Aragón, de condado a reino
Sombra

Tema 3. Ramiro y el nacimiento del reino de Aragón

Representación de Ramiro I y su hijo Sancho Ramírez
Representación de Ramiro I y su hijo Sancho Ramírez

Hay polémica todavía sobre si Ramiro fue hijo natural del rey Sancho III, lo que se sabe es que su padre le dotó según el documento con las tierras entre Matidero y Vadoluengo, convirtiéndose en el primer rey de Aragón tras su muerte, aunque él nunca se nombrara a sí mismo como rey, siendo reconocido como régulo y apareciendo en los documentos como Ramiro, hijo del rey Sancho.

Estos primeros momentos del reino fueron difíciles y tuvieron que ser dedicados a afianzarse la dinastía en el trono, a defender las murallas naturales de las sierras exteriores del pequeño reino pirenaico en contra de los reinos musulmanes de taifas y a apartarse de la preeminencia de la corte pamplonesa, por eso entraron en numerosas ocasiones en conflicto resultando a favor de los aragoneses ya que pasaron a este reino los castillos de las Altas Cinco Villas como Sos, Uncastillo, Luesia y Biel.

En 1044, su hermano, el rey Gonzalo de Sobrarbe y Ribagorza murió sin descendencia y traspasó los derechos del trono a Ramiro de Aragón, quedando desde entonces unidos para siempre. En aquella zona oriental es donde más se avanzó en contra de los intereses musulmanes conquistando Benabarre y llegando hasta las puertas de Graus, en cuyo sitio murió el rey Ramiro en 1063.

Castillo de Abizanda
Castillo de Abizanda

Las construcciones... Arquitectura militar en la Alta Edad Media

Cuando pensamos en los castillos nos vienen a la cabeza unas grandes construcciones de fantasía llenas de torres y almenas, pero la realidad en el Aragón de la Alta Edad Media es otra bien distinta. Los castillos eran unas construcciones mucho más sencillas, que en la mayoría de los casos tan sólo se componían de una torre o donjon (que fusiona torre y sala) y el pequeño recinto amurallado en donde podía haber una iglesia.

Muro de Roda
Muro de Roda
Los primeros castillos aragoneses se construyeron en torno al año mil, promovidos por Sancho III el mayor. Ejemplos de torre con recinto son Loarre inicialmente, Abizanda como ejemplo de donjon con su cadalso de madera en la parte superior y la torre circular de Fantova en la Ribagorza.
Sus características arquitectónicas más relevantes en esta época son el uso de la piedra como material de gran dureza para la defensa, en contraste con el uso del ladrillo en las fortalezas musulmanas. Sobriedad y funcionalidad en las formas muy simples con la única función defensiva y pocas veces ornamentados, y la ausencia de vanos en los gruesos muros, situándose la entrada en alto, accediendo con una escalinata de madera que podía retirarse.

 

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios