmente a los medios de transporte, el horno, la limpieza y los diversos trabajos, molinos, colmenas, norias, etc., así como los correspondientes a la vida pastoril Buscar voz....

• Bibliog.:
Aranzadi, Telesforo de: «Aperos de labranza y sus aledaños textiles y pastoriles»; Folklore y costumbres de España, dirigido por Carreras Candi, I, Barcelona, 1931, p. 289.
Violant y Simorra, R.: El Pirineo español; Madrid, 1949.

• Ling.: La cultura autóctona del campo nos ha quedado reflejada en los múltiples aperos y herramientas que las gentes de esta región han creado a través de los siglos, con los cuales nuestros antepasados cultivaron la tierra. Sus nombres en aragonés se reflejan en el cuadro.

aladro arado

aladrada surco del aladro

alguinio cesto de vendimia

aral criba de trigo

argaderas escarceles, aguaderas

asprón, esmoladera piedra de afilar

astral hacha, destral

atabladera alisador de siembra

atablar pasar la atabladera

azembla acémila, caballería

bental criba para olivas

baga cuerdas para atar cargas

ballarte parihuelas

basa bacía para cáñamo

baste albarda

barriza escoba de brezo

bayon palanca para rodar troncos

cuebanetas cuévanos de mimbre

candara criba grande

carrazón romana, pesador

caltrizas angarillas

chubo, chugo yugo

dalla guadaña

esportón serón de palma

enclusa ayunque, yunque

espata graduador del aladro

esquiparte pala limpiaacequias

estebán: manillera de aladro

esturrazo, esturraz, estiraz carros sin ruedas

estrenque cadena gruesa

falz hoz de segar trigo

falzeño hoz de vendimia

forcate arado de una caballería

forcón horca de dos púas

foracha espadilla para el lino

leznador marcador de siembra

mameras riendas de caballería

onzinos ganchos para cargas

orenza tolva para trigo

propaleta barrón de picapiedras

pedreñas piedras de trillo

rabera parte posterior del carro

retranca apero posterior para el carro

ruello cilindro para aplanar, rollo, molón

tafarra ataharre

zebadera bolsa de comida para las caballerías

zebilla parihuelas

zenacho capazo de esparto

ziazo criba, cedazo

zofra correa de aparejo para el carro

 

Imágenes de la voz

Aperos...Aperos

Distintos aperos agrícola...Distintos aperos agrícolas utiliza...

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Trillo de arrastre...Trillo de arrastre

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Yugo...Yugo

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Ruello...Ruello

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Yugo o <i>chubo</i>...Yugo o chubo

Aladro...Aladro

<i>Picos de carriar</i>...Picos de carriar

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Argaderas...Argaderas

Carro...Carro

Reja...Reja

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

<i>Argaderas</i>...Argaderas

Aladro...Aladro

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

<i>Chubo</i> o yugo...Chubo o yugo

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Aperos agrícolas aragones...Aperos agrícolas aragoneses

Trillo de arrastre...Trillo de arrastre

Distintos tipos de azadas...Distintos tipos de azadas

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT