El siglo XVIII en Aragón
Sombra

Tema 3. El partido aragonés

Busto del X conde de Aranda
Busto del X conde de Aranda

Con los Decretos de Nueva Planta se había dado el golpe de gracia a la paulatina pérdida de la identidad de Aragón. El hecho es que pasada la Guerra de Sucesión, durante los reinados de Felipe V (1701-46), el efímero de Luis I (1724) y Fernando VI (1746-59) no existe ni una sola noticia política relevante sobre Aragón, anulada como estaba la clase dirigente y la administración por el Consejo de Castilla.

La primera queja conocida es el memorial de 'greuges' o agravios presentado reinando Carlos III, en 1760 por iniciativa catalana, por los diputados de la antigua Corona de Aragón en las Cortes castellanas por la exclusión que sufrieron de la mayor parte de cargos públicos en sus propios territorios. Sin embargo, nunca hubo reivindicación de los perdidos Fueros, ni otras peticiones territoriales específicamente políticas.

Solo hubo un movimiento político real a partir de la segunda mitad de siglo, momento que surgió el llamado "partido aragonés" en torno al conde de Aranda. En realidad, este partido, o mejor dicho, facción, no tenían verdaderos intereses aragonesistas, era un grupo de gente perteneciente a las clases acomodadas con intereses comunes entre los que encontramos, además de a Aranda, a otros miembros de familias nobles como los Pignatelli, el duque de Villahermosa y el conde de Ricla; también el ministro Roda, algunos militares adictos a Aranda, y un grupo de pensadores y economistas miembros de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País.

Carlos III…    el rey ilustrado y Aragón

(1759-1788). Carlos III era rey de Nápoles cuando sucedió a su hermanastro Fernando VI en el trono español. Su etapa de reinado previa en Nápoles quedó unida a la de un aragonés, Roque Joaquín de Alcubierre, primer arqueólogo que excavó las ruinas de Pompeya en busca de esculturas y otras obras de arte que adornasen las propiedades del rey.
En octubre de 1759, tras haber desembarcado en Barcelona procedente de Nápoles, visitó Zaragoza en su camino hacia Madrid. Prolongaría un mes la estancia en la ciudad aragonesa: practicó la caza, su actividad favorita, en los montes de Torrero y fue obsequiado con fiestas campestres y toda clase de festejos populares.
Aprovechando la estancia en Zaragoza de Carlos III, el conde de Aranda visitó al rey y le propuso la continuación de las obras de la Acequia Imperial, que luego se convertiría en Canal Imperial, una obra que encarna la política de transformación económica de Carlos III como monarca ilustrado y reformador.

El "partido aragonés" se hallaba contrapuesto ideológicamente al de los "golillas" de quienes se rodeaba el rey Carlos III. El nombre de "golilla", inicialmente despectivo, designaba a los letrados o togados de extracción social plebeya procedentes de la escuela pública ("manteístas"). Éstos eran partidarios del absolutismo monárquico y centralista, opuestos a la intervención moderadora de la nobleza y decididos a eliminar los organismos intermedios de poder, como los que existían en Aragón antes del Decreto de Nueva Planta.

El momento de mayor influencia del "partido aragonés" fue el periodo entre 1766 y 1773, cuando Aranda fue presidente del Consejo de Castilla, nombrado a raíz de los motines generalizados en toda la Península, por el prestigio militar que éste tenía. En estos momentos Aranda contó con el apoyo de Roda, secretario o ministro de Gracia y Justicia entre 1765 y 1777. Sin embargo el enfrentamiento con la facción de "golillas" de Grimaldi y Campomanes los apeará del poder.

Biblioteca de Roda en el Real seminario de San Carlos
Biblioteca de Roda en el Real Seminario de San Carlos

A Aranda le destinan a una especie de destierro en la embajada de París. Mientras tanto, el resto del "partido aragonés" trabajó por la rehabilitación y vuelta al poder de Aranda, sin que fuera posible durante todo el reinado de Carlos III. En este tiempo ocupará el poder el conde de Floridablanca, máximo representante del despotismo ilustrado ministerial hasta 1792.

Cuando, ya en el reinado de Carlos IV, cayó Floridablanca en desgracia, fue sustituido por Aranda, pero la gestión de éste al frente del gobierno sólo duró unos meses de 1792, y en realidad constituyó un puente para dar el poder supremo a Godoy. Con el ostracismo definitivo de Aranda desaparece prácticamente del primer plano político el "partido aragonés".

Los miembros más destacados del "partido aragonés"

Pedro Pablo Abarca de Bolea y Ximénez de Urrea (X conde de Aranda)

Conde de Aranda

Manuel Roda y Arrieta

Manuel Roda y Arrieta

Capilla de los Villahermosa en el Real Seminario de San Carlos (Zaragoza)

Duque de Villahermosa

José Nicolás de Azara

José Nicolás de Azara

 

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios