La Prehistoria en Aragón
Sombra

Tema 3. El Epipaleolítico y Arte levantino

Por Epipaleolítico entendemos la etapa de la prehistoria siguiente al Paleolítico, que sirve de transición hacia el Neolítico. Se produce en torno al 10.000 a.C. En este tiempo termina la última glaciación de Würm y se comienzan a retirar los hielos hacia las zonas de los polos y de las grandes cordilleras montañosas.

El modo de vida sigue siendo similar al del Paleolítico. Los hombres son nómadas y viven en sociedades de cazadores y recolectores (diferente a agricultores). Cambiará el tamaño de los materiales de piedra que fabrican (microlitos) y la vida se comienza a hacer fuera de las cuevas por las condiciones climáticas.
 

Ciervo naturalista en Chimiachas
Ciervo naturalista en Chimiachas

En esta etapa se produce un cambio relevante en el arte rupestre: se extiende en Aragón el llamado arte levantino.

En Aragón se conserva una tercera parte del arte rupestre levantino que existe. Estas pinturas ya no se realizan en cuevas, sino en abrigos orientados al sur normalmente. Con lo cual han llegado peor conservadas a la actualidad, porque han estado más expuestas a los cambios en el clima.

Sobre todo podemos encontrar estos abrigos en la provincia de Teruel: Cretas, Mazaleón, Valdealgorfa, Santolea, Alacón, Albalate, Alcaine, Obón o Albarracín, entre otros; pero también los hay en torno al río Vero y Estadilla en Huesca, o en Caspe (Zaragoza).

Toro de Albarracín
Toro del barranco de Olivanas de Albarracín

Se representan figuras de animales (toros, cabras, caballos y jabalíes) y los colores más frecuentes son el rojo, negro y excepcionalmente el blanco en los abrigos de Albarracín, único lugar en la península donde se usa este color.

La principal característica del arte levantino es que por primera vez representa la figura humana en escenas cotidianas, sobre todo de caza. Por estas pinturas conocemos detalles de la ropa o adornos que llevaban esos hombres y a las actividades que se dedicaban. Hay una gran diferencia entre la representación de animales, mucho más naturalista y la de los hombres, más esquemática y sin volumen.

Juan Cabré (1882-1947)

Este arqueólogo de Calaceite (Teruel) fue el primero en reconocer las diferencias entre el arte rupestre del Paleolítico Superior y el arte levantino. Estas diferencias se publicaron a partir de su descubrimiento de las pinturas del barranco de Calapatá en Cretas, primeras publicadas y reconocidas como levantinas en 1903. Por todos sus descubrimientos y sus avances en el arte rupestre es nombrado en 1907 miembro de la Real Academia de la Historia.

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios