Los judíos en Aragón
Sombra

Tema 2. Los judíos en el Aragón medieval

El personaje...    Moshé Sefardí o Pedro Alfonso

Grabado de una edición del 'Disciplina clericalis' de Pedro Alfonso
Grabado de una edición del 'Disciplina clericalis'

Antes de convertirse al cristianismo fue un judío nacido en Huesca llamado Moshé Sefardí. En esa misma ciudad se bautizó en 1106 y tomó el nombre de Pedro Alfonso en honor del rey que lo había apadrinado y acogido en su corte, Alfonso el batallador.

A través de sus escritos vemos que destacó en diferentes facetas como en sus polémicas contra el judaísmo en sus Diálogos. También fue un afamado médico y científico, aunque no se conserva ninguna obra entera en esta área, pero sí se sabe que estuvo en la corte francesa y que fue el médico personal del rey inglés Enrique I, hacia 1110. Realizó traducciones de autores musulmanes y se le considera como el eslabón que enlaza el mundo oriental y la entonces adormilada cristiandad occidental.

La obra de Pedro Alfonso que más fama le dio y que más se transmitió fue su Disciplina clericalis de finalidad didáctica y moralizante para los clérigos y doctos, con cuentos de temática de origen oriental.

La situación iba a cambiar con la reconquista cristiana y con el surgimiento del reino de Aragón. Como era preciso repoblar y organizar administrativamente los extensos territorios conquistados al Islam, el monarca aragonés pidió la colaboración de los judíos que vivían en la zona y de los que llegaban de territorio musulmán, huyendo del fanatismo religioso de los almohades. Conforme se iban conquistando las ciudades aragonesas, mientras a los mudéjares se les saca extramuros, a los judíos se les permite vivir en sus anteriores barrios. A partir de este momento, los judíos pasaron a ser propiedad del rey de Aragón gozando de su protección, pero no tienen los mismos derechos que los demás aragoneses habiendo nacido igualmente en el reino. Su libertad estaba condicionada y tenían que satisfacer las peticiones de dinero de su señor en concepto de impuestos. En el fuero de Teruel de 1177 se dice que los judíos son siervos del rey y forman parte de su patrimonio.

La convivencia...    Escuela de traductores de Tarazona

El palacio arzobispal en la judería de Tarazona
El palacio arzobispal en la judería de Tarazona

Con la conquista del valle medio del Ebro por Alfonso I el Batallador, también se restauraron sus sedes episcopales. La huella cultural que había dejado el reino taifa de Zaragoza fue muy profunda y ello propició la llegada de eruditos que mostraban especial interés por las traducciones al latín y al hebreo de textos árabes, fundamentalmente los dedicados a la astrología, astronomía, álgebra y alquimia.

En Tarazona, y bajo el patrocinio del obispo Miguel de Toulouse -que rigió la sede turiasonense desde la conquista de la ciudad en 1119 hasta 1151-, trabajó especialmente Hugo de Santalla quien tradujo del árabe al latín varias obras científicas. No obstante, resulta un tanto impropio hablar de una escuela de traductores en Tarazona, ya que en esta localidad aragonesa no hubo continuidad en la labor intelectual tras la desaparición de Hugo de Santalla y la del obispo don Miguel. Sería mejor hablar de una escuela de traductores en todo el valle del Ebro y Abraham ibn Ezra fue uno de los judíos que tradujo obras del árabe al hebreo.

Pese a sucesos como el del asesinato de Santo Domingo de Val en 1250, que fue adjudicado a un crimen ritual efectuado por los judíos, el siglo XIII es una etapa de esplendor para este grupo social porque consiguieron introducirse en la corte como funcionarios, médicos, traductores, diplomáticos y administradores de los cristianos, ejerciendo de forma habitual una función pública importante al frente del gobierno del estado. El financiero turiasonense Moshé de Portella o el bilbilitano Aaron Abinafia (Aaron ibn Yahia) tendrán la confianza de Pedro III. Las relaciones con los cristianos se mantendrán relativamente cordiales, hasta que en 1283 se prohibió a los judíos aragoneses ejercer cargos públicos. Comienza así una nueva etapa en la historia del judaísmo aragonés que prácticamente se corresponde con el siglo XIV.

 

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios