Sombra
Tema 4

Camino hacia el estatuto

El consenso conseguido con aprobación de la Constitución española no era la culminación de la transición democrática, ya que los ayuntamientos todavía no habían sido elegidos democráticamente. Esas elecciones se celebrarán en junio de 1979 y tres meses antes se habían celebrado otras generales, que dejaban las cosas parecidas con respecto a las de 1977, tan solo es destacable el alto índice de la abstención por el desencanto en la lentitud de los avances sociales y económicos.

Sí hay que reseñar en las municipales el aumento del PSOE en las ciudades, en especial en Zaragoza, ocupando la alcaldía Ramón Sainz de Varanda; el crecimiento experimentado por el nuevo Partido Aragonés Regionalista, nacido en 1978 de la CAIC de Gómez de las Roces; las graves crisis del PCE y en especial de la Coalición Democrática, que agrupaba a los principales partidos de derechas.

La alta abstención en las elecciones es síntoma de una sociedad que parece haber entrado en una crisis por el desencanto con los inicios balbuceantes de la recién nacida democracia y en especial con la gravísima crisis económica. Se produce una notable caída del clima de movilizaciones populares, una entrada en crisis de los movimientos vecinales y una pérdida de influencia de los partidos políticos en la Universidad. También el sindicalismo agrario parecía haber perdido buena parte de la efervescencia que le había caracterizado en los años anteriores.

La inflación no podía ser contenida y la situación iba a empeorar con un fenómeno que no se había dado en toda la historia económica aragonesa, el desempleo. En 1977 la tasa de paro en Aragón era del 2'61%, pero solo tres años más tarde, en 1980, ya había ascendido hasta el 8'64% y en 1985, a la escandalosa cifra del 17'60% de la población activa aragonesa.

Una puerta a la esperanza se abre en 1979 con la decisión de General Motors Corporation de realizar una inversión de 200 mil millones de pesetas (1 euro=166 pta.) para la construcción de una factoría en Figueruelas. El objetivo era fabricar un coche pequeño de bajo consumo, con el cual pretendía conquistar una parcela del mercado español y europeo. En noviembre de 1979 quedó constituida General Motors España S.A. (hoy Opel España).

El 14 de marzo de 1980 comienza el movimiento de tierras en los terrenos de Figueruelas y en agosto de 1982, se inicia la producción en serie del Opel Corsa. La influencia de esta factoría en la economía aragonesa es notable y en la actualidad se ha llegado a hablar del monocultivo de la industria del automóvil, por la dependencia de la Comunidad de esta factoría y sus empresas auxiliares.

En el terreno de la autonomía, mientras varias comunidades (Cataluña, País Vasco, Andalucía y Galicia) daban pasos de gigante en la redacción de sus estatutos, siendo aprobados en el otoño de 1979, en Aragón el fervor parecía haberse congelado. Los intereses de la DGA derivan hacia la conclusión del programa de riegos; la mejora de los transportes y comunicaciones, con la reapertura del ferrocarril internacional de Canfranc en primer plano, y el impulso y promoción del turismo...

En relación con el proceso autonómico, la DGA realizará una consulta entre los ayuntamientos para dotar de unas bases mínimas al Estatuto de Autonomía. En noviembre de 1979 se celebró en Caspe una Asamblea de Ayuntamientos, a la que asistieron unos 500 alcaldes y concejales de izquierda e independientes, que se pronunció por la vía autonómica del art. 151 de la Constitución, la reivindicación de los recursos aragoneses y un poder regional efectivo.

Al finalizar el año 1979 se constituyó una Mesa de Partidos para redactar las bases de un Estatuto, lo cual no prosperó dada la postura de los 180 de Montalbán: 180 alcaldes de UCD de Teruel que se reunieron en la citada población y acordaron no iniciar el proceso autonómico hasta que no se garantizara la igual representación de todas las provincias. La izquierda, partidaria de un sistema proporcional, no acepta esa posición, dada la gran diferencia de población entre Zaragoza y las otras dos provincias.

El proceso se desbloqueará a lo largo de 1980 cuando la UCD opte por apoyar en exclusiva la autonomía reducida del art. 143 de la Constitución (la llamada "autonomía de vía lenta"), para que Aragón, como entidad histórica, se constituya en comunidad autónoma. La consecuencia es el desbloqueo del proceso autonómico, pero a costa de la retirada de los socialistas, liderados por Santiago Marraco tras la unidad del PSOE, PSP y PSA, a causa de las discrepancias con la política de UCD.

La misma crisis en la clase política, con los partidos divididos, la encontramos en España. La UCD queda muy desgastada con graves tensiones internas por la crisis económica, los procesos autonómicos y los constantes atentados terroristas. Ante la escalada del malestar social, de un sector del estamento militar todavía nostálgico del franquismo, y en el seno de su propio partido, Suárez se ve obligado a dimitir el 27 de enero de 1981. Con el presidente también cesará el jurista oscense Sebastián Martín-Retortillo y Baquer, que fue secretario de Estado de Administraciones Públicas y ministro Adjunto al Presidente.

El 23 de febrero, día de la investidura del nuevo presidente, Leopoldo Calvo Sotelo, se producirá un intento de golpe de estado dirigido por Alfonso Armada, con la colaboración de Antonio Tejero y Milans del Bosch. Curiosamente, ese día el alcalde de Zaragoza, Sainz de Varanda, inauguraba una exposición en la Lonja dedicada a la Guerra Civil española. La inquietud se adueñó de toda la población por su recuerdo, mientras que en el Congreso permanecían secuestrados los diputados. Tras unas horas de incertidumbre, finalmente, quedó clara la oposición de la Corona, jugando un papel decisivo Juan Carlos de Borbón. Eso iba a suponer el fracaso del golpe y, en definitiva, la consolidación del régimen democrático y de la monarquía.

El presidente Bolea, convencido de la capacidad de Aragón de adquirir un mayor autogobierno, llegará a romper la disciplina de voto en el Senado en temas como el del Estatuto de Autonomía y el minitrasvase del Ebro a Tarragona. Por esa disparidad de criterios renuncia a su cargo el 9 de marzo de 1981, habida cuenta de los nulos avances autonómicos, en especial tras el intento de golpe de estado y el temor que existía a una repetición de aquella situación.

La vacante la ocupa Gaspar Castellano de Gastón, que será el último presidente de la Diputación General de Aragón en la etapa anterior a la entrada en vigor del Estatuto, que será aprobado en Madrid el 30 julio 1982 tras la celebración de los Pactos autonómicos, que iban a armonizar los distintos estatutos de las comunidades que optaron por la "vía lenta". Posteriormente debía ser firmado y sancionado por el rey, y fue publicado en el Boletín Oficial del Estado el día 16 de agosto, entrando en vigor el 5 de septiembre de 1982.

Un terrible suceso…    el incendio del Hotel Corona de Aragón

No están claras las razones todavía por las que el 12 de julio de 1979 iba a producirse un trágico suceso en la capital zaragozana, el incendio en uno de sus hoteles más céntricos y emblemáticos, el Corona de Aragón.

El hotel Corona (actual Meliá Zaragoza) era el único de cinco estrellas de la ciudad y aquel fatídico día se hospedaban un buen número de militares de alta graduación con sus familiares, que iban a asistir a la ceremonia de entrega de despachos de la Academia General Militar. También se alojaban Carmen Polo, viuda de Franco, con su hija y su yerno y dos nietos.

Se produjo un incendio que se iba a extender rápidamente provocando 78 víctimas mortales y otras 113 resultaron heridas.

Enseguida se sospechó de la intencionalidad del suceso encontrándose evidencias y se abrieron líneas de investigación para averiguar si fue un atentado terrorista. En 1989 el Tribunal Supremo concluyó que hubo intencionalidad en el incendio y se determinó que se usaron sustancias acelerantes de la ignición, sin embargo no se llegó a acreditar su carácter terrorista.

Bien transcurrido el siglo XXI todavía coleaban los ecos de aquella tragedia, ya que se concedía en 2010, a título póstumo, la Gran Cruz de la Real Orden de Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo a 15 de los fallecidos en el incendio del hotel Corona de Aragón.

 

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT