Río Matarraña

Datos principales

  • Nacimiento: Puertos de Beceite, en la Sierra de Montenegreto a 1.100 m.
  • Longitud: 97 km
  • Aportación de caudal: 156 hm³
  • Superficie: 1.725 km²
  • Poblaciones:
    Principales poblaciones por las que pasa: Beceite, Valderrobres, Mazaleón, Maella, Fabara, Nonaspe y Fayón
  • Principales infraestructuras hidráulicas:
    Embalse de Pena (en el río Pena)
  • Afluentes (más importantes):
    Margen izquierda: Pena y Tastavins - Margen derecha: Algás

Imagen

Qué curioso…
Una leyenda a orillas del Matarraña

Maella, localidad ribereña del Matarraña, es uno de esos lugares cuyo nombre tiene por origen a una leyenda (o viceversa). Hay que decir que esta historia posee una base de realidad. En el siglo XV, tocando la Edad Media a su fin, los habitantes de Maella eran vasallos de don Manuel de Ariño. Éste tenía un comportamiento despótico y tirano con la gente de sus tierras, así que tras muchas protestas, los campesinos decidieron levantarse en armas contra su señor. La situación alcanzó un grado de violencia tan grande, que los nobles aragoneses en la causa común de la defensa de sus intereses señoriales se unieron contra los habitantes de Maella, por si les pudiera ocurrir a ellos lo mismo en sus tierras. Finalmente, y tras varias escaramuzas, las fuerzas señoriales controlaron la situación y con el consentimiento real y del Justicia de Aragón iniciaron una dura represión contra los instigadores. En esta ocasión las autoridades no ayudaron a los oprimidos.

Hasta aquí la historia, y a partir de ahora, comienza la leyenda. El cabecilla de la rebelión fue condenado a la horca por Manuel de Ariño. Sin embargo, el campesino tenía una novia que viendo que iba a perder a su amado fue al castillo del señor para suplicarle su libertad. Ariño, cautivado por su belleza, accedió a perdonarlo a cambio de que la joven le concediera su mano.

Ella, tras pensarlo, jugó con el equívoco de la 'mano del matrimonio' con su propia mano física, así que se cortó la mano y la envió al conde en una bandeja de plata. Semejante muestra de sacrificio y amor conmovió a todos, por lo que el señor feudal tuvo que cumplir su promesa de libertar al prisionero.

Esta leyenda tuvo gran influencia en la población, ya que incluso se dice que el propio nombre de la localidad proviene de esta historia. Maella hace referencia a la má d'ella, que en la variante del catalán que se habla allí significa mano de ella. La mano figura en el escudo de la localidad, en su cuartel central, recordando los amores del joven del lugar y de la bella joven.