La Corona de Aragón II: La casa de Trastámara
Sombra

Tema 4. Los Trastámara y las instituciones

Juan II
Juan II

En la segunda mitad del siglo XV irán dando sus frutos la política matrimonial llevada a cabo por los Trastámara, para que su familia estuviera gobernando en todos los territorios de la península.

Al morir Alfonso V sin descendencia legítima ocupó el trono su hermano Juan II, que ya estaba reinando en Navarra por su primer matrimonio con Doña Blanca.

A pesar de reinar en Navarra y en Aragón, Juan de Trastámara fue siempre un castellano, vinculado a Castilla no sólo por su estirpe sino también por sus intereses materiales y sus inclinaciones personales.

El personaje...     Carlos, el príncipe de Viana

Don Carlos, el príncipe de Viana
Don Carlos, el príncipe de Viana

Carlos era el heredero del trono de Navarra, pero también para el de la Corona de Aragón antes del segundo matrimonio del rey Juan II según el testamento de Alfonso V. Su educación y formación cultural le convirtió en un príncipe humanista.

A la muerte de la reina Blanca de Navarra en 1441 se planteó el problema sucesorio, que originó una guerra civil en Navarra. Surgieron una serie de conflictos que hicieron que el reino se escindiera en dos bandos: agramonteses, partidarios de Juan, y beamonteses, adictos al Príncipe. En esta contienda también participaron los catalanes que le siguieron apoyando incluso después de su muerte en 1461. De esta muerte se responsabilizó a la reina Juana Enríquez, segunda esposa de Juan II y madre de Fernando el católico, porque así le dejaría las puertas abiertas a su hijo en el trono.

 

Sello de Juan II de Aragón
Sello de Juan II de Aragón

El hecho más trascendente de su reinado fue la guerra que tuvo que llevar a cabo por el intento de secesión por Cataluña de la Corona de Aragón. La excusa inicial fue el apoyo que concedieron al Príncipe de Viana, en guerra con su padre Juan II. La guerra tuvo varias fases y una vez muerto el príncipe, se aprovecharon otras excusas como revueltas sociales de campesinos (payeses de remensa) y en las ciudades para continuar la lucha con el apoyo de tropas francesas. Finalmente la guerra acabó con la capitulación de Pedralbes en 1472.

En cuanto a los asuntos aragoneses, Juan II pronto ocupó la lugartenencia del reino desde 1436, así que estaba familiarizado con las instituciones cuando ocupó el trono. Para los Trastámara, casi todas las Cortes de este siglo XV se convocaron con un motivo común, pedir préstamos para mantener las múltiples contiendas en el exterior, lo cual provocó una gran crisis económica. Los intereses de la monarquía se alejaban de los intereses del reino y de sus habitantes, así que la institución que mejor representó en este momento la inquietud de los aragoneses fue la Diputación del Reino.

Cobro del diezmo

La creación de la Diputación del General o Diputación del Reino se remonta a la mitad siglo XIV. En un principio sirvieron para gestionar las Generalidades, que eran los impuestos que se recogían en las aduanas sobre la importación y exportación. Este impuesto fue llamado así porque todos los estamentos, incluido el rey, debía pagarlo. Este impuesto también existía en Cataluña, de allí proviene el término de Generalitat como el órgano de diputados que recaudaban y gestionaban este impuesto, igual que en Aragón. Las generalidades se podían arrendar a una persona que adelantaba un dinero fijo y con ellas se pagaban la mayoría de los cargos públicos de la administración.

Ángel Custodio de la ciudad de Zaragoza
Ángel Custodio de Zaragoza

Con este impuesto se protegía la venta de los productos aragoneses sobre todo la lana, el trigo y el azafrán, que constituían la base de las exportaciones del reino, de la llegada de los mismos productos del extranjero, ya que estos debían ser más caros por el impuesto que tenían que pagar al entrar en Aragón.

La Diputación, especialmente a lo largo del siglo XV, va a centralizar todos los resortes de la administración del reino. A sus iniciales funciones fiscales se fueron añadiendo otras atribuciones políticas y administrativas en asuntos internos y externos del reino. Conscientes del poder adquirido, los diputados se atreven a representar una cierta oposición política frente a los Trastámara.

Escudo que estaba en la Diputación del Reino
Escudo de la Diputación del Reino

Los cargos de diputados en un principio son mediante elección, pero finalmente se realizarán por insaculación, un sorteo donde se extraen de un saco los nombres de los nuevos diputados. Finalmente, los ocho diputados acabaron representando a los cuatro estamentos representados en las Cortes: alta nobleza (ricoshombres), baja nobleza (infanzones y caballeros), Iglesia y universidades (ciudades y villas).

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios