Sombra
Tema 4

En busca de la cátedra

Tras su regreso a Zaragoza en 1875 es nombrado ayudante de Anatomía, gracias a la influencia Genaro Casas, su antiguo maestro y amigo de su padre. Al año siguiente, obtiene el título de practicante en el Hospital de Nuestra Señora de Gracia. Y poco más tarde, en 1877, cuando la Facultad de Medicina ya es oficial, será profesor auxiliar interino de la misma disciplina. Ese mismo año se doctoró por la Universidad Complutense de Madrid con la tesis Patogenia de la inflamación. Maravillado por la contemplación de las preparaciones micrográficas que le muestra el catedrático de la asignatura de Histología, Aureliano Maestre de San Juan. Definitivamente este doctor, fundador en 1870 de la Sociedad Histológica Española, será reconocido por Cajal como su "Gran Maestro" y gracias a él decide consagrarse a la investigación histológica. Para eso comprará a plazos un microscopio y un microtomo y con ellos instalará su modestísimo primer laboratorio.

Fracasa en sus primeras oposiciones a la cátedra de anatomía (Zaragoza, 1878 y Granada, 1880), a pesar de haber destacado en ellas por su amplio y riguroso saber anatómico-descriptivo y de haber sido víctima del caciquismo en la segunda ocasión. Entre las dos fechas padecerá un brote de tuberculosis pulmonar, del que se restablece en el Balneario de Panticosa y en la hospedería del Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña.

Cajal y…    la masonería

La masonería se introduce en Aragón con las tropas francesas en la Guerra de la Independencia, pero fue reprimida y prohibida durante los reinados de Fernando VII e Isabel II, llegando a desaparecer casi por completo. Sin embargo con la explosión de libertades del Sexenio Revolucionario vuelve a resurgir y a organizarse la masonería en Aragón. Entre 1869 y 1936 -fecha esta última en que reaparecerá la persecución y erradicación de la masonería- encontramos en Aragón al menos 25 logias y triángulos, la mayor parte en las provincias de Huesca y Zaragoza.

En 1869 se fundó en Zaragoza la logia "Caballeros de la Noche n° 68". Llegó a tener un total de 133 miembros, destacando desde un punto de vista profesional los militares, empleados y comerciantes. A esta logia perteneció desde 1877 Santiago Ramón y Cajal, quien adoptó el nombre simbólico de Averroes.

En 1879 gana por oposición la plaza de director de Museos Anatómicos en la Facultad de Zaragoza y contrae matrimonio con Silveria Fañanás, con quien tendría seis hijos. Entretanto, publica sus primeros trabajos científicos y alcanza especial maestría en la preparación de placas fotográficas y perfecciona su formación en anatomía comparada y biología evolucionista. Por fin, en 1883, logra por unanimidad la cátedra de Anatomía de la Universidad de Valencia con la memoria Concepto, método y programa de anatomía descriptiva y general. Desde entonces y hasta su muerte, se dedicará a sus clases universitarias y a la investigación, logrando elevarse a las más altas cimas del prestigio científico.

En Valencia pasará tres años, desde 1884 hasta 1887, ciudad a la que llamará la "Atenas española". A lo largo de ellos, además de esa doble y absorbente actividad, otros dos temas van a embargarle: el cultivo del hipnotismo y, por encargo de la Diputación de Zaragoza, el estudio del papel del bacilo vírgula en la génesis del cólera, que en 1885 produjo una epidemia letal que comenzó en Valencia y se extendió rápidamente a toda la península, así como el valor de la vacunación anticolérica propuesta por Ferrán y aplicada, por primera vez, en esta ciudad. En reconocimiento a sus trabajos la Diputación le regaló un microscopio Zeiss que, según escribió, le "equiparaba técnicamente a los investigadores extranjeros mejor dotados".

En 1887 se traslada a Barcelona como catedrático de Histología normal y patológica, y en la Ciudad Condal reside hasta 1892, año en el que ocupó en Madrid la vacante de esa misma asignatura causada por la muerte de Maestre de San Juan. Allí se establecerá hasta el resto de su vida.

Una pasión útil…    la fotografía

El primer contacto con la fotografía se produce en Huesca en 1868, gracias a los fotógrafos ambulantes. Desde 1870 empieza a cultivar esta afición, como sustitución a su vocación artística.

Llegó incluso a fabricar emulsiones para placas ultrarrápidas al gelatino bromuro ante las demandas de los profesionales de la fotografía, para sustituir a las anteriores de colodión húmedo, que no servían para la captura con calidad de una imagen instantánea. Tuvo un grandísimo éxito en la fabricación de estas emulsiones pero una escasa visión comercial y según dice en Recuerdos de mi vida: "absorbido por mis trabajos anatómicos y con la preparación de mis oposiciones, abandoné aquel rico filón que inopinadamente se me presentaba".

Sus innovaciones en el campo de la fotografía no quedaron allí, siendo el primero en España en aplicar hacia 1883 la fotografía al grabado, una técnica que dominaba como se demuestra la inclusión de grabados realizados por él mismo en el primero de sus ensayos: Investigaciones experimentales sobre la inflamación en el mesenterio, la córnea y el cartílago (1880). Desde esa fecha hasta 1890 publicaría sus obras científicas con sus propios grabados litográficos explicativos.

No solo practicó la fotografía con fines lúdicos o artísticos ya que, como vemos, también la usó como complemento científico a sus investigaciones. Alcanzó tanto prestigio en este campo, que en 1900 fue nombrado Presidente Honorífico de la Real Sociedad Fotográfica de Madrid, plasmando sus conocimientos en el libro Fotografía de los colores. Bases científicas y reglas (1912).

 

 

© DiCom Medios SL. C/ Hernán Cortés 37, 50005 Zaragoza
Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza, en inscripción 1ª, Tomo 2563,
Seccion 8, Hoja Z-27296, Folio 130. CIF: B-50849983

Información Legal

NTT