Estás en: Página de voz
  • Aumentar tamaño letra
  • Reducir tamaño letra
  • Imprimir página
  • Guardar voz
  • Añade a tu blog
  • Buscar noticias
  • Buscar en RedAragon

Platería

Contenido disponible: Texto GEA 2000

(Arte). El término viene a significar tanto el trabajo en plata como el conjunto de artesanos dedicados a los metales preciosos y unidos en una corporación. A estos artesanos en el siglo XIV se les llamaba «argenteros», y ya en el siglo siguiente plateros. Entre estos artesanos se distinguió una especialidad, «el platero de oro» o joyero; además de ello eran los plateros los que solían cultivar el esmalte, aplicado como ornamento a sus piezas. Es frecuente utilizar también el término de orfebrería Buscar voz... para aludir al trabajo de esmalte, joyería y platería.

Ya hemos estudiado en distintas voces las piezas fundamentales de este arte como: altares de plata Buscar voz..., bustos relicario Buscar voz..., cálices Buscar voz..., cruces procesionales Buscar voz... y custodias. Igualmente se ha hablado de los artistas más sobresalientes: los Agüero Buscar voz..., Dargallo, Durán, Estrada, Garro, José Godó, Pedro Lamaisón, Andrés Marcuello padre e hijo, Jerónimo de la Mata, Jerónimo Pérez de Villarreal, y Claudio Yenequi. También se ha estudiado las marcas de la platería y de sus plateros, o punzones, que nos sirven para conocer la localidad donde fueron trabajadas las piezas, y a veces el platero que las realizó. Queda pues que nos ocupemos de la historia de la platería y de los distintos talleres aragoneses pues hay constancia que existían en Zaragoza, Huesca, Jaca, Barbastro, Monzón, Tarazona, Calatayud, Daroca, Cariñena, Alcañiz y Castelserás, Caspe y Teruel.

—Orígenes de la platería aragonesa: De la época románica apenas se conservan algunos valiosos esmaltes Buscar voz... en el museo catedralicio de Huesca; son del tipo de Limoges y sin duda fueron importados. Las piezas más antiguas conservadas y los plateros que las realizaron se remontan al siglo XIII y al XIV.

Del siglo XIII son unos relieves con temas de la Pasión que adornan la arqueta relicario de los Corporales de Daroca Buscar voz.... Estos relieves pueden ser obra de mediados del siglo XIII, y al parecer posteriores a la fecha del milagro (1238); la arqueta aparece firmada por el platero Stefanus, quizá el platero de Zaragoza Estevan Albalat que pudo hacer una remodelación en el siglo XV. La obra de los relieves debió de ser importada, quizá de Barcelona o de talleres franceses, ya que en esa época no se conoce una platería en Aragón.

Del siglo XIV se conservan preciosas obras: el retablo de plata que donó a la iglesia de Santa María de Salas (H.) el rey Pedro IV, realizado en 1367 por el barcelonés Bartolomé Tutxó (Museo Catedralicio de Huesca). Un cáliz de la parroquial de Longares (Z.), obra del también barcelonés Consolí Blanch en 1379, y el relicario-custodia de los Corporales de Daroca, realizado entre 1384-1386 por el platero barcelonés Pere Moragues, por encargo de los reyes Pedro IV y Sibila de Forciá.

La obra de B. Tutxó está realizada en Barcelona, pero las otras dos ya lo están en Zaragoza; ambos plateros, Consolí Blanch y Pere Moragues trabajan para el arzobispo don Lope Fernández de Luna, el último como maestro de obras y realizará además como escultor el sepulcro del arzobispo.

En 1397, el Papa Benedicto XIII (anteriormente Pedro de Luna) regaló tres bustos a La Seo de Zaragoza, los de San Valero, San Lorenzo y San Vicente, obras que pudieron ser realizadas en Avignón y que inauguraron la abundante producción aragonesa de bustos relicario Buscar voz..., sirviendo de modelo a todos ellos. Como vemos, los plateros conocidos en la segunda mitad del siglo XIV son catalanes, y seguirán siendo en buena parte en el siglo XV.

—Constitución de la Cofradía de San Eloy de los plateros de Zaragoza: En Zaragoza, el día 2-VIII-1420, doña María, esposa y entonces lugarteniente general del rey Alfonso V de Aragón, concedió el privilegio constitucional de la Cofradía de «aurificum sibe argentorum» de Zaragoza, bajo el patrocinio de San Eloy. El texto se inspira directamente en el que sirvió de constitución a la platería barcelonesa en 1381, lo que no era de extrañar, pues en estos años figuran entre los plateros de Zaragoza varios catalanes afincados en nuestra localidad.

A la vez que esta cofradía existió otra de plateros judíos, sujeta igualmente a la autoridad y legislación municipal.

En otras localidades aragonesas también existieron talleres de platería; así los hubo en Huesca, Daroca, Calatayud, Teruel, y sin duda en Barbastro, Tarazona, Monzón, incluso uno en Alcañiz y otro en Cariñena. Casi todos ellos, al igual que el de Zaragoza, tuvieron su marca local propia o punzón. Estas platerías fueron escasas en número de artífices, (Calatayud llegó a tener 12 ó 13, a finales del siglo XV, y Daroca, 8), por lo que no se constituyeron en cofradías independientes, formando en cuanto a lo social y religioso una Cofradía de San Eloy junto con los otros oficios derivados del metal, como broncistas, caldereros, cerrajeros, herreros, pedernaleros, puñaleros, y albéitares; en lo referente al trabajo y comercio estaban sometidos como todos los demás a la legislación municipal correspondiente.

Aunque el gobierno de la ciudad de Zaragoza consideró a la cofradía de plateros dentro de la legislación general de los gremios de oficios mecánicos, los plateros evitaron llamarse gremio, y así se ve a lo largo de su historia, cómo se titulan «cofradía» o «arte», hasta que en 1725 reciben el título y privilegios de Colegio, que los separará decididamente de la legislación común a los oficios mecánicos, al ser reconocido su arte como profesión liberal.

—Bosquejo histórico: Artísticamente la platería aragonesa sigue las corrientes y los modos tradicionales de producción artística, sin más que algunas peculiaridades que la diferencian a veces bien claramente de otras platerías como la castellana.

No son muy abundantes los testimonios del siglo XV conservados, pero sí muy elocuentes; así destaca en Zaragoza el platero Pascual de Agüero Buscar voz..., y se encuentran cruces que muestran el buen hacer de los talleres de la ciudad de Zaragoza, como las del museo Victoria and Albert de Londres y de la Walters Arts Gallery de Baltimore. El busto de Santa Dorotea, y el conjunto de Santa Ana, la Virgen y el Niño del tesoro del Pilar son buenos ejemplos de la escultura en plata que tan gran desarrollo tendrá en Aragón.

Durante todo el siglo XV destacan los talleres de Daroca con piezas tan antiguas como la cruz de Retascón (Z.), de muy cuidada factura. A finales del siglo XV y principios del siglo XVI trabaja Juan Tol, que punzona las obras con sus iniciales; el Museo Colegial de Daroca conserva algunas. Los talleres de Calatayud experimentan gran auge artístico a finales del siglo XV y primeros años del XVI con espléndidas custodias de tipo gótico. En el siglo XVI, con las modas renacentistas, vamos a encontrar una gran floración de la platería en todas las localidades aragonesas; los talleres de Daroca, Calatayud y Barbastro, junto con los de Huesca, tienen vigencia durante todo el siglo, pero verán mermado su mercado por la competencia de la platería de Zaragoza, que desde mediados del siglo casi monopoliza la fabricación de objetos de plata, inundando todas las localidades con sus realizaciones. Una de las causas principales de este hecho va a ser la alta perfección y categoría artística de los talleres zaragozanos, donde una elite de artistas va a asombrar, sobre todo por la producción de escultura en plata, cabezas y bustos relicario Buscar voz... fundamentalmente, así como de custodias, entre ellas la de La Seo, que es todavía una de las mejores obras del arte renacentista. En obras de culto, entre los numerosos talleres sin duda el de Jerónimo de la Mata atraerá el mercado más artístico. En la producción zaragozana destacan obras realizadas con esmaltes pintados, y los cálices abollonados original imitación de modelos alemanes.

Durante el siglo XVII se mantiene con altura la tradición de la escultura en plata, cultivándose el relieve con más importancia si cabe que en el siglo anterior. Los talleres de las demás ciudades pierden casi por completo su actividad. En el siglo XVIII decrece mucho la escultura en plata, pero experimentará una especial dedicación el relieve, que ahora adquiere las grandes dimensiones de los frontales de altar; es José Godó con el frontal del altar de San Pablo de Zaragoza quien inicia una cadena de emulaciones que continúan Lamberto Garro y Domingo Estrada. Las piezas de este último se convierten en la segunda mitad del siglo en prototipos de perfección y modernidad.

En esta segunda mitad del siglo XVIII veremos reverdecer algunos talleres de localidades menores, Daroca, Calatayud y sobre todo Huesca, pero a excepción de éste apenas pudieron mantener la competencia con la platería de Zaragoza.

• Bibliog.: Esteban Lorente, J. F.: «La platería zaragozana en los siglos XIV y XV»; en Homenaje a D. José María Lacarra de Miguel, en su jubilación del profesorado, Estudios medievales, Zaragoza, 1977. Id.: La platería de Zaragoza en los siglos XVII y XVIII; M.EC., Madrid, 1981. Id.: La platería de los talleres de Daroca; Daroca, 1981. San Vicente, A.: La platería de Zaragoza en el Bajo Renacimiento. 1545-1599; Zaragoza, 1976. Mañas Vallestín, F.: «Un taller de orfebrería gótico-renacentista en Calatayud»; en Francisco Abbad, a su memoria, Universidad de Zaragoza, 1973. Esteras Martín, C.: La orfebrería de Teruel y su provincia; Teruel, 1980. Arco y Garay, R.: «Un orfebre oscense inédito. Buenaventura Portella. Dos maestros oscenses inéditos: Jerónimo y Juan Carbonell»; en Linajes de Aragón, III, Huesca, 1912. Id.: «Orfebres oscenses de los siglos XVI y XVII»; en Bol. R. A. de Bellas Letras de Barcelona, XII (1912).

 

Imágenes de la voz

Nave de plata realizada e...Nave de plata realizada en Daroca....

Nave de plata...Nave de plata

Busto de San Lorenzo dona...Busto de San Lorenzo donado por Be...

Crucifixión. Detalle de l...Crucifixión. Detalle de la custodi...

Bandeja colgante de la Se...Bandeja colgante de la Seo (Zarago...

Categorías relacionadas

Categorías y Subcategorías a las que pertenece la voz:

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT