Los judíos en Aragón
Sombra

Tema 3. Persecuciones en las juderías

Arco de entrada a la judería de Almonacid de la Sierra
Arco de entrada a la judería de Almonacid de la Sierra

A lo largo del siglo XIV, las aljamas de judíos crecieron y se organizaron desde el punto de vista político, administrativo y judicial, a imitación de lo que hacían las comunidades cristianas, pero su relación con estos se irá deteriorando poco a poco.

Con Jaime II (1291-1327) se establecen algunas normas como la de la obligación de vestir ropas con señales distintivas y se reglamenta el préstamo por parte de los judíos.

No tuvo apenas incidencia el movimiento antisemita de los pastorellos en 1320 (tan solo en Jaca y alguna judería del Pirineo), que en su camino desde Francia hasta Oriente para liberar los Santos lugares, fueron masacrando a todas las comunidades judías que encontraron a su paso.

1348 fue un año clave por la llegada de la Peste Negra a toda Europa, quedando diezmada la población aragonesa. Según las impresiones exageradas de Pedro IV, causó la muerte de las tres cuartas partes de la población del reino. Entre la población comenzó a correr el bulo de que los causantes de la peste fueron los judíos que habían envenenado los ríos y por eso comenzaron otra serie de persecuciones.

En la segunda mitad del siglo XIV los judíos aragoneses se vieron afectados por nuevas epidemias y algunas aljamas sufrieron severas persecuciones por motivos diversos con escaso fundamento, como ocurrió en 1377 en Huesca, donde fueron acusados de haber profanado hostias consagradas. Pero en plena crisis económica, las persecuciones más graves ocurrieron en 1391, ya que fueron generalizadas en toda la península. Son los llamados pogroms en donde fueron asesinados multitud de judíos a manos de la población de baja extracción social. En Aragón los hechos no fueron tan graves como en otros lugares de la península, pero se acabaron asaltando muchas juderías como las de Aínsa, Barbastro, Tamarite, Jaca o Huesca. La aljama de Zaragoza se libró, porque en esos momentos el rey se hallaba residiendo en la ciudad.

Todas estas desgracias provocaron una oleada de conversiones de judíos para salvar la vida. Además, a partir del siglo XV, con las aljamas en quiebra económica, se comenzará a usar una persuasión sistemática y amenazante para que los judíos abracen el cristianismo. La figura fundamental de los predicadores cristianos fue el valenciano San Vicente Ferrer.

Escudo del Papa Luna
Escudo del Papa Luna, organizador de la Disputa de Tortosa

Debate entre religiones...    La disputa de Tortosa

El Papa Luna y el judío converso alcañizano Jerónimo de Santa Fe (anteriormente Joshua Ha-Lorki), en plena campaña de persuasión para la conversión de judíos, organizó la llamada disputa de Tortosa entre 1413 y 1414, unos encuentros entre las máximas autoridades religiosas de la Corona para reconocer la primacía de una u otra religión.

Por parte de los judíos destacaron las figuras del darocense Josef Albo o la del zaragozano Vidal Benveniste o Astruc Ha-Leví de Alcañiz, y aunque sus razonamientos y actuaciones en el debate fueron dignos e incluso brillantes, el resultado fue nefasto, ya que se convirtieron más de tres mil judíos, la mayoría de la clase dirigente.

Siguiendo con el asedio a las aljamas aragonesas en 1415, Benedicto XIII proclama una bula en la que mandaba clausurar las sinagogas, recoger los ejemplares del Talmud y confinar a los judíos en sus barrios. Las conversiones se producían en número muy importante. En Daroca por ejemplo, la judería compuesta por unas cuarenta familias se clausuró después de esa fecha, aunque a mitad de siglo volvió a recuperarse.

Por regla general, de los que se convirtieron, unos pocos lo hicieron de buena fe y otros muchos, aunque se comportaban como cristianos, seguían manteniendo muchas costumbres judías, eran los llamados judaizantes. Al principio, la inserción de los conversos en la sociedad no resultó traumática, pero con el tiempo, estos individuos acabarían siendo rechazados tanto por sus antiguos correligionarios como por los cristianos lo que contribuiría a desencadenar el problema converso.

 

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios