Los judíos en Aragón
Sombra

Tema 1. La dispersión de los judíos

Torah realizada en 1487
Torah fechada en 1487

La religión judía es la más antigua de las tres religiones del Libro (judía, cristiana y musulmana). El principal rasgo de las tres es el monoteísmo y sus libros comunes sagrados. Los preceptos más importantes del judaísmo quedan recogidos en la Torah, el Pentateuco de los cristianos, y las leyes y tradiciones judías están recogidas en el Talmud.

Hubo un hecho que marcó para siempre la historia de este pueblo, la destrucción del Templo de Salomón en Jerusalén en el año 70 d.C. por el emperador romano Tito. A raíz de este hecho se produjo la diáspora, esto es un exilio masivo dispersándose por distintas partes del mundo. Un buen contingente de los judíos deportados llegaron a Hispania, estableciendo sus primeras comunidades por distintos puntos de la península desde época temprana.

Un lugar mítico...    Sefarad

El nombre que dan los judíos a la Península Ibérica desde la Edad Media es Sefarad. Por eso a los descendientes de los judíos que fueron expulsados de la Península después de 1492 se les llama sefardíes. Estos sefardíes conservan muchas de sus antiguas tradiciones e incluso el habla judeo-española que recibe el nombre de ladino.

La convivencia con los judíos bajo la administración imperial fue pacífica, pero no ocurrió lo mismo con la ocupación visigoda, ya que tras la conversión de Recaredo al catolicismo (586) y su búsqueda de la unidad religiosa en todo el reino se persiguieron continuamente a las minorías judías. Así las cosas, la llegada de los musulmanes supuso un alivio para los judíos, ya que consintieron la práctica de las religiones del Libro.

Ilustración miniada en el libro de Ibn Gabirol de los Vicios y Virtudes
Página miniada del libro Vicios y virtudes de Ibn Gabirol

Durante los siglos X y XI, coincidiendo con el Califato y los reinos de Taifas, los judíos aragoneses constituyeron pequeñas comunidades, en las que se dedicaban a la artesanía y al comercio.

En la época taifal se produjo un periodo de esplendor en el reino de Zaragoza para los judíos en cuanto a las ciencias, artes y el pensamiento, ya que los reyes de las dinastías tuyibí y hudí se rodearon en su corte de poetas, artistas y científicos que profesaban esta religión. Destacaron figuras como el poeta y filósofo Solomo Ibn Gabirol (a quien los escolásticos conocieron con el nombre de Avicebrón), también destacó Ibn Paquda en las mismas materias e igual medida, y no quedaron eclipsados poetas como el tudelano Yehuda ha-Leví y Moses Ibn Ezra.

Es muy importante la aportación de los judíos aragoneses en el campo de las matemáticas y la astronomía, destacando Savasorda (Abraham bar Hiyya ha-Bargeloni), el converso Pedro Alfonso o Abraham ibn Ezra.

 

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios