La Corona de Aragón II: La casa de Trastámara
Sombra

Tema 6. Fernando II y Aragón

Artesonado del salón del trono del Palacio de la Aljafería
Salón del trono de la Aljafería

Fernando el católico desde un primer momento se centró más en los asuntos castellanos que en los aragoneses. Además la relación del rey con la clase dirigente aragonesa fue de oposición por su fuerte sentido autoritario.

De sus treinta y siete años de reinado permaneció menos de tres en tierras aragonesas. Así que para representarle en sus largas ausencias nombró lugarteniente a su hijo natural, el arzobispo de Zaragoza D. Alonso de Aragón.

Al convertir la Corona castellana en su lugar habitual de residencia y en centro de su imperio Trastámara tuvo que crear un organismo para los asuntos provenientes de los reinos de la Corona aragonesa, el Consejo de Aragón. Este Consejo iría restando poco a poco el poder a las demás instituciones políticas aragonesas. Aquí se supo rodear de buenos colaboradores pertenecientes al patriciado urbano o a la baja nobleza como Alfonso de la Caballería, Antonio Agustín o Juan de Coloma, en oposición de los grandes nobles aragoneses.

La población...     El fogaje de 1495

Moneda con la efigie de Fernando II, el católico
Moneda con la efigie de Fernando II

En las Cortes de Tarazona del 1495 se realizó el primer censo completo de todos los municipios de Aragón, con una finalidad fiscal. Se denomina fogaje porque contabilizaba los fuegos u hogares de cada población y para conocer la cifra aproximada de habitantes hay que multiplicar por 4'5 ocupantes que había de media en cada hogar. Anteriormente hubo otros censos como el de las cortes de Maella de 1404, pero eran parciales y no contabilizaron a toda la población.

El número de fuegos en 1495 censados para todo Aragón es de 51.540, o sea unos 230.000 habitantes desigualmente repartidos, ya que solo una ciudad, Zaragoza, alcanzaba casi los 4.000 fuegos (18.000 habitantes) y la siguiente ciudad en número de población era Calatayud con poco más de 1.000 fuegos (4.500 habitantes).

 

Encuentro de Fernando el católico con Felipe el hermoso
Encuentro de Fernando el católico con Felipe el hermoso

Una de las instituciones comunes a los reinos que se intentó introducir en Aragón fue la Santa Hermandad, una especie de cuerpo de policía para abolir el bandolerismo y mantener el orden público, pero no tuvo ningún éxito y acabó por desaparecer al poco tiempo.

Pero la muerte en 1504 de la reina Isabel cambió el panorama en los reinos peninsulares. En Castilla, la Corona pasó a Juana y Felipe el hermoso, entonces Fernando regresó a sus territorios patrimoniales de Aragón casando con Germana de Foix, para buscar un heredero al trono que implicaría la ruptura de la unión dinástica de las Coronas de Castilla y Aragón. Pero esta nueva situación duró poco tiempo, ya que Felipe murió enseguida y Fernando se tuvo que ocupar de la regencia castellana. En cuanto al heredero para Aragón, en 1509 nació Juan de Aragón, que no sobrevivió más que unas horas.

Portada de Santa Engracia
Portada de Santa Engracia

Fernando II murió en 1516 en tierras castellanas y dejó en testamento sus reinos a su hija Juana, que fue apartada rápidamente del trono en favor de su hijo Carlos I, lo cual supuso el advenimiento de una nueva dinastía: la Casa de Austria.

En lo que se refiere a la vida cultural aragonesa bajo el reinado de Fernando II sufrió un empuje importante. Destaca el mecenazgo del arzobispo de Alonso de Aragón, sobre cuya corte giraron todas las artes.

Fue en este momento, gracias a la aportación económica de los Reyes Católicos cuando se realizó la portada plateresca del monasterio de Santa Engracia, bajo el proyecto de Gil Morlanes, un auténtico retablo en la portada en el que aparecen representados los mecenas. También fue subvencionado por los reyes en esta misma época la ampliación realizada en el palacio de la Aljafería. Todas estas obras artísticas sirvieron como un instrumento de la propaganda política de la monarquía, especialmente el salón del trono, lugar ideal para las representaciones de la corte.

Una revolución en la cultura... Los primeros impresores en Aragón

Colofón del 'Manipulus Curatorum' primer libro impreso en Aragón (1475)
Colofón del 'Manipulus Curatorum' primer libro impreso en Aragón

La imprenta es un invento de mediados del siglo XV que revolucionó la cultura europea, ya que permitía acercar los libros a un mayor número de gente, porque ya no tenían que ser copiados a mano uno a uno dentro de los monasterios.

La primera impresión de un libro en Aragón la hizo el alemán Mateo Flandro con la obra Manipulus curatorum en 1475, es la primera en España que se conoce con seguridad la fecha. Este Mateo Flandro fue el primero de muchos impresores alemanes y del Norte de Europa que se instalaron en Aragón.

Hasta el año 1500, la capital aragonesa se convirtió en un importante centro productor de incunables realizados por la primera generación de impresores venidos del Norte de Europa. Realizan cerca de ciento cincuenta incunables destacando los nombres además del ya citado Mateo Flandro, artistas como Enrique Botel, Pablo y Juan Hurus o Jorge Cocci. Destacan por la calidad en sus grabados los de Pablo Hurus.

Arte | Biografías | Ciencias | Geografía | Heráldica | Historia | Humanidades | Ocio

Índice Alfabético | Galería Multimedia | GEA Educa! | Efemérides

Home | Quiénes somos | Información Legal | Contacto | La GEA en tu Web | RSS


© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

NTT Corporación Publicitaria de Medios