Aragón y la guerra de la Independencia
Sombra

Tema 3. Los inicios de la guerra

Los fusilamientos del 3 de mayo, obra de Francisco de Goya
Los fusilamientos del 3 de mayo, obra de Francisco de Goya

Las tropas francesas se hallan repartidas por todo el país en una invasión encubierta y la familia real se halla en Bayona, viéndose obligada a renunciar a la corona española en favor de Napoleón Bonaparte, quien la cedió a su hermano José I, llamado popularmente 'Pepe Botella'.

Es inevitable el levantamiento del pueblo en Madrid del 2 de mayo y sus fusilamientos al día siguiente, inmortalizados por Francisco de Goya. En Zaragoza, la guerra se iniciará el 24 de mayo cuando los zaragozanos apresan al anciano Guillelmi, capitán general de Aragón, quien no colabora, pero muestra poca oposición al dominio francés. Se ve obligado a entregar las armas del arsenal de la Aljafería al pueblo zaragozano y es destituido en su cargo, quedando allí preso.

Tras estos sucesos no hay un poder militar en Aragón y los labradores del Arrabal, dirigidos por el tío Jorge, en contacto con los de San Pablo, con Mariano Cerezo a la cabeza, irán a buscar a Palafox que está recluido en La Alfranca. Éste aceptará la elección pero tiene que legitimar el poder recibido del pueblo y toma una iniciativa realmente revolucionaria: convoca a las antiguas Cortes de Aragón que no se habían reunido jamás desde la subida al trono de los Borbones. Las Cortes, reunidas el 9 de junio, confirman a Palafox y aprueban todos sus actos.

Los protagonistas...     José Rebolledo de Palafox y Melci

José Rebolledo de Palafox y Melci
Palafox, capitán general de Aragón

(Zaragoza, 1775 - Madrid, 1847) Tercer hijo de los marqueses de Lazán y Cañizar. Estudió con los escolapios de Zaragoza y tuvo como profesor y preceptor al Padre Basilio Boggiero. A los dieciséis años inicia la carrera militar, ascendiendo rápidamente.
Palafox pertenecía a la rama del ejército no oficialista que no aceptaba el poder francés y mantenía intensos contactos con la nobleza zaragozana como el conde de Sástago o los hermanos Torres, que habían preparado en la sombra el levantamiento.
Es nombrado Capitán General de Aragón por las Cortes de 1808 y organizará inicialmente la defensa y actuaciones militares contra las tropas francesas durante los Sitios de Zaragoza hasta que por su enfermedad es sustituido por Pedro María Ric, quien rendirá la capital aragonesa.

 

A las Cortes Aragonesas de 1808 asistieron los cuatro brazos del Reino de Aragón. Estuvieron dirigidas por el propio Palafox y su secretario fue Lorenzo Calvo de Rozas. Se llegaron a los acuerdos de la proclamación como rey de Fernando VII y el reconocimiento de Palafox como Capitán General y gobernador político y militar de Aragón. Se proyectó una segunda sesión, pero nunca a realizarse.

La importancia de la celebración de estas Cortes no radica tanto en sus decisiones, como en el hecho de que después de más de un siglo desde la celebración de las anteriores, y en una situación de vacío legal, fuesen concebidas como el único instrumento capaz de legitimar la acción de las nuevas autoridades.

Con Palafox al frente se crea una nueva situación en Aragón y en las principales se quedarán al mando gentes de su confianza: Warsage en Calatayud; Boggiero en Teruel o Perena en Huesca. Pero los verdaderos defensores fueron las gentes de la calle, pertenecientes a todas las clases sociales.

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios